Translate

terça-feira, 22 de junho de 2021

padre pereira

 dirección de la pera del padre       Dirección Padre Pereira V.- Dirección de las almas perfectas . : Sujeto del examen privado de las almas perfectas-. . II. - Diferentes edades "1. Dirección de niños. X 2. Dirección de adolescentes 3. Dirección de Doncelles 4. Administración de estudiantes . ^ $ 5. Gestión de adultos. 6. Dirección alta II. - Diferentes estados. 4 1ª Junta de Casados P Dirección Licenciada PAY, 147 156 R58 167- 167 168 ^: 1 787 175 177 166: yo Lj kill ? y" r PATE) Lys 178 4                                                                                                                                                                                                                 179.   180   182   183 184. 3 186: 33 188º - "190 195 198 199 213 223 225. 225 233 236 242 243 .- 244 245 247 245. 7 y Venta de 4 4 > t a Permite ^; E Para d - INDICE ... E - CLNTOE I ES NA i PAGO d "Dirección de los sacerdotes .. w vm w co o en 250 de la Dirección de las Hermanas. . . . . . ., TP "258 y nosotros EVONE: ^ $ t Pal CA hielo. Fh                                                                                                                                                                                                                              Apéndice - Gestión de vocaciones. . . : el. 264 Capítulo IV: - Dirección Mística. caminar desde x «y RE, E hasta 272 : Nociones generales. ... wea sa del MM 4 Diagnóstico de unión mística E 4.4 sa P RB d 396. p Dirección de las almas místicas. . . . . . . . - 282 es * Epflogo dd Mt ss O uie, t. r 288 : Resumen didáctico del asetismo. . . . . *. . 289 ERU UST uH * "TuS 2 Pn 4, = s D - Tp Ni) in Eos 1st to SIERRA sos NM to L RS UN ^ e BEAS Air Domen ALGUNAS PALABRAS ^ « A menudo escuchas la queja de que son muy malos directores de las almas ”, dijo uno de ellos últimamente.                                                                                                                                        El obispo belga, hablando con su clero, se reunió en ejercicios   espirituales ... Esta brecha es, por casualidad, por la ruina, para las almas y para la Iglesia.        ¿Cómo explicarlo, cuando hay tantos   sacerdotes buenos y celosos? ... El   director de un seminario nos dio la respuesta , con estas palabras: “Es que   no hay uno (un librito realmente práctico   que pueden manejar los sacerdotes, que se dediquen a la   dirección de las almas ... Por eso, un libro de esta naturaleza   aún debe estar compuesto. ” Fue por eso, lector, que nos pusimos a trabajar ... porque, en efecto, obra de este orden, es algo nuevo. Es cierto que hay obras importantes          sobre el ascetismo y el misticismo, pero por eso mismo son   grandes tratados, tienen el grave inconveniente de traer   la doctrina mezclada con tantas disertaciones, que sólo   con mucho estudio el sacerdote podrá encontrar las reglas   prácticas de la dirección. Por lo tanto, ni siquiera el intento de   hojear estos libros, tanto más, ya que los sacerdotes, que   tienen almas que dirigir, normalmente están agobiados   por otras responsabilidades propias de su ministerio   . | En general, el sacerdote de hoy, con una vida esencialmente activa, en continuo contacto con las almas, no tiene tiempo para recopilar grandes volúmenes, ni para dejarse absorber por estudios profundos.                De ahí la necesidad de este manual, que, 4 ALGUNAS PALABRAS concluyendo en resumen, la doctrina esencial de la dirección espiritual, representa para el sacerdote estudio hecho y ahorro de tiempo. Que Dios bendiga nuestros esfuerzos, para su gloria y el bien de las almas. Hasta ahora, el autor. ¿Qué les diré a mis colegas portugueses? Las palabras del autor son también para nosotros, Reverendísimos Señores, asombrosamente actuales. Sí, hay , de hecho, la misma brecha entre nosotros: no tenemos en portugués un folleto que, resumiendo de manera clara, la doctrina principal del arte extremadamente difícil de dirigir las almas, - ars artium regimen animarum, - facilita la                                      rector espiritual, además piadoso y especulativo   en su conocimiento a través del estudio de buenos tratados, ciencia práctica y   adaptable, de los caminos seguidos por el Espíritu de Dios   en la santificación de las almas. Porque, cabe señalar, tres de estos   elementos se combinan habitualmente con la   virtud y la perfección: Dios con siempre, desde la intervención y la orientación externa de este esfuerzo por un guía competente y auténtico. Es cierto que el guía principal es Dios. Pero, ¿cómo conocer su voluntad, su influencia, las luces que infunde, si el espíritu de las tinieblas también lo sugiere, y la inteligencia humana, por su debilidad y pasiones, es tan abominable de los prejuicios y las ilusiones? Existe, por tanto, la guía                               espiritual para develar claramente la acción divina,   desenmascarar los caminos del diablo y advertir a la   naturaleza contra las malas tendencias, con una dirección iluminada   , prudente y segura. ¿Es él, por así decirlo, quien,   como representante de Dios, su ministro y vicario,   asume el mando de la gracia y la voluntad humana contra   el diablo y la naturaleza corrupta ? um general que dirige a batalha .mais árdua e mais prolongada (a vida inteira), em que é êle quási o único responsável e cujo desenlace final será um justo, um Santo, na terra e depois no céu, ou um prescito eter- namente en el infierno. La falta de rumbo se lleva el alma, de hecho llena de buenas ALGUNAS PALABRAS ss                                  una voluntad y tal vez excelentes disposiciones hacia la virtud,   a una piedad, como hemos visto, blanda, enana, miope y   ridícula, que no es más que la ficción de la piedad,   ya que se funda en un trabajo meramente humano. Lo cual   no es de extrañar: los efectos son de la naturaleza de la causa, que,   en este caso, son prejuicios, ilusiones, voluntad propia   , egoísmo, etc., es decir, la naturaleza humana, dominada   no por la gracia, sino por las malas   tendencias y sugerencias falsas. | | Considerando que el alma bien dirigida comienza a vivir una vida sobrenatural y divina; se desprende de la tierra y de “Sí misma, porque más que la criatura cautiva al Creador, el bien supremo, en consecuencia conquista a los padres.             xiones perversas, ve su nada y se humilla, solo siente bien,   santa e inefable la santísima voluntad de Dios, y cuanto   más confunde su voluntad, siente y aspira con el   divino beneplácito, más se une a Él, cuanto más lo   ama y disfruta, más se santifica y adquiere la evolución   perenne de su ser. Para ello, es evidente, el Director debe ser un hombre “de Dios, en el sentido estricto y absoluto de la palabra, y un conocedor consumado de los procedimientos y caminos que el Señor usa para seguir con aquellos que Él creó para conocer, amar y servirle en esta vida y finalmente poseerlo para siempre en la eternidad. Aquí para ayudar de manera tan grosera, como una empresa noble, el presente volumen. ser el de                   Ayuda eficaz a mis compañeros del sacerdocio y que beneficien a   tantas almas, sedientas de luz y de formación   interior, que tienen un derecho indiscutible a nuestro esfuerzo y   al impulso vigoroso de una dirección sabia, prudente, firme   y caritativa. | Belinho, 19 de marzo de 1925. P. AA PEREIRA. ^ ". TRATADO DE LA DIRECCIÓN a CAPÍTULO INTRODUCIENDO NOCIONES PRELIMINARES “ La dirección espiritual en la acción del Confesor, puesta a disposición de las almas, para ayudarlas a encontrar seguramente el camino que las conducirá a la santidad a la que Dios las llama , atravesándolo y continuando a través de todas las dificultades.                                                          . *. Y "la dirección espiritual en dos sentidos; yo"   , pastoral, cuando aporta una determinada categoría de almas. los   medios generales para santificarse y alcanzar la Salvación; y.   tal es la dirección del Sumo Pontífice en toda la Iglesia, la   del. obispo 'na. diócesis, la del párroco y la de:   Superior en la comunidad religiosa; y: | | . .2.— Dirección de conciencia, que tiene por objeto a cada alma en particular, ayudándola a triunfar sobre las dificultades personales ya continuar por los caminos especiales “que conducen a Dios. | = = v La dirección de la 'conciencia se subdivide en: a) El ascetismo, que lleva a las almas a' Dios a través de los caminos comunes u ordinarios de la gracia, yb) El misticismo, que como.                   'conduce por caminos extraordinarios: la contemplación infundida   , los éxtasis, las revelaciones, visiones, etc. es 91 JUNTA DE CONCIENCIA CAPÍTULO UNO: Junta en general | - NECESIDAD DE DIRECCIÓN 1º - ¿Es realmente necesaria la dirección espiritual? - Como hemos visto, esta dirección es doble: pastoral y de conciencia. El primero es obviamente necesario; nos basta la simple lectura del Evangelio . para persuadir que es la esencia del cristianismo. Gobernar todas las naciones fue la misión que Jesucristo encomendó a sus Apóstoles, bajo la dirección Suprema de : Pedro: “Id, instruid a todas las naciones ... y enséñales a                                                        observa todo lo que te he mandado ». - "Simón hijo   de Juan, ¿me amas? ... apacienta mis corderos ...   apacienta mis ovejas". |   Y San Pablo dice que el Espíritu Santo nombró   obispos para gobernar al pueblo de Dios.   4 En cuanto a la dirección de la conciencia, es cierto que no   : su necesidad está expresamente declarada en el Evangelio   , pero es fácil verla insinuada en la Institución del   Sacramento de la Penitencia. | :   | La confesión de los pecados que Jesucristo instituyó   y practica la Iglesia contiene claramente los elementos   "de una verdadera dirección de conciencia.   Además, esta necesidad es reconocida por la Iglesia,   que impone un confesor a cada comunidad religiosa".        8 | DIRECCIÓN DE: / CONSCIENCIA NIR, a la que sus miembros se acercan regularmente para demostrar © el estado de su conciencia. y recibir las advertencias adecuadas. 2º - La necesidad de la época según la práctica de la Iglesia tiene su (progreso; A) - En la Sagrada Escritura. , / a) Vae soli, quia cum corruet, non habet relevan- “has ses (Eccli. iv, 9) donde el Espíritu Santo estigmatiza el “ aislamiento espiritual del alma, que se ha dado a sí misma, y sin ayuda, no tiene un guía quien la levantará cuando caiga y dirigirá su marcha hacia el cielo. b) Cum viro sancto assiduus esto, whocumque cognoveris observantem timorem Dei, cuyo anima est se-                                                       cundum animam tuam, et qui, cum titubaveris in tenebris,   condolebit tibi (Eccl. xvii, 35). ¿Quién es este santo varón, con quien debes ser asiduo y quién te sostendrá cuando tropieces, sino el guía, el director espiritual? Enviándote a buscarlo,. enséñele el Espíritu Santo, que debe seguir el camino del temor de Dios a través de la dirección espiritual. c) Maestro, quid me vis facere? Et Dominus ad eum: surge, et ingredere civitatem, et ibi tibi dicetur quid tibi oporteat facere (Hechos 1x, 7) - Llamado milagrosamente a la conversión: por el mismo Jesús, San Pablo pide al mismo: instrucciones instantáneas sobre lo que debe hacer. El Salvador no se somete a ellos.                                       tra, pero lo envía a la ciudad, donde un hombre le dirá   qué hacer. [Este ejemplo es muy claro, que muestra   el designio de la Providencia en: no gobernar a los hombres   directamente por Él mismo, sino por otros hombres. Tal es la   interpretación obvia y el sentimiento unánime de la tradición cristiana;   para que el ejemplo de S. Paulo se haya vuelto tan clásico, LA NECESIDAD DE DIRECTORES p 9 | que no sólo no se pudo olvidar el iniciador del gran Apóstol en los caminos de la vida espiritual (Ananías), sino que su nombre siempre estará entre los primeros en la lista de los grandes y santos directores de las almas. sB) —En la enseñanza de la tradición. a) Douros DE LOS SIGLOS PRIMEROS. - S. Basilio (Serm. De abd.) Dice que todos los                                          esfuerzo por encontrar “el hombre que será   el guía seguro en todos los secretos de la vida espiritual   ”. | San Jerónimo (Ep. 1v) recomienda a Rustico no confiar en las luces de su propia razón y no entrar sin un maestro en un camino que ella desconoce y en el que podría desviarse ruinosamente. San Gregorio (Libro de los Diálogos): “Se necesita una guía en los caminos espirituales, ne de un similiter -Spiritu-Sancto impletum praesumit, discipulus hominis “ esse despiciat et magister erroris fiat ”. -b) Douronrs DA Ioane PROMEDIO. San Bernardo (serm. 77 en Cant): “Escúchenme, 6 todos los que se atreven a caminar por el camino (de la virtud) sin la misma                                         “Tre o guía, ¿por qué le das la mano al seductor, si la quitas del   consejero de tu alma”? (3 Gerson (De dist. Ver. Revel. Sig. 2): «el orgulloso, - que quiere ser su propio guía, no necesita que el diablo “ sea tentado; es para él un diablo tentador ”. C) En tiempos MODERNO. . "Citemos a San Francisco de Sales (V. Devoto): " Quieres entrar con seriedad en los caminos de la devoción, busca un buen hombre, que te guíe y te lleve. \ Ésta es la mayor advertencia " : | IO DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA c) - En la razón El enfermo se somete a las prescripciones del médico para recobrar la salud, el ignorante busca un maestro erudito que se instruya;                                                                  Fado la guía que te muestra el camino. Y en el camino   de Dios y de la perfección cristiana, lleno de obstáculos,   errores, prejuicios y falsas sugerencias, cuánto más   “No necesito un médico, maestro y guía, para curar las   enfermedades del alma, para disipar las tinieblas del inteligencia   y liderar pasos firmes en el camino de la virtud! Porque, para necesidades idénticas en la vida temporal y en la vida sobrenatural hay remedios ciertamente análogos. Dios, en efecto, imprimió en sus obras un reflejo tan admirable y perfecto de la sublime armonía que caracteriza su naturaleza, que la razón nos lleva a admitir un paralelismo manifiesto en el orden sobrenatural, como                      admirable y sublime! Y 'por lo tanto, en el orden de la gracia;   necesario para el alma ese médico, maestro y guía: el   director espiritual. 3º - Ampliación de esta necesidad. : A) - E ”necesario, en general, para todos los que atienden. hará perfecto, como se deduce de las razones dadas. Ahora bien, todos los cristianos están llamados a la perfección, en palabras de Jesús: "estote perfecti, sicut et Pater Dress Coelestis perfectus est". Además, los religiosos, en virtud de la frofisión religiosa, tienen la obligación de atenderla más particularmente; por tanto, es necesario para todos y especialmente para estos últimos. s — Es normalmente necesario para aquellos que ya se encuentran en un estado de perfección, como los obispos                                                y los sacerdotes. Esta afirmación se fundamenta en: a) ¿En la Sagrada Escritura? 'Lae chi sapientes NECESITA la dirección Y II "estis in" oculis Vestris et stain wise vobismetipsis' (Is v. 21) "Nolite este prudente citó vosmetipsos '. (Rom xit, 16.). Por lo tanto, para mejor versado que si en el conocimiento de los santos, el hombre no podía confiar plenamente en sí mismo, es decir, a la luz de su propia razón, como la “Lire t fex E b) En la DOCTRINA DE LOS MÉDICOS DE LA IGLESIA San Agustín escribe a Auxílio: Fisne listo , viejo como soy, escuchar los consejos de un joven obispo, ¡y de un obispo durante tantos años!                                                                          “¡Advertencias de un colega que no ha sido   obispo ni siquiera desde hace un año !”. ES, Juan Crisóstomo: “¡No se engañen a sí mismos, pensando que les basta! Dios ya nos ha formado de tal manera que continuamente somos precisos unos con otros; “La precaución nos lleva a volvernos hacia otra persona, porque sucede a menudo , —y el ejemplo de Moisés obedeciendo . Según el consejo de Jethro, esto es una prueba evidente: que ni siquiera los sabios ven siempre lo que hay que hacer, mientras que los menos educados pueden verlo claramente ». . * y Santo. Tomás (1: 1. IQ a. 3): "incluso el sabio debe ser enseñado en ciertos puntos, porque en lo que respecta a la prudencia, nadie podría ser suficiente por completo". c) En Razón.                                              fólico Sin embargo experimentado, cuántos   ; el hombre a menudo no ha podido formarse un juicio seguro sobre el -  - en el que se basa infaliblemente su forma de proceder | "4 - El amor propio y las pasiones suelen inclinar la balanza de la verdad hacia el error, de modo que una vez más se confirma el axioma:« nadie es juez en su propia causa ». 12. DIRECCIÓN: DE ICONSCIENCIA | 6) más alto que sbjà el grado de santidad hacha que: un hombre llegó, allí icasiões comtudo en la vida presente, donde las dificultades son tales que es guía indispensable y una experimena caritativa .. "Tadó; tales son casos de sequedad espiritual, tentaciones, escrúpulos , etc. NOSOTROS | ?            

teste 00

 

dirección de la pera del padre       Dirección Padre Pereira V.- Dirección de las almas perfectas . : Sujeto del examen privado de las almas perfectas-. . II. - Diferentes edades "1. Dirección de niños. X 2. Dirección de adolescentes 3. Dirección de Doncelles 4. Administración de estudiantes . ^ $ 5. Gestión de adultos. 6. Dirección alta II. - Diferentes estados. 4 1ª Junta de Casados P Dirección Licenciada PAY, 147 156 R58 167- 167 168 ^: 1 787 175 177 166: yo Lj kill ? y" r PATE) Lys 178 4                                                                                                                                                                                                                 179.   180   182   183 184. 3 186: 33 188º - "190 195 198 199 213 223 225. 225 233 236 242 243 .- 244 245 247 245. 7 y Venta de 4 4 > t a Permite ^; E Para d - INDICE ... E - CLNTOE I ES NA i PAGO d "Dirección de los sacerdotes .. w vm w co o en 250 de la Dirección de las Hermanas. . . . . . ., TP "258 y nosotros EVONE: ^ $ t Pal CA hielo. Fh                                                                                                                                                                                                                              Apéndice - Gestión de vocaciones. . . : el. 264 Capítulo IV: - Dirección Mística. caminar desde x «y RE, E hasta 272 : Nociones generales. ... wea sa del MM 4 Diagnóstico de unión mística E 4.4 sa P RB d 396. p Dirección de las almas místicas. . . . . . . . - 282 es * Epflogo dd Mt ss O uie, t. r 288 : Resumen didáctico del asetismo. . . . . *. . 289 ERU UST uH * "TuS 2 Pn 4, = s D - Tp Ni) in Eos 1st to SIERRA sos NM to L RS UN ^ e BEAS Air Domen ALGUNAS PALABRAS ^ « A menudo escuchas la queja de que son muy malos directores de las almas ”, dijo uno de ellos últimamente.                                                                                                                                        El obispo belga, hablando con su clero, se reunió en ejercicios   espirituales ... Esta brecha es, por casualidad, por la ruina, para las almas y para la Iglesia.        ¿Cómo explicarlo, cuando hay tantos   sacerdotes buenos y celosos? ... El   director de un seminario nos dio la respuesta , con estas palabras: “Es que   no hay uno (un librito realmente práctico   que pueden manejar los sacerdotes, que se dediquen a la   dirección de las almas ... Por eso, un libro de esta naturaleza   aún debe estar compuesto. ” Fue por eso, lector, que nos pusimos a trabajar ... porque, en efecto, obra de este orden, es algo nuevo. Es cierto que hay obras importantes          sobre el ascetismo y el misticismo, pero por eso mismo son   grandes tratados, tienen el grave inconveniente de traer   la doctrina mezclada con tantas disertaciones, que sólo   con mucho estudio el sacerdote podrá encontrar las reglas   prácticas de la dirección. Por lo tanto, ni siquiera el intento de   hojear estos libros, tanto más, ya que los sacerdotes, que   tienen almas que dirigir, normalmente están agobiados   por otras responsabilidades propias de su ministerio   . | En general, el sacerdote de hoy, con una vida esencialmente activa, en continuo contacto con las almas, no tiene tiempo para recopilar grandes volúmenes, ni para dejarse absorber por estudios profundos.                De ahí la necesidad de este manual, que, 4 ALGUNAS PALABRAS concluyendo en resumen, la doctrina esencial de la dirección espiritual, representa para el sacerdote estudio hecho y ahorro de tiempo. Que Dios bendiga nuestros esfuerzos, para su gloria y el bien de las almas. Hasta ahora, el autor. ¿Qué les diré a mis colegas portugueses? Las palabras del autor son también para nosotros, Reverendísimos Señores, asombrosamente actuales. Sí, hay , de hecho, la misma brecha entre nosotros: no tenemos en portugués un folleto que, resumiendo de manera clara, la doctrina principal del arte extremadamente difícil de dirigir las almas, - ars artium regimen animarum, - facilita la                                      rector espiritual, además piadoso y especulativo   en su conocimiento a través del estudio de buenos tratados, ciencia práctica y   adaptable, de los caminos seguidos por el Espíritu de Dios   en la santificación de las almas. Porque, cabe señalar, tres de estos   elementos se combinan habitualmente con la   virtud y la perfección: Dios con siempre, desde la intervención y la orientación externa de este esfuerzo por un guía competente y auténtico. Es cierto que el guía principal es Dios. Pero, ¿cómo conocer su voluntad, su influencia, las luces que infunde, si el espíritu de las tinieblas también lo sugiere, y la inteligencia humana, por su debilidad y pasiones, es tan abominable de los prejuicios y las ilusiones? Existe, por tanto, la guía                               espiritual para develar claramente la acción divina,   desenmascarar los caminos del diablo y advertir a la   naturaleza contra las malas tendencias, con una dirección iluminada   , prudente y segura. ¿Es él, por así decirlo, quien,   como representante de Dios, su ministro y vicario,   asume el mando de la gracia y la voluntad humana contra   el diablo y la naturaleza corrupta ? um general que dirige a batalha .mais árdua e mais prolongada (a vida inteira), em que é êle quási o único responsável e cujo desenlace final será um justo, um Santo, na terra e depois no céu, ou um prescito eter- namente en el infierno. La falta de rumbo se lleva el alma, de hecho llena de buenas ALGUNAS PALABRAS ss                                  una voluntad y tal vez excelentes disposiciones hacia la virtud,   a una piedad, como hemos visto, blanda, enana, miope y   ridícula, que no es más que la ficción de la piedad,   ya que se funda en un trabajo meramente humano. Lo cual   no es de extrañar: los efectos son de la naturaleza de la causa, que,   en este caso, son prejuicios, ilusiones, voluntad propia   , egoísmo, etc., es decir, la naturaleza humana, dominada   no por la gracia, sino por las malas   tendencias y sugerencias falsas. | | Considerando que el alma bien dirigida comienza a vivir una vida sobrenatural y divina; se desprende de la tierra y de “Sí misma, porque más que la criatura cautiva al Creador, el bien supremo, en consecuencia conquista a los padres.             xiones perversas, ve su nada y se humilla, solo siente bien,   santa e inefable la santísima voluntad de Dios, y cuanto   más confunde su voluntad, siente y aspira con el   divino beneplácito, más se une a Él, cuanto más lo   ama y disfruta, más se santifica y adquiere la evolución   perenne de su ser. Para ello, es evidente, el Director debe ser un hombre “de Dios, en el sentido estricto y absoluto de la palabra, y un conocedor consumado de los procedimientos y caminos que el Señor usa para seguir con aquellos que Él creó para conocer, amar y servirle en esta vida y finalmente poseerlo para siempre en la eternidad. Aquí para ayudar de manera tan grosera, como una empresa noble, el presente volumen. ser el de                   Ayuda eficaz a mis compañeros del sacerdocio y que beneficien a   tantas almas, sedientas de luz y de formación   interior, que tienen un derecho indiscutible a nuestro esfuerzo y   al impulso vigoroso de una dirección sabia, prudente, firme   y caritativa. | Belinho, 19 de marzo de 1925. P. AA PEREIRA. ^ ". TRATADO DE LA DIRECCIÓN a CAPÍTULO INTRODUCIENDO NOCIONES PRELIMINARES “ La dirección espiritual en la acción del Confesor, puesta a disposición de las almas, para ayudarlas a encontrar seguramente el camino que las conducirá a la santidad a la que Dios las llama , atravesándolo y continuando a través de todas las dificultades.                                                          . *. Y "la dirección espiritual en dos sentidos; yo"   , pastoral, cuando aporta una determinada categoría de almas. los   medios generales para santificarse y alcanzar la Salvación; y.   tal es la dirección del Sumo Pontífice en toda la Iglesia, la   del. obispo 'na. diócesis, la del párroco y la de:   Superior en la comunidad religiosa; y: | | . .2.— Dirección de conciencia, que tiene por objeto a cada alma en particular, ayudándola a triunfar sobre las dificultades personales ya continuar por los caminos especiales “que conducen a Dios. | = = v La dirección de la 'conciencia se subdivide en: a) El ascetismo, que lleva a las almas a' Dios a través de los caminos comunes u ordinarios de la gracia, yb) El misticismo, que como.                   'conduce por caminos extraordinarios: la contemplación infundida   , los éxtasis, las revelaciones, visiones, etc. es 91 JUNTA DE CONCIENCIA CAPÍTULO UNO: Junta en general | - NECESIDAD DE DIRECCIÓN 1º - ¿Es realmente necesaria la dirección espiritual? - Como hemos visto, esta dirección es doble: pastoral y de conciencia. El primero es obviamente necesario; nos basta la simple lectura del Evangelio . para persuadir que es la esencia del cristianismo. Gobernar todas las naciones fue la misión que Jesucristo encomendó a sus Apóstoles, bajo la dirección Suprema de : Pedro: “Id, instruid a todas las naciones ... y enséñales a                                                        observa todo lo que te he mandado ». - "Simón hijo   de Juan, ¿me amas? ... apacienta mis corderos ...   apacienta mis ovejas". |   Y San Pablo dice que el Espíritu Santo nombró   obispos para gobernar al pueblo de Dios.   4 En cuanto a la dirección de la conciencia, es cierto que no   : su necesidad está expresamente declarada en el Evangelio   , pero es fácil verla insinuada en la Institución del   Sacramento de la Penitencia. | :   | La confesión de los pecados que Jesucristo instituyó   y practica la Iglesia contiene claramente los elementos   "de una verdadera dirección de conciencia.   Además, esta necesidad es reconocida por la Iglesia,   que impone un confesor a cada comunidad religiosa".        8 | DIRECCIÓN DE: / CONSCIENCIA NIR, a la que sus miembros se acercan regularmente para demostrar © el estado de su conciencia. y recibir las advertencias adecuadas. 2º - La necesidad de la época según la práctica de la Iglesia tiene su (progreso; A) - En la Sagrada Escritura. , / a) Vae soli, quia cum corruet, non habet relevan- “has ses (Eccli. iv, 9) donde el Espíritu Santo estigmatiza el “ aislamiento espiritual del alma, que se ha dado a sí misma, y sin ayuda, no tiene un guía quien la levantará cuando caiga y dirigirá su marcha hacia el cielo. b) Cum viro sancto assiduus esto, whocumque cognoveris observantem timorem Dei, cuyo anima est se-                                                       cundum animam tuam, et qui, cum titubaveris in tenebris,   condolebit tibi (Eccl. xvii, 35). ¿Quién es este santo varón, con quien debes ser asiduo y quién te sostendrá cuando tropieces, sino el guía, el director espiritual? Enviándote a buscarlo,. enséñele el Espíritu Santo, que debe seguir el camino del temor de Dios a través de la dirección espiritual. c) Maestro, quid me vis facere? Et Dominus ad eum: surge, et ingredere civitatem, et ibi tibi dicetur quid tibi oporteat facere (Hechos 1x, 7) - Llamado milagrosamente a la conversión: por el mismo Jesús, San Pablo pide al mismo: instrucciones instantáneas sobre lo que debe hacer. El Salvador no se somete a ellos.                                       tra, pero lo envía a la ciudad, donde un hombre le dirá   qué hacer. [Este ejemplo es muy claro, que muestra   el designio de la Providencia en: no gobernar a los hombres   directamente por Él mismo, sino por otros hombres. Tal es la   interpretación obvia y el sentimiento unánime de la tradición cristiana;   para que el ejemplo de S. Paulo se haya vuelto tan clásico, LA NECESIDAD DE DIRECTORES p 9 | que no sólo no se pudo olvidar el iniciador del gran Apóstol en los caminos de la vida espiritual (Ananías), sino que su nombre siempre estará entre los primeros en la lista de los grandes y santos directores de las almas. sB) —En la enseñanza de la tradición. a) Douros DE LOS SIGLOS PRIMEROS. - S. Basilio (Serm. De abd.) Dice que todos los                                          esfuerzo por encontrar “el hombre que será   el guía seguro en todos los secretos de la vida espiritual   ”. | San Jerónimo (Ep. 1v) recomienda a Rustico no confiar en las luces de su propia razón y no entrar sin un maestro en un camino que ella desconoce y en el que podría desviarse ruinosamente. San Gregorio (Libro de los Diálogos): “Se necesita una guía en los caminos espirituales, ne de un similiter -Spiritu-Sancto impletum praesumit, discipulus hominis “ esse despiciat et magister erroris fiat ”. -b) Douronrs DA Ioane PROMEDIO. San Bernardo (serm. 77 en Cant): “Escúchenme, 6 todos los que se atreven a caminar por el camino (de la virtud) sin la misma                                         “Tre o guía, ¿por qué le das la mano al seductor, si la quitas del   consejero de tu alma”? (3 Gerson (De dist. Ver. Revel. Sig. 2): «el orgulloso, - que quiere ser su propio guía, no necesita que el diablo “ sea tentado; es para él un diablo tentador ”. C) En tiempos MODERNO. . "Citemos a San Francisco de Sales (V. Devoto): " Quieres entrar con seriedad en los caminos de la devoción, busca un buen hombre, que te guíe y te lleve. \ Ésta es la mayor advertencia " : | IO DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA c) - En la razón El enfermo se somete a las prescripciones del médico para recobrar la salud, el ignorante busca un maestro erudito que se instruya;                                                                  Fado la guía que te muestra el camino. Y en el camino   de Dios y de la perfección cristiana, lleno de obstáculos,   errores, prejuicios y falsas sugerencias, cuánto más   “No necesito un médico, maestro y guía, para curar las   enfermedades del alma, para disipar las tinieblas del inteligencia   y liderar pasos firmes en el camino de la virtud! Porque, para necesidades idénticas en la vida temporal y en la vida sobrenatural hay remedios ciertamente análogos. Dios, en efecto, imprimió en sus obras un reflejo tan admirable y perfecto de la sublime armonía que caracteriza su naturaleza, que la razón nos lleva a admitir un paralelismo manifiesto en el orden sobrenatural, como                      admirable y sublime! Y 'por lo tanto, en el orden de la gracia;   necesario para el alma ese médico, maestro y guía: el   director espiritual. 3º - Ampliación de esta necesidad. : A) - E ”necesario, en general, para todos los que atienden. hará perfecto, como se deduce de las razones dadas. Ahora bien, todos los cristianos están llamados a la perfección, en palabras de Jesús: "estote perfecti, sicut et Pater Dress Coelestis perfectus est". Además, los religiosos, en virtud de la frofisión religiosa, tienen la obligación de atenderla más particularmente; por tanto, es necesario para todos y especialmente para estos últimos. s — Es normalmente necesario para aquellos que ya se encuentran en un estado de perfección, como los obispos                                                y los sacerdotes. Esta afirmación se fundamenta en: a) ¿En la Sagrada Escritura? 'Lae chi sapientes NECESITA la dirección Y II "estis in" oculis Vestris et stain wise vobismetipsis' (Is v. 21) "Nolite este prudente citó vosmetipsos '. (Rom xit, 16.). Por lo tanto, para mejor versado que si en el conocimiento de los santos, el hombre no podía confiar plenamente en sí mismo, es decir, a la luz de su propia razón, como la “Lire t fex E b) En la DOCTRINA DE LOS MÉDICOS DE LA IGLESIA San Agustín escribe a Auxílio: Fisne listo , viejo como soy, escuchar los consejos de un joven obispo, ¡y de un obispo durante tantos años!                                                                          “¡Advertencias de un colega que no ha sido   obispo ni siquiera desde hace un año !”. ES, Juan Crisóstomo: “¡No se engañen a sí mismos, pensando que les basta! Dios ya nos ha formado de tal manera que continuamente somos precisos unos con otros; “La precaución nos lleva a volvernos hacia otra persona, porque sucede a menudo , —y el ejemplo de Moisés obedeciendo . Según el consejo de Jethro, esto es una prueba evidente: que ni siquiera los sabios ven siempre lo que hay que hacer, mientras que los menos educados pueden verlo claramente ». . * y Santo. Tomás (1: 1. IQ a. 3): "incluso el sabio debe ser enseñado en ciertos puntos, porque en lo que respecta a la prudencia, nadie podría ser suficiente por completo". c) En Razón.                                              fólico Sin embargo experimentado, cuántos   ; el hombre a menudo no ha podido formarse un juicio seguro sobre el -  - en el que se basa infaliblemente su forma de proceder | "4 - El amor propio y las pasiones suelen inclinar la balanza de la verdad hacia el error, de modo que una vez más se confirma el axioma:« nadie es juez en su propia causa ». 12. DIRECCIÓN: DE ICONSCIENCIA | 6) más alto que sbjà el grado de santidad hacha que: un hombre llegó, allí icasiões comtudo en la vida presente, donde las dificultades son tales que es guía indispensable y una experimena caritativa .. "Tadó; tales son casos de sequedad espiritual, tentaciones, escrúpulos , etc. NOSOTROS | ?                                       “-“ c— Pero, la dirección es particularmente necesaria   y los-sacerdotes, directores de almas. "   .a)" dice San Buenaventura: & Los que tienen   alma que conducir, que procedan con   "prudencia para someterse a su vez a la dirección de los demás: para   mí ni siquiera el Sumo Pontífice podría estar exento de esta   obligación". "   Ib) Es una verdad de sentido común. ^ i   i." Es evidente que cuanto mayores son las responsabilidades , mayor es la necesidad de luz y consejo. r:. 5 Un paso en falso en la dirección de. un alma. conducir. “a consecuencias desastrosas y: producir en el rebaño a: nosotros> confiados con repercusiones dolorosas;           er con el deber del buen ejemplo, él particularmente tiene - < necesidad de una buena dirección; de forma: a realizar en * su palabra de San Pablo: «Jorma: gregis ex animos .. -Ë 4º - Estricidad de esta necesidad | No se puede decir que la dirección de la conciencia sea tan necesaria que sin ella se vuelva imposible. - en todos los casos, alcanzar la perfección. Cada regla tiene. - excepción. En efecto: ..; La}. Podría suceder, por ejemplo, que un alma; ardiendo de deseo por la perfección; no encuentre una guía que lo dirija de manera efectiva. por: camino de: virtud. : Si, sin embargo, sigue animado con sentimientos de: humil- NECESIDAD DE DIRECTORES I3 yi                                                         dade e generosidade, e lançar mão dos meios ao seu        alcance para se orientar prudentemente no caminho do -        céu (meditação, exâme de consciência, abertura de alma        em confissão) Deus recompensará a sua boa vontade        com graças extraordinárias, que virão suprir a acção do  Director.        | 5) — Deus póde fazer excepção nas leis “ordinárias  . da sua Providência e acudir directamente pela acção do  Espírito-Santo às necessidades da alma. E' o que diz  S... Gregório: há almas que de tal fórma sentem dentro  de si as luzes e lições do Espírito-Santo, que embora        lhes falte exteriormente conselho dum guia humano, ou-        vem perfeitamente a voz íntima daquele que se tornou  seu Mestre» (Dial. I, 1).                5 ° - ¿Será necesaria la dirección para la salvación? . Ya hemos visto que normalmente no es posible avanzar . prudentemente en el camino de la perfección espiritual sin dirección , ^ vaya más allá y afirme quiénes serán ~ muchos condenados en el infierno, ellos habrían sacado al mti nemo nuevo si hubieran encontrado en esta vida un DIRECTORIO hábil . Por lo tanto, se necesitan algunos pecadores para salvar el 4 Varem, la dirección de la conciencia. à | 1— OBJETO DE LA GESTIÓN ; I. ^ - Purifico, fortalece y perfecciona el alma que camina hacia Dios, haciendo uso de todo lo que aporta . bua para lograr este desideratum, aquí está la alta misión , el noble munus del director espiritual. allí, con                                                                               En efecto, tres etapas para recorrer el camino que conduce al cielo: en la primera, el alma fue / fue, purificada de todo . impurezas y vestigios del pecado, se despoja de toda izcor- -Facción; en el segundo, se viste con los adornos de la virtud; en el tercero, está unido en el tálamo santísimo con el Esposo celestial , en “la espera de la unión perfecta en el cielo. El m e I4 DIRECCIÓN DE CONSCIENCIA | P agarra al hombre desde sus primeros pasos y solo lo deja cuando cruza la entrada a la habitación nupcial; supervisa todos los detalles de la vida del alma y regula cuidadosamente todos los preparativos para la unión eterna. 2o - El director, para orientar con pr-                                                              su discípulo, conociendo perfectamente - sus   necesidades y apoyándose también en sus recursos:   a) Sabrá - escuchará hábilmente el interior del alma,   para conocer sus miserias espirituales, - trazará   un plan de vida interior, con el que se purifica   , para   imponerle reglas y prescripciones, y para observar si pone en práctica sus consejos. | -   impuestos Le conviene conocer no sólo las faltas cometidas,   sino también las imperfecciones, las debilidades espirituales y los   peligros de un orden moral. ó - Debe conocer también   los recursos de que dispone el alma, para   gobernarlos con el criterio de un maestro, utilizándolos   para su santificación, para el bien de la Religión y  de la Iglesia. Estos recursos espirituales incluyen   aptitudes, atracción por el bien, buenos hábitos ya adquiridos y   ayudas externas, que facilitan la virtud. [11-ºFRECUENCIA DEL DIRECTOR La frecuencia de la dirección depende de las necesidades del alma y del entorno en el que se ejerce. La prudencia dicta que esta regla se observe prácticamente : 1º (Dar tanto como sea necesario o seriamente útil; 2º Cortar cuánto sea inconveniente o no encierre una utilidad real. Las desventajas de este orden, que varían según el medio en que se viva, son, la apariencia y sospecha, celo o celos, el peligro de los afectos humanos, pérdida de tiempo, etc. transcribo a esto                                                   Respeto un capítulo de mi libro “Ze secret des confessions   fervents”: | dy M NECESIDAD DE GESTIÓN I5 Confesión diaria A). Para los pecadores: si tienes la desgracia de caer en pecado mortal; confesar lo antes posible. Y 'es esto | el medio instituido por Jesucristo para perdonar pecados graves, que prohíbe el acceso a la Santa Mesa, nos incapacita de todo mérito y nos coloca en un estado de condenación. Por tanto, si al inicio de tu conversión tu debilidad y tu sujeción a los malos hábitos es tal que, a pesar de tus propósitos y esfuerzos, es raro que no caigas a diario en faltas graves, no temas confesar.                                                                      usted mismo todos los días hasta que triunfe por completo sobre el   mal. B). Para las almas piadosas .-— a) Por regla general, no debe ser admitido. Para muchas almas, sobre todo mujeres, una confesión tan frecuente presentaría inconvenientes tan graves que sería difícil superar los beneficios de la espera. A menudo favorecería la triste enfermedad de los escrúpulos, redoblaría el peligro de la rutina, daría lugar a Omitir la sospecha y la crítica, sin la debida compensación; el final sería un exceso de trabajo para el confesor inaguantable. b) - Excepcionalmente se podrá admitir la confesión. la vida cotidiana a las almas a quienes Dios llamó a esta práctica                                                por un atractivo especial, debidamente reconocido,     Quizá sea el único caso en el que la  ejemplo de ciertos santos, como leemos de S. Carlos Bor-        'Romeo. De lo contrario, el Director debe ser excesivo.        mente difícil de reconocer tal vocación,  particularmente de mujeres o personas, deseosas de  consuelos humanos, de piedad más rutinaria que  sincero, tímido o escrupuloso.        confesión semanal        Es la regla general para las personas piadosas, y un  |        16 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA        «El alma eucarística acoge con agrado esta práctica,  más de lo que la Iglesia lo aprueba, otorgándolo para beneficiar a todos  las indulgencias plenarias, que requieren confesión; OMS  Acostúmbrese a confesarse cada ocho días. Práctica  muy recomendable, además, para la juventud, porque en este  cuadrado de la vida con mayor urgencia es necesario rendir cuentas con frecuencia  del estado del alma, así como la mayor necesidad de        luces y dirección asidua, para llegar a una caja fuerte  formación de conciencia.        Confesión quincenal        Hay diócesis, por ejemplo Namur, que  concede la Santa Sede para la confesión quincenal, en relación con  de las indulgencias, el privilegio del que disfruta la gente,  que van a confesarse cada ocho días. la gracia es muy  precioso y de gran beneficio para las almas, que sin  estar en comuna todos o casi todos los dias, no te sientas  Necesito confesarme todas las semanas.        Confesión mensual.        Hay almas eucarísticas que no pueden confesar  ellos mismos: más a menudo sin serios: incómodos, contentos  con la confesión mensual. entonces que vida carismática  y la confesión periódica, sin embargo, no son infrecuentes.  compatible con el espíritu de la Iglesia, que también concede  a las almas que comulgan a diario o casi a diario para  facilidad de beneficiarse sin confesión de las indulgencias, que el  exigir. *     Personas con efecto de conciencia formada o ya  experimentado en la vida espiritual puede tomar una vida.  de ferviente, confesando sólo mez-a-mez.     Y donde la tarea de los confesores sea mayor, tener  esta caridad a las personas piadosas, que necesitadas   de un consejo especial, procederá sin embargo con   piedad, y al mismo tiempo dará paso a los   pecadores o almas necesitadas.         NECESIDAD DE GESTIÓN. . ^ I7 Igual consejo para quienes no pueden confesar con mayor frecuencia cuando los deberes del Estado o la mala voluntad de la familia no lo permiten. Sepa, sin dejar la comunión, hacer el sacrificio de Pd confesión que no es necesaria para usted. ¿ES IV— EL SACERDOTE Y LA DIRECCIÓN DE LAS ALMAS Y? seguro de que se pueden encontrar fuera del sacerdocio, | personas competentes para guiar a los demás por el camino de la perfección, y esto más particularmente en las comunidades correspondientes.                                                 religioso. |   ! Sin embargo, hay que reconocer que el Padre   “ está especialmente designado por la Providencia para una   función tan astuta y delicada. De ahí la obligación del sacerdote de   prepararse para tan alto ministerio y de dedicarse a   ejercerlo con el más ardiente celo. Veamos en qué   “Encontré esto: doctrina: | | I. En la Escritura: «Labia sacerdotis custodient scientiam, et legem requirent. ex ore ejus, chia Angelus `Domini exercituum est (Malach. 1); texto que nos enseña “Ser el sacerdote enviado por Dios y su intérprete; de ti tus labios deben desatar un torrente de ciencia santa- .de tu boca y de tu boca los fieles tienden a escuchar la ley                    'yina y los secretos de la vida espiritual. En una palabra,  .los fieles tienen derecho a ser dirigidos por ellos en el  camino de la perfección.     (D        * Razones teológicas: a). el evangelio reprende al  procedimiento de los que atrapan los talentos, en cambio  “De hacerlos fructificar. Ahora, en su formación, el sacerdote  “Adquiere talentos preciosos que. le permite conducir -  “Efectivamente almas en el camino de la perfección:  "ción en virtud durante el tiempo de sus estudios y el     larga iniciación en todas las ciencias sagradas, proporciona  “Cientos de sus talentos y habilidades, con los que busca las ovejas  - “gran pasto. Por tanto, quien es digno no es desaprobado.        La        I8 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA     COMO l  ción del sacerdote que niega los talentos adquiridos;  cuando solo exigen una guía para progresar.  en la vida perfecta. |        a) - Ministro privilegiado del Señor, el sacerdote debe  arde con el deseo de buscar su gloria. bueno esta bien  que un alma perfecta podría dar más gloria a Dios que  que muchos cristianos imperfectos o pecadores; por con-  a continuación, el sacerdote según el Corazón de Dios, sin  olvídate de las demás obligaciones de tu munus sacerdotal,  necesariamente experimentará en su fervor un  gran necesidad de ayudar a las almas a elevarse  más alto grado de perfección. Por tanto, es un deber que le impone.  pon tu ardiente amor por Dios.         c) - Cooperador de Dios en la obra de la salvación de los   hombres, el sacerdote debe aprovechar todas las   oportunidades para hacer el bien a las almas con esfuerzo . Ahora, en el cumplimiento   de los deberes de su santo ministerio y en particular en el   tribunal de la penitencia, a menudo se encuentra en  contacto con almas que solo esperan la ayuda de una buena   dirección para llenarse de virtudes y méritos.   Sería muy reprobable que no les prestara   un servicio tan eminente. Cómo hacer al sacerdote apto para dirigir las almas. Primero debes adquirir las cualidades que distinguen a un buen Director. Quiere San Francisco de Sales              que esté lleno de caridad, de ciencia y de   prudencia (Vida dev.-p. I, cap. vr). Santa Teresa enumera cuatro cualidades, que el P. Poulain, inspirado en la doctrina del santo, expresó así: 1) Ser juicioso, es decir, dotado de un espíritu sólido (Vida, cap. Xi). 2º - Sea piadoso; ser un hombre de oración y buscar primero su propia santificación; tener, por tanto, un conocimiento práctico y personal de la vida espiritual al menos en los casos más habituales; 4 ^ NECESIDAD DE DIRECCIÓN: 19 de esto le llegará una cierta aptitud para guiar a otros <(ibid). Pero lo mejor hubiera sido haber experimentado también estados místicos. i 33) Aprenderse, conociendo bien la teología, en                                                                   en particular la teología ascética, porque de esta manera se   familiarizarán con las reglas fundamentales de gestión (ib.).   No quiere que los Santos sean sacerdotes de la ciencia mediocre, a quienes   todo asusta y cuya ignorancia tanto ha dañado   (Cast. 5, 1). Cuando el confesor es piadoso y de buena   moral, es preferible no tener ningún conocimiento que   poseer uno mediocre, porque en ese caso desconfiará de sus propias luces y consultará con un hombre de conocimiento (Vid. Cap. .v). 4º) + La cuarta cualidad que Santa Tereza exige a la Directora, cuando conduce a las almas en las ordalías de los estados místicos, es la bondad. «Es cierto que ha podido someter su alma a grandes sacrificios, para que alcance                          triunfar sobre sus faltas, pero esto no le impide ser   testigo de su interés y   confiar en ella y consolarla cuando sufre ... (Cap. xxur, 40). “Se conoce por la regla del discernimiento de los espíritus cuál es el tipo de acción propio de los buenos y malos espíritus; uno consuela y fortalece, el otro se desvanece, perturba y derroca. El Director, miembro del Ángel de la Guarda, debe regular sus acciones por este último y no por el adversario; es también el ayudante del Espíritu Santo, cuya consoladora influencia describe tan bien la prosa «Veni Sancte Spi- - ritus», | San Carlos Borromeo dice a su vez: «Ita sancte vivere studeat, ut poenitentes, non verbis solum, sed eximis quoque ad virtutum christianarum officia erudire                              posibilidad; neque ejus dicta a factis ullo modo disidente:   cuánto enim magis omni virtute praecipueque   paternal caritate, zeloque salutis animarum ipse praecellentior erit ,.   ambos aptius erit instrumentum belatis Dei (Inst. poen. 20 re vd: Fi DE | CONSCIENCIA * 2 act ”p. 1v). Opus. EST. "Sat ib tum scientiam hasta erudi-:. 'Lionem, tum prudentiani studeat Sibi, quantum potest .` Pa (Ibid.) ^ " Escollos para evitar las almas Rt | S siRNA, los callos son Borromeo, "el jactancioso, el cubo, curiosidad y humano -afeições 'significa: si pudiera agregar zélotipia.: el : - .. Vainglory Sie Kear en ciertos sacerdotes PA cuyo compromiso y preocupación está teniendo gran                                                 La clientela, ..; ¡Incluso aspiran a la reputación de 'mangas grandes', hombres de mundo, directores fáciles, cómodos , pasajeros! ¡Cuán lejos y cuán lejos lleva la vanidad y la falta de sacerdocio! 2º - Cubicismo. - Con la intención de 'llevar agua a su molino' o de obtener recursos para sus emprendimientos , o incluso de atraerse liberalidades , de las que disfrutarán con cierto placer, bajan miserablemente. te: un halago y una condescendencia, que de ninguna manera “puede estar en consonancia con la sana teología; ni con el verdadero celo ... A estos, a: una necesidad tan grande, ¿qué diría el Apóstol San Pablo? : 3.?— Curiosidad. - Podría dar lugar a indiscreciones,                                                     en la dirección odiosa y es el origen de grandes peligros.   ¿Quién lo duda? 3 2 . 4 ^ - Afectos humanos. Lima no tiemble ante este pensamientob PU A Arrestarle a usted, su persona, las almas que el cura le debía al yate para Dios ... cavar un abismo para ellos en lugar de salvarlos, ¡oh! locura sin igual | «De toda conversación inútil, dice San Vicente de Paúl, la más peligrosa es la que tiene el penitente con el confesor; los buenos confesores solo ven a sus penitentes en el confesionario $ ` LA NECESIDAD DE DIRECTORES ^ | ^ ET “mientras haya familiaridad, pierden su gracia y talento - para promover un buen liderazgo”. San Agustín nos hace una seria recomendación para mantenernos                                            estar en guardia contra los afectos humanos y   “prevenirnos de sus peligros: T | i "Amor espiritualis generat impactuosum, - afectuosus ebsequibsum, obsequiosus familiarem, familiaris carnalem". | 5º - Zelotipo. - Qué ridículo es el comportamiento de “ciertos confesores celosos, que visiblemente quieren brillar e incluso competir por el número y la calidad de sus penitentes , y al mismo tiempo emplean todo tipo de expedientes para robar a la clientela de otros confesores. Res .. .; “Y consideran un gran triunfo tener el confesionario asediado por un gran ejemplar de penitentesl ... ¡oh! cómo los santos temían los éxitos que anhelan y que conllevan responsabilidades tan pesadas |                                  ¿Quién puede calcular el grave perjuicio que sufren las   almas por disputas tan pueriles e indecorosas? .. Para quien las cualidades son particularmente necesarias . eres un buen director? “A los Directores de las comunidades religiosas. Las almas consagradas a Dios por profesión religiosa están obligadas más particularmente a luchar por la perfección. ? css Ahora bien, hay algunos entre estos, a quienes Dios llama . por caminos extraordinarios hacia la santidad, almas elegidas, = que tienen derecho a una ayuda externa que les haga responder a la llamada divina. Y cómo la legislación. . canónica, porque incluso necesitan una dirección seria y atenta, restringe su libertad en el                                         La elección del Confesor sería traicionar los derechos de estas almas   y el. de Dios, para asumir el cargo de confesor, ordinario   o extraordinario, sin adquirir primero las cualidades   necesarias para tan noble ministerio. Así es como   Mons. Lelong (Le bon Pasteur, Conf. I25 7 67 DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA I3): “Por tanto, señores, vuestro primer deber con respecto al ministerio de la confesión de las religiosas es formarse una idea elevada de él y tenerlo en lo más alto. estima, para que no os atreváis a ingeriros a la ligera y desprevenidos en este munus sacerdotal. Tu fe y tu celo te mostrarán que los caminos de la vida religiosa, cumbres sublimes de perfección, no son caminos ordinarios, y:                              que para guiar a otros de manera segura a través de ellos, los   guías sin experiencia no son suficientes. . Por suerte solo ellos.   para que exclamen como el ángel a Tobías: mov: et   omnia itinera ejus frequenter. ambulavi (Tob. v, 8) —estos   caminos que conozco y que he recorrido a menudo— .   correr ”, pueden asumir una carga tan pesada sobre sí mismos. V— CUALIDADES DE LA BUENA DIRECCIÓN Debe ser: iluminado, prudente, firme, caritativo y diversificado, según las necesidades de cada alma. 1º - Aclarado; ya que es el Espíritu Santo quien ha trazado el camino que conduce a la justificación y la santidad, no puede ser el guía oficial de. viaje para ser inspirado si no por l, ya que nadie podra escapar de su                                  Cagóes, sin perderse. Por tanto, no tiene sentido lo que   pomposamente llaman «teología del corazón y del   sentido común ..» q   Está en los libros sagrados, en las enseñanzas de la Iglesia,   en la doctrina de los santos , en los manuales autorizados por la teología   , que debe partir de esta ciencia fecunda, sólida y   abundante, que será una base segura en las decisiones que se den, en los   consejos, juicios y advertencias. Sin esta formación   intelectual, acumulada bajo el fuerza del estudio de la teología y de los   buenos autores, el guía espiritual siempre permanecerá con su   inteligencia más o menos nublada por las tinieblas, y el liderazgo   “no será culto ni iluminado,   verificando tristemente la palabra del Salvador:“ Coecus autem si coeco  ducatum praestet, ambo in foveam cadunt »(Matemáticas xv, 14)   Y luego, cuántas vacilaciones, inconsistencias, decisiones + CUALIDADES DE BUENA DIRECCIÓN 23 consejos atrevidos y arbitrarios y cuántas almas perdidas o inmovilizadas por falta de dirección clara | 2º - Prudente. La prudencia es una sabiduría sobrenatural, que lleva al hombre de Dios a discernir el término correcto y encontrar los medios más adecuados, las combinaciones más correctas, para la santificación de cada alma. La dirección sabia - a) previene la prisa excesiva, la atra- palhação, la precipitación y las intenciones reservadas; b) se basa continuamente en las luces de la ciencia y la experiencia,                                          en primer lugar con la ayuda de la gracia;   hábilmente se acoja a sí mismo de la ayuda sobrenatural y los recursos naturales;   al mismo tiempo, su gran fuerza es la oración y la   mortificación ..., la reflexión y el estudio ..., con el esfuerzo   de descubrir y poner en acción todas las energías que la   naturaleza y la gracia brindan a cada alma. Una vez que se den estas condiciones y se apliquen estos elementos, el director tendrá una innegable garantía de éxito ; pero falta uno o el otro y su obra se verá más o menos comprometida: si falta la oración, Dios no puede bendecir; falta el jZ / uew, de hecho la mortificación, la naturaleza , la falta de disciplina y sin frenos, permite la oscuridad                 densas nubes nublan el espíritu y nublan el juicio; si   faltan ciencia y reflexión, no hay luz ni luz   en el camino a seguir; si el penitente no recibe   la ayuda espiritual indispensable, ahí está,   al rato, frío, tibio, desanimado; Finalmente  , si se deja a un lado la naturaleza y sus recursos,   el espíritu se aburre y se paraliza, porque, como observa un   autor piadoso , “muchas almas son siempre iguales en piedad   , porque ciertos directores, además piadosos y llenos de celo,   se limitan pura y simplemente luchar contra la naturaleza en ellos   , en lugar de pensar ardientemente en sobrenaturalizarla   ».   Por lo tanto, asfixiar la naturaleza o reprimirla no es solo  error, pero ofende la obra de Dios; reprimir el mal en él y   cultivarlo en el bien es contribuir a su   gloria ya la santificación del alma. Cabe señalar que para el caso estudiar con cui- 24 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA dado, temperamento, © NN a menudo Hacer el dominante hasta la educación temprana de cada penitente. (Coincide perfectamente con esta doctrina: con lo que enseña el Doctor de la Piedad, San Francisco de Sales: “no quiere (el santo) que el Director de la conciencia derribe, aplaste o destruya la naturaleza, sino que la estudie y la purifique, tomando es -a por las enseñanzas de la fe a lo sobrenatural, porque Dios se basa en las habilidades de cada uno, el principio y                                            d. base de la santificación personal ”(Método de la Dirección de   | S. P. co de Sales). 3º - Firme. - Los Libros Sagrados dicen que la Sabiduría divina continúa con fuerza desde el principio hasta el final la realización de su obra: «attingens a fin? usque ad finem fortiter '; He aquí el modelo del Director de almas: sé fuerte, porque hay que ser constante, para mostrar incesantemente al alma la meta a alcanzar e impulsarla por un camino, a veces enredado con precipicios y dificultades. Si no, verá a su discípulo acobardado ante: cada momento antes de los obstáculos ; si duda y teme, perderá el equilibrio y se quedará sin fuerzas ante los desalientos y pasos vacilantes de eso.                              les que no solo debía mantenerse en el camino correcto,   sino también empujar hacia una mayor perfección. Es fundamental estar   firme ... Tranquilo, pero a la vez fuerte, debes aguantar.   perseguir con vigor y tenacidad el progreso del penitente; NO a   pesar de las decepciones y contratiempos, cumple reavigorar   continuo, impulso resueltamente, y tanto Por   Misterio, a imitación de AMBROSIOS como de Franciscos de Sales,   con un vigor totalmente apostólico, desenrollan los ojos de los   ciegos ... corrigen vehementemente temerarios y frou -   xos. .. animar sin condescendencia a las almas de   mal genio, "a las que Dios llama a la piedad y a las que:   " no excusa las faltas cometidas voluntariamente ".        | ^. 4.0 - Caritativo. - Con fuerza y ​​mansedumbre en el uso   de los medios y la persecución del fin, procede dice la   Escritura, la Sabiduría divina, «disponens omnia suaviter», CUALIDADES DE BUENA DIRECCIÓN | 25 de donde vemos que la firmeza bien entendida debe revestirse de dulzura y suavidad. Con su simplicidad encantadora nos advierte Francisto S. de Sales que es mucho más fácil pescar moscas con una cucharada de miel, de las cuales con una tina de vinagre, por lo que el gran secreto que este Santo poseía en atraer hacia sí las almas para conducir a Dios, se fundó en su bondad inagotable , porque para insinuar la devoción, primero buscó hacerla amable. Porque esta bondad que arrebata                                  son los únicos. corazones es todo paciencia, cariño, dignidad, abnegación   y entrega; todo lo que es excesivo le desagrada,   por eso solo se refugia en un alma pacífica, serena y tranquila   ; instintivamente desvía cualquier pasión   que pueda viciar o distorsionar el corazón; igualmente   distante de la familiaridad que degrada y de la rigidez que   repele, ignora el rigor implacable y la complacencia   comprometedora ... odia, a veces la severidad extrema, a   veces la sensibilidad mezquina y ridícula ... trata con   deferencia, pero conserva dignidad ... ya sabes y   enteramente, pero sin exagerar nunca ... inspira respeto   y despierta confianza ... se vuelve agradable, no  por un egoísmo refinado, que trata de ganarse el cariño y el   reconocimiento, pero porque su objetivo es suavizar   un yugo que pesa y llora…; nunca descarta el   alma que ha tenido que arrancarle el cuero cabelludo con amargo reproche, sin   antes verter en su corazón un bálsamo consolador   de incitación y suave tranquilidad, 5º - Diversificado. - Aunque es "siempre mes - m en las líneas principales, la dirección debe ser variada e incluso acomodada, ya que las diferentes especies de Com- SOAs se refieren: 1 - Pecador, tibiae almas almas piadosas y almas perfectas, 2do - Niños, jóvenes, estudiantes, adultos y ancianos. 3º - Casados, célibes, religiosos y sacerdotes.                                                26 j boosec y DE CONCIENCIA   4º - Personas de recta conciencia y personas de   conciencia paso j o 5º - Personas que han entrado en los estados místicos, y otras. ; En los capítulos siguientes nos ocuparemos en particular de estas diferentes clases de personas en lo que respecta a la dirección espiritual. Por ahora, transcribimos, por cierto, lo que nos dice San Gregorio, Papa , según las ideas : “Cuello. enim. una eadem cunctis exhortatio congruit, quia in cunctos pat morum qualitas astringit; saepe namque aliis prosunt ... et medicamentum quod hunch morbum imminuit, virus E jungit; et panis, qui, vitam fortium roborat, parvulorum necat. alliter                              namque admonendi sunt viri, aliter foeminae, quia illis   gravia, istis vero injungenda. sunt levior. Juvenes aliter, incluso   aliter senes, quia illos.plerumque severitas admonitionis  ad profectum direct, istos vero ad meliora opera   deprecatio blanda componit. Aliter inopes, hasta aliter   ocupletes ;; illis namque oférre consolationis solatium   contra tribulationem, istis vero inferre metum contra   elationem debemus '. «Aliter laetos, atque aliter sad; laetis   videlicet inferenda sunt Zristia quae sequuntur ex   supplicio, tristibus vero> inferenda laeta quae promittuntur   ex regno '. «Aliter subjecti, atque. aliter praelati, illos ne subje-       ctium contendráat, es decir, en el locus superior extollat; illi ne   menos quae jubentur impleant, istine plus aequo jubeant   quae compleantur; illi ut humiliter subjaceant, isti ut   temperanter praesint ». “Aliter sapientes, hasta aliter hebetes   ; illi admonendi sunt ut sciant amittere quae   sciunt, isti, ut, appetant scire quae nesciunt. . Aliter insolente, atque aliter verecundi; illos namque ab impudentiae vitio increpatio dura compescit, este autem plerumque ad melius exhortatio modesta componit ». .                 Aliter impatientes, hasta aliter patientes; illi dum,   reponere spiritum negligunt, fine, etiam: quae non CUALIDADES DE BUENA DIRECCIÓN 27                apetito, iniquitatum abrupto, rapiuntur, quia   mentem impellit furor quo non trahit desiderium. Isti studeant   diligere quos sibi necesse est tolerare, ne si patientiam   dilectio non sequatur, in deteriorem   odii culpam vitiis ostensa vertatur ». Aliter Benevoli atque Aliter invidi: dicendum est benevolis ut cum proximorum FACTA, conspiciunt, ad suum cor redeant, ne bona laudent et agere recusent ... . Admonendi sunt invidi, ut perpendant quantae coecitatis sunt, qui aliena exaltatione contabescunt; quantae infelicitatis , qui melioratione proximi deteriores sunt '. Aliter humiles atque aliter elati ... Audiant humiles quam sint aeterna quae apetunt, quam transitorio quae contemnunt.                             Audiant elati quam sint transitoria quae ambiunt,   quam aeterna quae perdunt ». CAPÍTULO SEGUNDO “Código fundamental de la Dirección de Conciencia I—- DISPOSICIONES GENERALES QUE ES IMPORTANTE ALCANZAR LOS PENITENTES. Hay cuatro: - Sinceridad perteita, plein de. oración, - generosidad, - y docilidad. . Si falta una u otra de estas cualidades, el confesor verá frustrado su celo y lo verá con pesar. que trabajaba ”en terreno baldío. . | Sincerity Deren 1st - ¿Por qué es necesario? - | a) porque carecerlo voluntariamente conduce de forma muy natural al tremendo crimen del sacrilegio; ahora este es el mayor obstáculo para la vida de la gracia, porque                                                            vierte en veneno los dos remedios principales para   la miseria humana, la Penitencia y la Eucaristía; por eso   mismo, hace totalmente inútil la dirección espiritual. "Y ../5) - En asuntos menos graves, pero pertenecientes a la gestión , la falta de sinceridad induce a un error más o menos grave por parte del guía espiritual, y de ahí a menudo proceden, " erróneas, equivocadas e. Incluso dañinas. Diga esto ". considerar a San Francisco de Sales: se abrió con sincerida- de lealtad y su corazón (el director), manifestai- DISPOSICIONES GENERALES 29 buenos claramente IHE y el mal, sin disfraz o encubierta formulación; de esta materia será el tema más cuidadosamente examinada.                                           “Suavemente, mal corregido y rápidamente reparado;   Tendrás consuelo en las aflicciones y moderación en los consuelos   (ver devoto, 1, 4). “2º - Su extensión. - a) Bajo pena de sacrilegio, (es doctrina de la Iglesia) el penitente está obligado a declarar en confesión - aparte de “el caso de obstáculos invencibles, extrínsecos al Sacramento - todos los pecados mortales, ciertamente: cometidos, que después de un examen serio, acusar a la conciencia, con indicación por cada falta, del número de veces, exactamente como sea ​​posible, de las especies y circunstancias que la modifican. b) Además, de las citadas palabras del Doctor de la Piedad, se concluye que el penitente debe portar la                                        director espiritual al conocimiento de todas sus disposiciones   interiores, tales como principales defectos, dificultades   , tentaciones, inclinaciones, esfuerzos, aciertos y contratiempos,   en fin, todo el movimiento de su vida interior. 3.0 - Cómo saber la falta de sinceridad. Si Dios a veces concede a los santos el don de la lectura, no. íntimo de corazón, los sacerdotes de la vida interior no rechazan las gracias de Estado, necesarias para el pleno desempeño de su ministerio e incluso en lo que concierne al presente caso, el don de la conciencia discernidora. Además, la práctica continua de tratar con las almas le da al director astuto y experimentado, como les ocurre a los ya ancianos practicantes de la medicina, dados datos básicos.                                  importante para un diagnóstico fácil y seguro. Finalmente, a los jóvenes directores de almas les presentamos algunos signos, más o menos ciertos, de la falta de sinceridad del penitente; es un caso para suponer reticencia culpable-— | a) cuando personas con evidentemente poca vida ferviente i. 30 DIRECCIÓN DÉ, CONCIENCIA j se? "lo presentan en el vok ialo. con manifiesta molestia, sólo para acusar una u otra falta, de ordinaria, insignificante; 4) cuando, sin verdadera piedad, tienen casi siempre la misma fórmula de acusación, aunque enredadas en graves dificultades; hacen las declaraciones muy a la ligera, truncando incluso, y resumen todo en una recitación de máquina, sin necesidad de                                                 aclarar una pregunta ”, <) quan-.   que las personas, exteriormente ejemplares, se abstengan, en un   ambiente donde la frecuencia de los sacramentos es notable, de   buscarlos asiduamente, pudiendo hacerlo sin dificultad   ; d) cuando la gente, en realidad no muy temerosa, se presenta   contra la costumbre, inquieta y asustada y, al fin y al cabo,   sólo profiere las banalidades habituales de otras   confesiones; e) de la misma manera quienes, sin ser   escrupulosos, se inquietan -y se confunden, cuando oyen   hablar con calidez sobre las verdades eternas, flamantes,   sacrílegas- o incluso, en idénticos casos, fingen no   escuchar a la predicador; f) también las que, lejos de pasar,  r por la terrible experiencia de las dificultades espirituales, manifiestan un   pronunciado aburrimiento con la oración y los actos de piedad; g)   finalmente, cuando las personas parecen piadosas y constantes   por su carácter, se muestran, por el contrario, versátiles   en la elección del confesor, o casi siempre prefieren un confesor   desconocido. | - Lo que se debe hacer para lograr la sinceridad en y a El director debe: a) ganarse la confianza del penitente con un porte digno y reservado, bondad paternal , discreción ilimitada y piedad inflamada; b) facilitar: Enviarles comunicaciones costosas, evitando el asombro, la admiración o el descontento al escucharlas ; mostrar, por                                    Por el contrario, a mayor amabilidad, más costosa   la confianza, sobre todo con las almas   tímidas y pusilánimes a tus pies ... Incluso felicitar discretamente al penitente | DISPOSICIONES GENERALES 21 por sinceridad. tan encomiable, y que significa más estima y simpatía; c) al mismo tiempo, tratará de lograr la plena apertura del corazón, a través de preguntas bien “escogidas y bien colocadas; | ¡Cuántas veces te sorprenderán revelaciones inesperadas, si sabes interrogar con arte y propósito! Si no lo hace, si simplemente se conforma con las acusaciones espontáneas que se le hacen, especialmente cuando se trata de almas poco comunicativas o de quienes viven                                       en medios aislados cosechará resultados muy frívolos,   por pobre y estéril que será su trabajo. Por lo tanto, es necesario   indagar con atención, porque hay personas que,   aparentemente muy sinceras, solo levantan -sobre todo en   materia de castidad- la punta del velo, que   cubre sus miserias, y no van más allá, si el   confesor no lo hace. no extenderles la mano para desenredarlos por   completo ... ¿es ignorancia? ... ¿dificultad de expresión? ... ¿ falsa vergüenza ?. Las causas pueden ser muchas, pero el hecho es que ocurre con frecuencia; d) recurrirá a la oración y a la mortificación, para que Dios les conceda la gracia de la humildad y el coraje fuerte para triunfar sobre el temor de vano y                    Hay una repugnancia que experimentan al confesar. espíritu de oración 1º - Es necesario para todas las almas. Dado que Dios es el comienzo de toda vida espiritual, ninguno de ellos pudo caminar hacia Él, no avanzar en la persecución. característica sin su competencia, es decir, sin la ayuda de la gracia. Ahora bien, es solo una ley general de Providencia a quien solo se le concede gracia. se lee con insistencia a quien lo pide, “gui petit, accipit”. Por tanto, animar y conducir las almas a la práctica de la oración, provocar la intervención de Dios y garantizar la primera condición de progreso: “cuánto magis Pater conduce dabit spiritum bonum petentibus se”. del alma que descuida Fn.                                                  32 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA     a: oración por el contrario, no hay nada que esperar, para mejor  que son sus cualidades y disposiciones naturales:  «Sine me nihil potestis facere». Verdad fundamental, que  San Alfonso lo resume en estas palabras: «lo que ahora salva-  -S €, lo que no reza, se pierde ».        2º - ¿Qué es el espíritu de oración?     El espíritu de oración es un estado del alma que  está dispuesto a volverse a Dios fácilmente para obtener su  ayuda. O     El que tiene el espíritu de oración, se parece al <  niño, que ante el peligro o la necesidad  urgente, levanta afligir los brazos a los tuyos. madre mendigando  refugio y búsqueda de refugio.     Pero, como dice Nuestro Señor, el espíritu de   oración en muchas palabras: «oraciones nolite multum   loqui, sicut etnia: putante, quod en multiloquio suo  exaudiantur (Matemáticas vi, 7). Sin embargo, tenemos que hacer la se- prácticas de piedad indistintamente por los penitentes, sin considerar que, ahora va en contra del cumplimiento de la deberes de su estado, ahora los precipita por exceso: fatiga, aburrimiento y aburrimiento: ¿espiritual? Es un la- error. mentável requieren mucho en los comienzos de la vida espiritual, Disposiciones generales 33 debido a los largos ejercicios de piedad, por exigir un gran esfuerzo, llevar al desaliento y que tal vez aban- donar una pena muy iniciados. 3º --— Expedientes para adquirir el espíritu de oración.        Siguiente        `~ Nota: Si por ahora insistimos en que el  La oración debe ser breve, aunque frecuente, no es que conste  testemos à oração prolongada valor ou importância, pois  esta mortifica mais as nossas faculdades, favorece o reco-  lhimento interior, tranquiliza a alma e dispóe-na para o  espírito de oração: e por isso que nos desprende das  coisas da terra pela união mais íntima com Deus, consti-  tui uma homenagem mais digna, excelente e completa  para com a divindade..;; nào se póde todavia impór  indistintamente a tódas as almas, por nào ser essencial à  vida perfeita.     Qual é o Director — que Sobrecarrega com                                                a) Instruir al penitente sobre la necesidad de la gracia   y la importancia de la oración. Estos dos principios teológicos son el eco de las palabras del Salvador: “Sin mí nada podéis hacer”; - ' El que pide, recibe, el que busca, encuentra y el que llama para abrir-st-ha'; verdades que hay que persuadir a cada alma y recordar muchas veces, porque, transformadas en convicciones, las impulsan y animan a acudir continuamente a Dios. b) - Sugerir invocaciones breves y fáciles que recuerden al alma sus miserias y resuman sus necesidades. Tenemos en el Evangelio un gran ejemplar de tales invocaciones , y en los libros de piedad una buena reseña de las oraciones jaculatorias: “¡Señor, ten piedad de mí! Señor,                                      si quieres puedes curarme ... Señor, el que   amas está enfermo ... etc. etc. i c) - Llevar al penitente poco a poco al uso frecuente de estas eyaculaciones: Primero, fidelidad a las oraciones tradicionales: oración por la mañana, por la tarde, antes y después de las comidas ...; si no la fórmula completa des- . estas oraciones, al menos un Padre Nuestro muy bien rezado , señal de la cruz con fe y piedad ardiente, etc .; luego , a intervalos durante el día, cada hora ... media hora. . cuartos de hora ... etc., y particularmente en las tentaciones y contratiempos, la práctica de las eyaculaciones. d) - Actos exteriores de piedad, fáciles de practicar: Colocar la mano sobre el pecho como prueba del amor de                                 Dios, ... levanta rápidamente tus ojos al cielo, ... bei- 34 | DIRECCIÓN DE CONCIENCIA ^ jar el crucifijo. «. mira la pata. él contemplativamente, ... está saludando una imagen piadosa ... encontrándose frente a una iglesia, una cruz, etc ... Todo renueva sentimientos: sentimientos internos, llama la atención, facilita la oración, etc. " gindo sobre el interior, "firmemente fundado el espíritu de oración, hay que señalar que en estos ejercicios, la singularidad y la asignación deben desterrar sin descanso. es e) - Rodearse de Siela impregnado de objetos piadosos, imágenes; ... en el dormitorio, en: el trabajo, en los libros ... que recuerdan pensamientos saludables y los transportan a Dios.                                                                                     El - Pregunta 4 0> susurra penitente: los 'esfuerzos que ha hecho y los resultados que ha cosechado. ejercicio . de las prácticas aquí enumeradas y acostumbrarlo a declararse a este respecto. : / Generosidad, - Importancia. y | En el trabajo del antai y —ÀMÓ Dios da el primer / primer paso, esperando nuestra cooperación después. Cada uno: la gracia que nos concede, exige, sin falta, la nuestra. competencia, para que la acción de Dios y la nuestra sean inseparables y marchen juntas, para que la práctica de la piedad sea ​​a la vez sobrenatural y meritoria . Ahora esta correspondencia de nuestro. parte, requiere. y. fuerza y ​​por tanto generosidad.                                                                                            Allí dice el autor de la Imitación de Cristo: “mucho mayor;   será el progreso espiritual, mayor violencia tendréis | haced a vosotros mismos ». El Director podría ser sabio y santo, si el alma es pre F guiçosa e indolente, nunca obtendrá un resultado; si, para con-. trary, está listo para todos | Se sacrifica, progresa, admirablemente , DISPOSICIONES GENERALES l 35º - ¿Cómo obtener esta virtud? Lo hace: a) - Activa fuertemente la voluntad, por motivos que la mueven y la arrastran, es decir, crean en ella profundas convicciones, despertando los nobles sentimientos “que en germen tiene el corazón. Además de las razones generales que llevan a hacer el bien y cuidar con énfasis                                                                             en la santificación, para persuadir los motivos especiales que   llevan al ejercicio de tal o cual virtud, a la observancia de   tal o cual deber: Los nobles sentimientos de belleza,   dignidad, amor, por un lado, y sanciones o penas.   poderes hábilmente elegidos, como la lectura, la meditación de la   Pasión de Jesús, etc., por el otro, - razones combinadas. y   sentimientos, conducirán al alma a consideraciones y estímulos   muy fuertes para la virtud. Si a esto se añaden   las cálidas exhortaciones de la Confesora,   el corazón y la mente arden de emoción y fuerza, y el alma se lanza a   las resoluciones más sinceras y magnánimas. Renovar este proceso por diferentes motivos y             variado, más arraigado se volverá el espíritu de generosidad   . ! b) Despertar continuamente la actividad espiritual en el penitente mediante resoluciones precisas, prácticas y adecuadas, según su fuerza y ​​tipo de vida ... e indagar cada vez sobre los esfuerzos realizados ...; así ejercita y acostumbra la voluntad y prepara la generosidad . c) - Apoyar el esfuerzo del penitente con palabras de incitación ; un cumplido discreto pone nervioso el alma. La naturaleza humana misma necesita ser revivida mediante la aprobación; entonces cuantas veces caerán las almas en el desaliento y la inercia, si de vez en cuando el confesor no las refresca con testimonios                                            de satisfacción | ¡Cuidado, sin embargo, con el amor propio   y los afectos naturales! Por eso nos parece más prudente   y útil invitar al alma a dar gracias efusivas a Se- ^ 6 DIRECCIÓN: DE LA CONCIENCIA aquí - los aciertos y alcadçádos que Gragas obtuvo. e incluso él como penitencia: ejercicios sacramentales de agua y acción de gracias. | Docilidad Es necesaria, porque sin ella todos los esfuerzos del confesor son inútiles e inútiles . . ¿De qué sirve estudiar bien el interior del alma, sondear sus necesidades, mostrarle claramente su estado, darle las advertencias precisas , trazarle un plan de vida concienzudo, si                                                      falta de docilidad, ¿se queda con sus ideas y sentimientos   y siguiendo su propia voluntad?: .. Y 'sin embargo, ¡   qué les pasa a tantas almas que se hacen pasar por piadosas   ! Si no están en conflicto abierto con el Contessor   , tienen la habilidad y la astucia para arrastrarlo a su   forma de ver y dictarle astutamente la decisión a   tomar ... Desafortunadamente, la palabra   de la Escritura nunca se aplicará a ellos : « Vir obediens Toguetur vi victorias ». Para lograr esta virtud es necesario: 1º) - Persuadir de la necesidad primordial de obediencia, enraizamiento . en el espíritu esta “convicción: sólo la obediencia puede llegar al cielo. - a . 2.) - facilitar su adquisición y obtener la sim-                  la simpatía del penitente por la bondad paterna y la   dedicación ilimitada. > " 3º) - No hagas imposiciones excesivas: el superior que Tlc los límites del mando, nunca tendrá autoridad real ]. 7 4º) - Al imponer un fuerte paso, sind el alma con las palabras más ardientes por centinelas dignas y magnánimo (. RON segundo Dios ^ 5) - Nunca hay que olvidar que mai con fir- f i P3 vida sobrenatural 37 meza y suavidad opera sobre saludable le sugerentes como e infunde el espíritu una fuerza misteriosa, cuyo efecto es el más humilde sumisión . II - Principios generales que rigen la vida n SOBRENATURAL s                                                                                      El confesor debe conocerlos, porque son   faros muy luminosos que proyectan abundantes rayos sobre los   tortuosos caminos de la vida espiritual. Sin estos principios, y   por lo tanto sin una guía, sería muy fácil perderse en el la-   . birinto bastante complicado, de las leyes que regulan la dirección   de las almas. Es importante, por tanto, estudiarlos: 1º— Primer principio: La ley primordial de la vida interior es la “concurrencia perfecta, absoluta, en la medida de lo posible, con la voluntad de Dios”. - Las leyes que observan la voluntad divina en relación con las criaturas, son las que deben regular nuestra actitud hacia ellas. es ' a) - Cuando Dios manda, prescribe o proscribe- "viendo el uso de tal criatura, es urgente obedecer invariablemente-                                 mente; Es una obligación, que pesa mucho sobre nuestra libertad   : “grave, si la violación resulta en una ruptura absoluta   de las relaciones con Él, Zeve, si solo las enfría. b) - Cuando Dios aconseja, es muy conveniente obedecer sus deseos, porque al hacerlo buscamos su gloria y adquirimos perfección y dignidad. , c) - Si, por excepción, bien por la intervención directa de su Sabiduría, o, como es más frecuente, por el curso natural de causas secundarias --cuyo ejercicio regula soberanamente-- Dios nos coloca en situaciones inevitables, sólo tenemos para inclinarse respetuosamente a sus determinaciones paternales y más sabias. En resumen, el cumplimiento absoluto es fundamental.                                              38 DIRECCIÓN DE: CONSCIENTES de la voluntad de Dios, tanto en la acción (mandamientos y consejos) como en el sufrimiento, las dos poderosas alas, que en un vuelo ininterrumpido nos transportan al cielo. Demostración. - La propiedad esencial y primaria de la vida es tomar posesión del Ser que lo anima y conducirlo, paso a paso, a la perfección a la que es susceptible. En la vida espiritual, la función principal es elevar al hombre a la plena expansión de su ser, en la glorificación de su Creador. Gloria divina y perfección humana, aquí está su término: gloria divina, fin principal y necesario «omnia propter semetipsum operatusgest Deus» - perfección y felicidad humana, fin subordinado y libremente anexado: a                                      primero por una unión indisoluble, gracias a las admirables   disposiciones de la voluntad divina, pero para el   ser inteligente, ¿qué es glorificar a Dios, si no sumergirse en   su esencia infinita, hacer de él el centro de su propia vida   ? las perfecciones divinas el: fin * de todas las aspiraciones   y esfuerzos ... Conoce estas perfecciones, admíralas,   deléitate en ellas, deséalas y rompe con la ayuda de la   gracia; reproducirlos en nosotros, hasta que la gloria eterna nos   confirme en su plena posesión, ¡tal es el esfuerzo supremo   de una vida sabiamente ordenada! Todas las demás   criaturas, cada una por derecho propio, deben   asociarse al mismo tiempo con el hombre en la adquisición final de este bien   supremo | X  Y cuál es la medida de esta coparticipación de la descendencia.   sólo la Sabiduría divina puede determinarlo y, determinado   , sólo el hombre debe tomarlo como regla de   vida, lo que equivale a repetir: toda vida espiritual se   funda en el principio de absoluta conformidad con el   sentimiento de von - Dios ... Para elevarse a: Dios, intermitentemente   , es un signo de una vida espiritual débil y negligente; sumergirse   , perderse, sumergirse resueltamente en las   perfecciones divinas , es decir, en su esencia, la vida ”¡sobrenatural y   perfecta! 2º - Función primaria de la actividad espiritual. VIDA SOBRENATURAL 39 Esta función es doble y por tanto el Segundo Principio: a) Hacer uso de criaturas                            prudente, utilizándolos según las indicaciones divinas   y en la medida en que, acercándonos a Dios, contribuyen   al complemento sobrenatural de nuestro ser; = &) Imprime paulatinamente a las facultades morales: preparación adecuada, para que proporcionen, "ningún obstáculo para la acción del alma, utilizando las criaturas, VIE . ^ Con el fin de Dios . Comparación - Para la comprensión palpable y concreta esto En teoría, imaginemos nuestra alma construyendo, bajo la supervisión de Dios, la escalera por la cual quiere ascender al cielo; los escalones se van colocando uno a uno, a medida que sube, pero, uno aquí y allá, veamos colocarlo. ellos. “Dios mismo, - y estos son los eventos y                                                                 rasgos que envía la Providencia -; + el alma los acepta   , asciende a través de ellos; va a colocar a los que faltan hasta el   final y los elige de entre las criaturas, prefiriendo a unos y   rechazando a otros, según las indicaciones que   inspira la gracia . - 3º - Disposición fundamental de la vida espiritual. «Tercer principio: Æ 'la indiferencia hacia las criaturas es fundamental en la vida espiritual . Evidentemente se trata de una indiferencia antecedente, es decir, que precede a las inspiraciones de la gracia, porque cesa inmediatamente, en cuanto Dios invita a la voluntad a pronunciarse por tal o cual objeto. Dotado de una disposición tan santa , el alma parece olvidar las inclinaciones                                                de su naturaleza y se niega a dejarse inspirar por los encantos de las   cosas creadas. . Si bien Dios no significa su voluntad para él y no indica las criaturas destinadas a su uso, mírelas: la IU E 35 x 4 * 40 DIRECCIÓN p WADE todos por igual: riqueza ”o“ pobreza, alegría o dolor, gloria o abyección, no habla a un lado, ni al otro, deja la selección únicamente al Senhor Golleradó , en cuyas manos está filialmente abandonada. ! Razón. - En el plan general: de la Providencia, cada criatura . tiene su propia utilidad y función peculiar en el mundo; cada uno marcó su lugar a la Sabiduría divina, coordinándolos entre sí, según las necesidades y aptitudes                                                    recíproca y de acuerdo con las exigencias del propio fin. Desplazar a   uno de ese lugar es lanzar el desorden al plano de la   Providencia y frustrar la obra de Dios. Es evidente que no “pertenece al hombre corregir. disposiciones divinas, qué insensatez sería de su parte querer derivar de ellas una utilidad que Dios no les concedió. Por tanto, no debe alimentar preferencias, es decir, debe volverse indiferente a todas ellas. . San Ignacio nos expone admirablemente estos principios : el hombre fue creado para conocer, amar y “servir a Dios; tal es su fin, y lo cumplió; posee. el cielo ”aseguró. 2 " - Los otros seres, reunidos alrededor del hombre, son:                               los medios para conocerlo, amarlo y servirlo, para que él   deba hacer uso de ellos, mientras ellos favorezcan, y se abstengan   “cuando obstaculicen la persecución de ese fin. De ahí, en nosotros,   la más completa indiferencia hacia las criaturas: enfermedad o   salud, riqueza o pobreza, vida prolongada o breve,   honor o humillación, es tan bueno para nosotros, porque el objetivo   es solo uno: considerar las cosas creadas solo como   significa hasta el final último. , | I1 - MEDIOS GENERALES * QUE AYUDAN AL PROGRESO ESPIRITUAL Son todo aquello que sostiene al alma en su acción y esfuerzo por elevarse a Dios, buscando mayor gloria para Él , conforme a Su beneplácito. Co MUNS, más o menos, a todas las etapas de la vida sobre-                          naturales, las hay de dos Categorías: 1ª - unas, que se activan. ESCAPE DE LAS OCASIONES 41 y anima a los dos agentes íntimos de la santificación, la gracia y la voluntad, a saber: los sacramentos, los ejercicios de piedad y el ambiente propicio; 2. 9 - otros que eliminan obstáculos, que pueden entorpecer la actividad espiritual, y son: la huida de las ocasiones, la lucha contra las tentaciones, la mortificación, el rechazo de ilusiones y prejuicios y finalmente la paciencia en las tribulaciones. Empecemos por lo último. € - VR |. — VUELO DE OCASIONES A.— De Ocasión en General Ocasión de pecado es toda persona o cosa que de alguna manera nos lleve a ofender a Dios. Y 'pro                                                                    Xima, cuando demoró al mal con tal violencia que   sólo   pudo vencer con gran dificultad y por tanto en raras circunstancias ; de lo contrario, la ocasión es remota. I. "- Razones del Confesor para combatir las ocasiones de pecado: a) - el primero le presenta el Evangelio:" et si oculus tuus scandalizat te, erue eum et projice abs te ...> - Cuando la Bondad misma hiere como duras palabras, puede el ministro de Dios misrepresent y mentira" en comprometedora inercia ...? b) - el confesor es el padre espiritual de las almas, que - IHE se les ha confiado, por lo que debe buscar todos ellos a .- bueno, con el cuidado de una madre, llena de ternura y debilidad.                                                            dicción a sus hijos; Ahora, todo el mundo sabe lo   solícitas y urgentes que son las madres para prevenir los   peligros que pueden amenazar a su descendencia: intrépidas en combatirlas   , expertas en evitarlas . He aquí el modelo que debe imitar al padre espiritual: en cuanto aparezca el peligro, sed solícitos para vencerlo; por el contrario, será comparable a la madre que, por casualidad, deja al bebé en manos del niño infame, que lo envenena, el arma cruel que lo hierve) y al fuego devorador, que podría encenderlo. 42 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA 2º - De los penitentes-con motivo de: sin T 'Q) —Para remediar el mal, es: debo saberlo; por qué lo soy por razones serias | supongamos que un penitente en                                               En la próxima ocasión, es importante investigar detenidamente, hasta  si: adquirir certeza: a) si de hecho, concluye para la gravi-  idoneidad de la ocasión y advierte que debido a las pasiones y pre.  conceptos, el penitente los disimula o los ignora, declara        "Investigue inmediatamente el eru porque sería un crimen dejarlo  en tu inconsciencia;        c) - Bajo pena de negarle la absolución, obligarle a  retirarse de la próxima ocasión, si es posible; como es indis-.  posición seria, que irrita la absolución, permanece  en peligro inminente de ofender a Dios.     +     d) - Si el penitente no pudiera, sin serios inconvenientes,  que llegue la ocasión, es necesario emunificarla fuertemente  obligándole a emplear las medidas necesarias y eficaces.   ''> zes contra influencias peligrosas, para evitar el pecado- “Caída pre-mortal, porque Dios no hablará con gracia para tener todo lo posible . -. (0 4) - Mientras que en ocasiones menos graves, anímeles a estar dispuestos a evitarlos tanto como sea posible; apelando a su generosidad, mostrándole lo noble y digno que es a la vez, un acto de respeto y veneración hacia el Dios, evita todo lo que pueda ofenderlo. Es un acto de célula, de hecho, ayudar al alma en peligro , con todos los medios para salvarla.                                          © Que un teólogo, hablando de la elasticidad de los   principios fundamentales para mitigar ciertas “obligaciones, proporcione las Confes-  sor Seguras opiniones para, en casos de perplejidad, absolver   tranquilamente ,. admitido e incluso digno de elogio   .. | Pero usar tales opiniones para delis en inercia e. “Exponerse al peligro, las almas 'que tiene el deber de salvar, es malinterpretar su obligación. + “ 4 ESCAPE DE OCASIONES 43 B. - De ocasión especial i; Daneas y bailes 1º - Danca es una combinación más o menos concreta e ingeniosa de pasos y movimientos, ejecutados según unas reglas bien definidas. En este sentido constituye un arte, así como la música, la poesía, la pintura, etc. Se explica por el instinto de nuestra naturaleza, que                                                          conduce a que las   fuertes impresiones del alma se manifiesten exteriormente en todas las formas, y esta tendencia se   revela particularmente en personas muy impresionables, en   quienes la imaginación usualmente suplanta a la razón. Podría   significar alegría y podría ser un ejercicio de gimnasia:   entre los antiguos, y en particular entre los   hebreos, incluso se convirtió en una práctica de adoración. 2º —- Por su parte los bailes están formados por la reunión de muchas besoas que bailan. Hay varios. especies: batallas familiares, bailes públicos, bailes de máscaras , bailes ceremoniales, bailes de fiesta, bailes, etc. | s Razones para que el Ditector elimine a los penitentes de los bailes;                                 1º - Ciertos bailes están totalmente prohibidos, ya   que consisten en bailes ilícitos. Tal, en nuestros días, un gran número de bailes, porque demandan movimientos y gestos, lo que Moral señala como una ocasión cercana a los placeres lascivos. Porque si San Alfonso cobra un tiempo- consumiendo apretón de manos como un pecado mortal , lo que no diremos de los abrazos, caricias y contactos de todo tipo, que presentan bailes modernos Ã? - vívidamente excitar las pasiones, especialmente entre las personas "que amor unos a otros con locura o aquellos que son frágiles 44 | DIRECCIÓN "DE LA CONCIENCIA PP A desde el punto de vista de la 'castidad'? Ellos son. movimientos y.                                               actitudes que despiertan todo tipo de pensamientos   , deseos, imaginaciones e impresiones impuras , que son la ocasión eminente del pjjdo y la negación completa de la virtud de la castidad. Debido fe a 2º - Otros bailes, también: que no admiten bailes en sí mismos condenables o prohibidos, van acompañados ” de tal concurrencia de circunstancias desastrosas y engañosas, que: si no pueden potni i sin motivo serio y sólida garantía. Las preguntas son de este tipo. actualmente tienen lugar entre nosotros bajo el nombre de la fiesta. En el pasado, cuando las dariças no permitían “una aproximación tan inmediata de los dos sexos, y se lucían”: durante el día, en presencia de personas respetables u honestas.                                                                 sí, no es de extrañar que haya indulgencia contigo   ; pero, hoy en día, los bailes populares admiten una   miseria repugnante, son el señuelo de pasiones descaradas   , deseosas de saciarse y aún asumen el carácter   de sesiones nocturnas. Allí todo conspira contra la virtud;   con la entrada libre, quienquiera que sea,   aparecerán inevitablemente grupos e individuos, cuyo   desenfrenado libertinaje , desconociendo las leyes del pudor y del pudor   , esparcirá finalmente por toda la asamblea un   clima de inmoralidad y vileza. Agrupaciones y abrazos, saludos y aplomo, no solo * expresiones erróneas, sino indecorosas, ambiguas o incómodas, este es un pábulo extremadamente eficaz para la expansión completa de              todas las adicciones. ¿Y qué hay de todo esto, las retiradas oportunas o ficticias y la connivencia de la noche misma? En un ambiente sofocante, debido a la gran multitud , es fácil salir a respirar aire fresco, tomar un refrigerio o cualquier bebida, y aparte del público, en la soledad y la oscuridad, nada podría contener el ímpetu de los apetitos rebeldes. Música en acordes. bebidas y tragos voluptuosos en * ESCAPE DE OCASIONES! Este exceso, lejos de atenuar el peligro, más bien excita los sentidos, enciende las pasiones, adormece la conciencia y confunde la razón. = El juicio es estricto, es cierto, pero esa experiencia                                                         “Les obliga a formarse y que todavía hay que reforzar con severidad   para los bailes en las alcobas y tabernas. Incluso   los bailes ceremoniales no están exentos de censura; con-   regalarlos a ser prohibido imodes- baila   tas y que la calidad de las personas que ven que ga-   raritia a las leyes del decoro, el espíritu del mundo que no   se respira, los trajes demasiado libre, pagana cuasi, im-   excel a diversiones tan llenas de sensualidad   que es imposible no ofender a la más delicada   de las virtudes. 3o - Finalmente, suponiendo que, leyendo los tristes datos de la experiencia, y concediendo a la pobre naturaleza humana la elevación de la virtud, que en realidad ha perdido              por la caída original, encontramos principios teológicos   para juzgar sin rigor y calmar la conciencia de los   enamorados de las danzas, si el digno confesor se   abstiene de aplicar tales principios con fanfarria; - lejos de   él la intención de reconciliar por este medio la estima y los   favores de los mundanos y adquirir la reputación (a veces   tan deseada |) de un hombre de su tiempo. Celoso ante la gloria de Dios y el bien de las almas, no expongas a los penitentes al peligro de la danza; y si a menudo el. llamarse intransigentes y exagerados, consolarse de tener una honorable compañía contigo: «de bailes y bailes, escribió San Francisco de Sales, sólo digo lo que dicen los médicos sobre las setas: lo mejor                 no son buenos ". Y, de hecho, abstrayendo de los obstáculos que la pureza se encuentra en estos entretenimientos, cuántos obstáculos para una vida sinceramente cristiana] lujo inmoderado, disipación continua, la sobreexcitación de la imaginación y los sentidos, el loco deseo de placer y, por lo tanto, el 'aburrimiento de las cosas serias y sanas, ¿cómo pueden reconciliarse con la vida de E 46' DIRECCIÓN DE “CONCIENCIA y recogimiento, con emociones tan puras y tiernas del alma en unión con: Dios? ¡No! ¡Dios no podía abrigarse en corazones acostumbrados a las sensaciones mundanas, predispuestos a todas las seducciones y placeres de los sentidos! | à = Corolario: Reanudar Mons. Serios los principios que                                                     lo acabamos de exponer en los siguientes términos: «Cum choreae   nunquam sint ab omni periculo immunes, syuneri suo   deesset Confessarius, qui suos. puestas de sol? kibusvis choreis   avertere mon satageret. Si monitis €. hortationibus   non obtemperent, attendat tum ad periculum personale   sui poenitentis, tum ad rationes quae eum ad   assistendum choreis impellunt. Si periculum sit grave et   proximum omnino severa agat; hoc autem periculum   semper adest in choreis ilis quae. apud cauponas in locis   angustis, intermixtis pravis colloquiis et compotationibus,   extra parentum praesentiam, per totam fere noctem pere   trahuntur, ac proinde qui hujusmodi coreas frecuentes  a sacramentis sunt repellendi: si autem periculum   proximum absit, rationesque habeant assistendi, eas rationes   perpendat, et si graves sint cum iis mitius agat, simul   suppeditans media quibus periculum remotum fiat. Coeterum   satis liquet non esse absolver qui assistunt   choreis graviter inhonestis, sicut nec eos qui   choreis larvatis assistere velient, nisi id fieret ex voluntate parentum   , in domo privata ubi omnia honeste peragi   supponuntur, quod quidem contingere potest ». + . ¿Cómo procederá el confesor a retirar a los penitentes de los bailes? . | : Debe: - 1º) Inspirarles ante todo gran “estima, amor verdadero, por la incomparable virtud de                                          pureza, y al mismo tiempo gran horror, horror instintivo   , por todo lo que pudiera contaminarlo. 2º - Persuadirlos para que se unan a asociaciones piadosas cuyos estatutos prohíben los bailes. * w ESCAPE DE OCASIONES. 47 3) - Hacerles ver y comprender los peligros a los que están expuestos y las graves responsabilidades en las que incurren por el escándalo, dado o recibido. l 4.0) - A través de cálidas exhortaciones, comenta con firmeza, ardor y dulzura los siguientes pensamientos : «¿No frecuentas a la bailarina, para que no perezcas por la fuerza de sus encantos (Eccli. DRA)? «En las danzas está la ceguera de Y la perdición                                                                        de las mujeres, la tristeza de los ángeles y el regocijo de los demonios (San Efrem) ». “¿Qué se aprende en los bailes y qué se ve en ellos? ... tu intención permanecerá virgen ... ¡pero los ojos, los oídos , la boca, no están ilesos! (S. Cipriano) ». A «Sería mejor trabajar los domingos, cavar la tierra, atar al arado, que bailar ... (San Agustín, en ps. 91)». * 2. Las empresas las que: Deberá prohibirse empresas penitentes ? - Todos aquellos cuya convivencia (conversaciones y ejemplos) conduce a la virtud y conduce al vicio. 15) - Hay personas cuya compañía pone en peligro la virtud de la pureza.                                                                                         Este peligro existe: a) en reuniones, cuyo objetivo es   el placer de conocer gente de ambas partes   . sexos; aunque   estén justificados por las razones más honestas , no pueden permitirse sino con la mayor precaución   ; 4) en seróes, en el que entran   personas viciosas o frívolas; son las más desastrosas, especialmente cuando se necesitan fre- A NT gr N AM + da S 48. DE LA DIRECCION k caliente y sin vigilancia rigurosa; c) en los noviazgos, que deben ser prohibidos implacablemente, cuando no tengan en mente un matrimonio cercano; y en este caso, es urgente rodearlos de toda vigilancia y limitarlos al tiempo requerido.                                                sábalo. Que el confesor preserve impotente a las   almas que se le acercan de estos peligros . " 2) - También hay personas cuyo vivir es un rigo a la fe y los sentimientos religiosos: a) los que reprochan en todos los sentidos a los sacerdotes, echa mano de FJ . Todo para desacreditarlos o robarles la influencia que más interpretan de su acciones, tratando de hacer caer sobre ellos horribles sospechas, distorsionando sus palabras e intenciones, o, finalmente, hablando con complacencia de su "tontería, verdadera o supuesta; es evidente que tales personas desacreditan la fe y la piedad, porque el sacerdote encarna la religión; b) - asimismo los que hablan con desprecio de                                             sacramentos, oración, instrucción religiosa,   instituciones eclesiásticas. ,., que tratan de ridiculizar a   los que asisten a los sacramentos, a las ceremonias de la   iglesia, a la devoción ya las personas que la practican. 3º) - Finalmente, ¿son malas compañía las personas que atacan abiertamente a quienes cumplen exactamente con su deber, que ejercen la caridad y que se esfuerzan por llevar una vida ordenada y honesta? así, critican a todos, censuran todo y alienan. contra superiores y ... hablan sólo de diversiones, frivolidades y amistades sospechosas. Es importante evitar la convivencia dañina de este tipo de personas. ^ 3 x ^ - Para proteger a los penitentes contra                                          mala compañía, presentamos para su consideración   las siguientes reflexiones:.   a) - Femina ignis, vir stuppa, diabolus flabellum ati. ESCAPE DE OCASIONES 49 (Hieron.) - Sermo cum mulieribus sit rarus, brevis et austerus. Ex earum consuetudine vel fumus, vel famma sequitur (S. Ign.) - Qui tetigerit picem, inquinabitur ab ea (Eccl, xmn, 1) - Recedit, exite, exite; pollutum nolite tangere, existe de medio ejus (Liu, I1). £ 6) - Recite a tabernaculis hominum impiorum, et nolite tangere quae ad eos pertinente, ne involvamini a péccatis eorum (Núm, xvi, 26). ^. Fili mi, si te lactaverint peccatores, ne aquiescas                                                        he aquí ... ne ambules cum beis, prohíben que pidan tuum a semitis eorum   ; pedes enim illorum ad malum currunt (Prov.   1n: 16; 15) , Sumuntur a conversantibus mores et ut quaedam in condactos corporis vitia transeunt, ita animus vitia its proximis tradit (Séneca). Nemo vitiosus non aliquod nobis vitium aut commendat, aut imprint aut allinit (Séneca). Amicus stultorum similis effitur (Prov xim, 20). Beatus vir qui non abiit in concilio impiorum, et in via peccatorum non stetit, et in cathedra pestilentiae non sedit (Sal. 1). 3. Lecturas Se prohíben todas las publicaciones cuya lectura produzca disipación, enervante la disciplina, contagie el bien .                                            costumbres y debilita las creencias religiosas. Por tanto: 1. Sin el permiso expreso de la Iglesia, ningún católico, bajo pena de pecado grave, puede leer los libros catalogados en Judez. y 2º - Sin motivo serio, nadie puede leer publicaciones que de alguna manera ataquen o menosprecien la fe y la moral católicas. «Son de tres especies, dice Mons. Heylen en la Pastoral de Cuaresma de 1905, estos escritos: algunos mienten, otros corruptos y otros aburridos, ya menudo producen los tres efectos juntos ” Ú T? E RS x: do) Hablo PE] 50 DIRECCIÓN DE CONCIENCIACIÓN. T us x ^ + RG “el 3 - También es prudente evitar tanto como sea posible.                                                             sa, los que tienden a sembrar discordia, a ignorar.   autoridad, para justificar abusos y enloquecer. 4) - En cuanto a las novelas honestas, es fundamental. disuadir a los que proponen una vida verdaderamente cristiana de leerlo , 4. La vestimenta 'La vestimenta es el objeto particular de la preocupación del Director espiritual, porque el cuidado excesivo en la vestimenta tiene un efecto más o menos cercano: pervertir la inocencia, instigar la castidad, alimentar la vanidad, comprometiendo la salud, consumiendo recursos preciosos que deberían usarse para el bien, y perdiendo el tiempo en futilidad , que el cristiano debería usar dignamente.                                          Es, por lo tanto, el origen de muchas faltas graves y cuarto obstáculo   a una vida de fe y piedad:   , Principios: 1. Es un pecado grave Vestidos que exponen el pecho y otras partes notables de las órdenes del cuerpo que restarse de los ojos de similares ... | 2. Es un pecado grave introducir escotes demasiado pronunciados, extraños o escandalosos en las costumbres de un país o localidad . ESM 3. También es una falta grave utilizar procesos de vestimenta que sean seriamente perjudiciales para la salud. ©> + 'l 4. Es pecado, al menos venial, descubrir las partes menos visibles del cuerpo, que la razón y la decencia les obligan a esconderse.                                                 5. Es pecado incluso venial la "gfectação en vestidos, iu m RASTRO DE OCASIONES. SI la franja, la exageración en los adornos, desproporcionada con las posesiones de cada uno. 6. Es por lo menos un gran obstáculo a la perfección, excesivo cuidado en la vestimenta, prontitud y solicitud en seguir las modas, y todo lo que es exceso y preocupación por el adorno del cuerpo. 1o) - Especificando: Toda forma de vestir es reprobable y reprobable , con el fin de fomentar pasiones sensuales, ya patentando miembros que en un país cristiano se acostumbra cubrir, manifestando ya, de manera encubierta, que es, lugares, que en el cuerpo. , la misma naturaleza te invita a esconderte; igualmente dignos de reproche son los que                                                                    también constriñen a los miembros, martirizan el cuerpo   e impiden su desarrollo, o sacrifican   los intereses de la modestia y la modestia por los de la elegancia y la   “vanidad”. Estos se ven persuadidos por las siguientes razones: es un grave desorden desviar a una criatura del destino para el que fue creada, frustrar su propósito principal y subordinarlo a un fin accidental; ahora, los vestidos tienen: a) - Como finalidad principal y primordial la protección del cuerpo, quitar del sentido de la vista todo lo que pueda ofender al pudor, ya que despierta innecesariamente pensamientos peligrosos, ya porque provoca movimientos sensuales; b) - Como objetivo principal secundario, evitar la                                         po contra el mal tiempo o los accidentes, que solo se   pueden evitar con un vestido . y p c) - El propósito accidental es decorar el cuerpo, para hacerlo agradable a la vista, satisfaciendo al mismo tiempo el gusto por la belleza y contribuyendo, con un propósito caritativo, a la sociabilidad entre los hombres. | Obtenga, por tanto, cualquiera de estos fines; o molestar- & ? b 'si 52:' DIRECCIÓN DE: CONSCIENCIA de su orden y relación, es más o menos grave, a lo que el Director Espiritual no puede ser extraño . | : | 2.0) - En desarrollo: Después de la caída original, el uso de ropa se convirtió en una necesidad para los hombres. a) - En primer lugar, este necesita tomar precauciones                                                                        contra todo tipo de mal tiempo: frío, calor, lluvia,   viento, nieve, etc. | . Mientras que por un lado Dios protegió a los irrazonables de los “elementos, dándoles lana gruesa, a otros plumaje cálido , dotándoles de piel casi impermeable, a los que tenían abundantes cabellos, no concedió al hombre ropa natural de ningún tipo, pero, Es bien sabido, ha otorgado la inteligencia para buscar por sí misma los medios para resistir las inclemencias de las estaciones, dotándose de vestidos que logren ese objetivo. a) - Pero eso no es todo; porque el hombre. se viste, más para liberarse de los impulsos de las pasiones que para envolver su cuerpo. | : y                                     En el paraíso terrenal, fue sólo después de una desobediencia formal,   por orden de Dios, que nuestros primeros padres   se sorprendieron por el estado de desnudez en el que vivían   ; se avergonzaron, temieron y sintieron entonces la   'necesidad emergente de cubrirse'. En su confusión,   comenzaron a coser hojas de higuera para ocultar lo que, desde ese momento, había sido objeto de vergüenza y humillación. Ha sido desde ese día para que un hombre se vista solo. | y y porque porque la consecuencia del pecado fue inmediata: pronto sintieron las desordenadas y depravadas tendencias de los sentidos a ensombrecer -y superar a la razón, mientras "hasta esa hora todos los poderes inferiores                                              “Fueron sumisos y reconocieron la soberanía del & espíritu ... Más. sin embargo: ”Dios, previendo la culpa original, no “ ESCAPÓ DE LAS OCASIONES | 53 para que sus intenciones pudieran ser frustradas, porque se ve claramente que fue su propósito que todo el cuerpo del hombre caminara cubierto. , sin comprometer las funciones de la vida individual, reunió en un punto del cuerpo, llamado rostro, todos los órganos destinados a poner al hombre en comunicación con el mundo exterior : los ojos, los oídos, el olfato, el gusto y el lengua, como para indicar que todo lo demás debe cubrirse, ¡incluso la cabeza misma, que Él mismo se encargó de cubrir !                                                    Si | el rostro es una excepción a la ley, porque es lo que   en el hombre es menos animal: en la fisonomía   se revela la inteligencia, un atributo noble de la naturaleza humana   y el alma se refleja en destellos de luz, belleza   y de vida, como una imagen “Que es de Dios mismo | Otra excepción son las manos, dóciles instrumentos de inteligencia y hábiles ejecutores de la Gècretoa da will . Traspasando estos límites, desafío al hombre a las intenciones del Creador y transgredo las leyes inefables de la honestidad. < ¡Ah! pero ¡cuánto se postergan en nuestros días los derechos de esta bella virtud! Enloquecido por un deseo secreto de atraer la atención criminal y crear alrededor del ídolo de la carne,                                  un ambiente de simpatías indecorosas, o, al menos   , dominado por una vanidad insaciable, que los convierte en   esclavos de modas crueles y escandalosas, cuántas   personas aparecen en público con tales disfraces, que   antes deberíamos calificarlos de ropa de dormir que   admitir ¡como ropa de gente digna y que se respeta a sí misma!   De hecho, el. Escotes y, en   el camino hacia la supresión total de los vestidos, se desgastan   tejidos tan finos y transparentes, que dejan al descubierto la   epidermis, las formas y los contornos de las extremidades, que   bien podemos decir es la equivalencia de la desnudez. Exposiciones de este orden, lanzadas como señuelo a los voluptuosos instintos de la humanidad, que se depravó a sí misma,               84 “DIRECCIÓN DE CONCIENCIA degrada, prostituye y embrutece, son la negación declarada de las buenas costumbres, el sentido moral, la razón misma y un infame desafío escupido contra las austeras tradiciones del cristianismo y contra el Dios que redujo a cenizas y se convirtió en un estanque fétido las ciudades de Sodoma y Gomorra | "E - ¿Qué hará el cihfeluor en presencia de penitentes enloquecidos por las modas? PN | A. - En cuanto al lujo en la vestimenta: 2 atraer la atención del penitente hacia la lamentable imagen de tantos desgraciados, que ni siquiera tienen lo que necesitan vivir, por lo tanto , indefenso en la miseria más turbulenta, o ante el doloroso espectáculo de tantas iglesias pobres,                                          . cuya miseria se adapta tan mal a la Majestad del gran   “Rey que habita en el Tabernáculo! |   6) - Demostrarles que la modestia es el adorno más bello,   y que son los vestidos de los más ricos,   no agregamos nada a lo que somos.   c) - Hágales meditar sobre los siguientes “Pasajes de la   Escritura y de los Santos Padres :! In vestitu ne glorieris unquam (Eccli. 9). Vil, mulieres orare in habitu ornato,: 'cum verecudia et sobrieta-,. te adornos se et non in tortis crinibus, aut auro, aut margaritis, prenda vel pretiosa (Tim. 2). Habentes alimenta et quibus tegamur, su contenti simus (1 Tim. 6). | Quam excusationem habebis cuando Dominus te                      accusabit de margaritis istis et pauperes if fame perditos   “in medium aget (Chris. Hom. 21 ad pop.) ^   Quod ornari te putas quod putas comi, impugnatio.   est: ista divini just praevaricatio veritatis (Ambros. de   hab. virg.).  Serica et purpura et tincturarum fucus, habent   neckline, sed non praebent (Bern. Ep. 113 ad Soph.) D) - Invítelos a meditar en los siguientes pensamientos de los santos: »« Spernat bombicum telas, vestment paret quibus pellatur frigus, non quibus vestita nudentur (Hieron. Ep. ad Laetam). . Si vir vel mulier se ornaverit et vultus hominum ad Se provocaverit, etsi nullum inde sequatur damnum, judicium tamen patietur, quia venenum attulit, si fuisset  Quod nascitur, opus Dei est; ergo quod E ap À  ! diaboli negocium est (Tert. de culta mulier.). | i        x        FUGA DAS OCASIÕES 55        B. — Quanto aos decotes: a) Inspirar horror ao gra-  ve escândalo daqueles que usam vestidos imodestos: lan-  cam óleo sôbre o fogo das paixões e facilitam ao demó-  nio a sua obra de perversão; tudo isto por um pequeni-  no e mesquinho interêsse de vaidade |     b) — Aconselhar a leitura das vidas dos Santos, que  até nas situações mais elevadas, deram exemplos tão  belos de modéstia e recato! ^     c) — Ás pessóas cultas, expor os princípios acima        & desenvolvidos àcérca do fim providencial dos vestidos.        SE:                              qui biberet (Acerm. Ep. ad Nepat.). Vestium curiositas deformitatis mentium ac morum indicium est (Berna. 3-De consid.). «En corporis cultu innumera fiunt mala, quae arrogante :« intus nascitur, despectus proximi, fastus spiritus, animae corruptio voluptatum illicitarum viene (Chris. Hom. In Gen.). Vis ornare faciem? non margaritis orna, sed modestia et honestate (Chris. Hom. 21 ad pop. Antioch.). " . * s. Espectáculos y teatros " s "objeto de la solicitud de la Confesora, porque : d) los teatros y directores de fotografía constituyen , en general , en nuestros días, una ocasión cercana al pecado, -) y el" hábito de asistir a quienes no están reprensible,                                                            produce los inconvenientes que señalamos al hablar de   novelas. * Au Ug pj o ^ ii 4 í P ^ "ie T d; /" T PR »" Or. DIRECCIÓN DE CONCIENCIA 2 ° - Máximas para meditar: É a) - Pensamientos de los Santos Padres: Avertamus oculos nostros a vanitatibus theatrorum, ne quod oculus viderit, animus concupiscat (Ambr. en PD. 118). Quae modest fortasse ad Spectaculum pro matrona ceserat of spectaculo revertitur drabbet (Cypr. p. d. Donat.). en su Spectaculis, verecundia depósitos audacior allí- ^ quería encajar ad crimina; discit facere de un consuescit videre. - Illicita sunt ista christianis fidelibus, tum vana quum                                                                                             pernicioso. Avocandus est animus ab istis; habet   christianus spectacula meliora si velit Cept) l * b) - Declaraciones de dramaturgos :, * . ~ ka «Les insto a que no esperen. cifras; no ganarás nada si lo haces. y perderás mucho (Chateaubr.). La Madre prudente no va al teatro, no se lleva a su hijo ni a su hija (A. Dumas).                                   ^ w Haga una referencia al pensamiento de los hieis. * sienta la escena en FLrangd ... Doy fe y confirmo el. asombro de los lectores: las matanzas de gladiadores no fueron tan bárbaras; la sangre corría, es cierto, pero la imaginación no se contaminó con crímenes deslumbrantes (J. A | 5 *                                                      [LUCHA CONTRA LAS TENTACIONES o Ej. La tentación es la excitación por el mal, producida por la acción singular o conjunta de los tres enemigos del alma: mundo, diablo y carne. E # 1 - Llorar Ante el pecado, el hombre no: podría ser instigado al mal sino por una causa intelectual » * Y Ld + LI LA LUCHA CONTRA LAS TENTACIONES 57 tú y el exterior, ya que en su interior todo era - orden, subordinándose perfectamente a los poderes superiores a los inferiores, sólo impelidos a su objeto sensible por el buen gusto de la voluntad, a su vez, obediente “a los dictados de la razón y la fe. Después del pecado, entonces                                                                                    Este noble equilibrio, que dio a la naturaleza humana una   elevación admirable, se rompió irremediablemente. En el fondo   de nuestras corruptas facultades,   las tendencias ciegas dieron entonces voz de rebeldía, rompiendo con la razón, para   seguir sólo los instintos depravados; de ahí el principio   de agitación continua, que se llama lujuria. Sin que su objeto esté presente, puede ser que tales inclinaciones parezcan muertas ... pero en realidad solo “se amortiguan, porque si, por temeridad, lo mismo se enfrenta frente a ellos, rápidamente se excitan y estallan con ímpetu para él, con mayor fascinación, más seductora la presentan los sentidos. Y en este caso, el agente de la tentación del mundo.                            Pero el más molesto y temible es el diablo;   Inteligencia privilegiada y sostenida por la experiencia de   decenas de siglos, se apodera de los otros dos enemigos   y, manejándolos con habilidad y astucia, prosigue   * afoutafhente en su nefasta y maldita acción de enemigo   de Dios y del hombre. | 2.0 - Porque las tentaciones son objeto de la Junta . | Y deber. del confesor, para apartar o, si es posible, para conducir al bien, cualquier cosa que suponga una amenaza para el progreso espiritual del penitente; ahora las tentaciones pueden ser una gran cosa: el mal, si no se combate , refrena y subyuga, o un gran bien, cuando, después de la pelea, se cosechan los laureles de la victoria; por lo tanto,                              a la ofensiva y defensiva, es el Director quien compite co-.   envía las fuerzas del alma. , g 1º —La noción de tentación denuncia los peligros, dat 58 DIRECCIÓN “DE CONCIENCIA su evolución natural inostfà LOS 5 daños. Aquí está la génesis de la tentación, cuando no se reprime: a) parece. pri- ^ Meiro la zdeia malvada y forma una imagen en la fantasía objeto muy vivo que reprueba la conciencia, convida y tienta el apetito; es una sugerencia; poco después, si aferrándose a este cuadro encantador, la atención examina estáticamente las atracciones y finalmente se entrega con placer y deleite voluntario, tenemos el mal pensamiento consentido. - (a ) Posteriormente; se despierta en el corazón el anhelo de ir.                                                 con todo el placer, más cerca y en toda realidad   , el objeto fantaseado; y he aquí, si la voluntad lo admite, el   mal deseo consintió. - c) Este necesitará más,   Č; al insistir en las circunstancias que pueden darle alegría,   genera el propósito de hacer el mal. i   d) - Cada vez más determinado por los nuevos aspectos   que se están desarrollando, este propósito pone el alma   . modos de ejecución y finalmente se consuma la depravación de la   voluntad, por el primer acto externo realizado. e) - Cuando   éste es   incomprendido , otros lo siguen de cerca, porque el recuerdo del mal, lejos de extinguirse, es más vivo y redobla   las tentaciones; repitió así, sin contar, ni siquiera yo-  Sin embargo, tenemos el mal hábito: f) -— Y el cariño por la satisfacción se   intensifica y el hábito se arraiga tenazmente, lo que: genera   vicio y el coraje es testarudo en no convertir | 2º - Repelida, por el contrario, y vencida, la tentación trae preciosas ventajas al alma, y ​​por eso Dios lo permite y deja a Satanás cierta libertad de acción. the tretis in tentationem '(Math. xxvi, 40). b) - No desearlos, porque sería temerario (San Francisco de Sales, Devote Life, rtt, cap. 37); y Jesucristo dice en el Evangelio: "spiritus promptus est, caro autem infirma". ^ c) pedirle a Dios que no nos deje caer en la tentación y emplear los medios que Él ha establecido para                   Eis, nos desígnios da Providência, quais os bons re-  sultados das tentações: .a) reanimar o nosso amor para  com Deus, visto serem ocasião de o significare de o exer-  cer; b) aumentar em nós a cópia de merecimentos e a  recompensa final; c) arreigar na alma a virtude da  humildade, a desconfiança de nós mesmos, a vigilância e  o espírito de oração; d) Inclinar-nos à piedade, com  as'misérias do próximo. a        $        LUTA CONTRA AS TENTAÇÕES 59        3.º — Atitude do penitente e do Confessor em pre-  sença das tentações.        a A. — Antes da tentação: a) Não se expor a elas     voluntáriamente sem razão suficiente: Deus não louva  a imprudência, nem a presunção — «vigilate ut non in-                 en particular los sacramentos, para resistirlos y   superarlos “orate ut non intretis in tentationem”. ^ d) - Esperar la tentación con firmeza y sin inquietud ; la perturbación sería una falta de confianza en Dios y pondría en riesgo la resistencia; nada tan precioso como la serenidad y la sangre fría en el momento del peligro: “acostumbra tu corazón a afrontar con valentía las tentaciones y resistirlas” (Vida Dedicada). B.- En el momento de la tentación: Luchar con tácticas: a) “De las tentaciones, algunas son como perros que ladran y no muerden; acosan, hostigan con rudeza, pero sobre todo se sienten abrumados por el desprecio: “alter tentator non vincitur njsi contemnitur (Aug. serm. 4 Verb. Dom.) .                                   6j— Otros, más serios y peligrosos, son como las   serpientes venenosas que, para alcanzar a la presa, primero la   encantan y fascinan. Cohtra estos urgen a emplear la   mayor vigilancia: si, a pesar de todos los esfuerzos,   no es posible disiparlos, es necesario huir rápidamente,   transportando el alma a un terreno inadecuado para   los asaltos del tentador: convertir el espíritu en pensamientos de   piedad y fe, para neutralizar las malas sugerencias,   por ejemplo, para el Sagrado Corazón de Jesús, en los afectos   desordenados del corazón, en el pensamiento de la   muerte, en las tentaciones impuras, etc. Si la tentación persiste, es importante imitar q mu Wr VES, "4 Ws i yk yo% E i k 4 ty                               60 DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA niño pequeño cuando se encuentra en peligro, es decir, para clamar. ayuda, dirigiendo al cielo oraciones ardientes, invocaciones humildes y fervientes; - llenarse de coraje al mismo tiempo , renovando energías y reiterando propósitos: "¡Dios mío, prefiero morir mil veces antes que ofenderte una vez !" C. - Después de la tentación: a) Si triunfó, regocíjese con el Santo Ángel de la Guarda y dé gracias a Dios por la ayuda que le brindó; 4) Si has consentido, humíllate, ten buen ánimo y confianza, levántate cuanto antes para una confesión bien hecha —o al menos para un acto de sincera contrición— e imponte una reparación; c) en caso de duda, no dude en examinar                                           nar; si aborreces el pecado y el triunfo habitualmente, ten la   seguridad; si, por el contrario, suele dar su consentimiento, debe   ser considerado culpable. + 4º - Dirección de las almas tentadas. a) - Descubre estas ante todo las tentaciones del Confesor, pues cuando la enfermedad ataca, se consulta al médico. Este acto de humildad preserva de muchas imprudencias, además de prevenir muchas trampas del tentador. ; b) - Examinar al Confesor con detenimiento, con tacto y prudencia, la naturaleza y origen de las tentaciones y bien. de ahí las disposiciones del penitente ante ellos, porque para ser racional en el tratamiento de una enfermedad, debe volver a la causa.                                                  c) - Despertar y animar a las   almas perezosas, temerarias o pusilánimes. El induite armaturam vos Dei, ut possitis .stare adversus insidias diaboli (Ef. Vm, I1). Sobrii estote et vigilate quia adversarius véster diabolus , tanquam leo rugiens, circuito quaerens quém devoret : cui resistite forte in fide (I Petr. V, 8). LUCHA CONTRA LAS TENTACIONES Y Pino] maxitie oppugnamur cum nos oppugnari non credimus (Hier. Ep. Ad Heliod.) Dum parvus est hostilis, elide, et nequitia elidatur in semine (id.) + Nequis ultro tentationibus se offerre audeat (Chris. Hom. 13). Si tentationi non * festine resistitur, eadem, qua nutritur mora roboratur (Greg. Xxi, Mor.) J                                                                 Bellum grave, quia occultum, quia 'cum fortiore   (Cassiod.) - Diabolus blanditur ut fallat, arridet ut noceat,   allicit ut occidat (Cypr. De Hab. Virg.). D; - Reanimar y fortalecer a los temerosos y prepararlos para nuevos éxitos. * o - Fidelis est Deus qui non patietur vos tempra id quod potestis, sed faciet etiam cum tentatione proventum (1 Cor. x, I3) - Omnia possum in eo qui me confortat (Philip. 1v, 13) - Beatus vir qui suffert tentatio -em , quoniam cum probatus fuerit, accipiet coronam vitae , quam repromisit Deus diligentibus se (Jac. 1, 12). .— Omne gaudium existimate, fratres mei, cum in tentationes varias incideritis (Jac. 1, 2). - Novit Dominus                               píos de temptatione eripere (u Petr. 11, 9). "¿Sub tali rege, nempe Christo, militas, et de victoria dubitas?" (Caesar. Arel . — Hom. 19) .-— Nullum: certius argumentum quod daemones victi sint a nobis, quam si us acerrime oppugnant (Joan. Clim.) .— Ipse Christus luctatur in nobis, ipse congreditur, ipse in ceramine agonis 'nostri, et coronat pariter et coronatur (Chipre Ep. 9). - Ad Measurm permittitur tentare diabolus (agosto, ps. 59). - Vita nostra in hac peregrinatione, non potest esse sine tentatione, quia profectus noster fit per tentationem, nec sibi quisquam innotescit nisi tentatus, nec potest coronari nisi vicerit, nec vincere nisi certoverit, nec potestcertore nisi                                    inimicum et tentationes habuerit (agosto, ps. 6). - Deus   hortatur üt pugnes, adjuvat ut vincas, cerantem spectat,   deficienfém sublevat, et vincentem coronat (agosto en ps. 32).   - Non extorquet daemon a nobis consensum, sed petit; suadere enim et sollicitare potest, cogere omnino non po- * corrupted. » T Pa x gt TA i & D. t .2-3 + AA t 62: Prueba de DIRECCIÓN DE CONCIENCIA (Lib. 50 de agosto). "¡Qam debilis est hostilis qui non vincit nisi volentem!"                                                          (Bernafd. Serm. 39). [1] - MORTIFICACIÓN » La mortificación consiste en combatir, rechazar o destruir, las obras y las viciosas inclinaciones de nuestra naturaleza hacia Su objeto, por tanto, es:                                          ° 1º - Defectos e imperfecciones, que   primero deben deplorarse y luego repararse. por una justa compensación,   devolviendo a Dios, ya por el sufrimiento voluntario, ya por la   privación del gozo permitido (mortificación por las obras),   cuya gloria fue privada. A |. 2.0.— Defectos, para corregir y eliminar en la medida de lo posible (mortificación de defectos). 3º.- Las inclinaciones al mal, a reprimirlas, moderar la violencia, atenuar el ardor y frenar la mala conducta. (Mortificación de pasiones). Rs + 4th - Los sentidos externos, retirándose de ellos; lo que puede conspirar contra la virtud o alimentar las pasiones. (mortificación de los sentidos). : Demostración: | , ww.                                                ^ r iA Para la etimología "la palabra mortificar significa dar muerte y por lo tanto, en este caso, dar muerte a todo lo que 'en nosotros se opone a la gloria de Dios" y la realización de ^ nuestro objetivo final. Ahora, ¿hay obstáculos para la gloria externa de Dios: 1.? - Las obras o acciones contrarias a la voluntad divi- en: 4) el pecado que viola la ley del Señor, 6) las imperfecciones que la oponen a los deseos formales por tanto a la MORTIFICACIÓN; 63 ya visto arriba, Dios no puede ser glorificado sin 'plena conformidad con su beneplácito. $ ? - Los malos hábitos e inclinaciones, que nos ponen en constante peligro de sacrificar la gloria de Dios                                                                                        las satisfacciones de la vida presente. Es cierto que todas nuestras inclinaciones tienen su origen en Dios mismo, que las marcó con funciones peculiares. Regulados, subordinados a la voluntad, que estaba dotada de perfecta rectitud, en el estado original de justicia, no podían ponerlo. transportarse a los excesos ptoibidos ; pero, una vez que esta armonía fue destruida por el pecado, terminó la subordinación, nació la revuelta, y he aquí, un instinto ciego los empuja locamente hacia su objeto, el cual , logrado, disfrutan apasionadamente, impetuosamente. Y esta vehemencia crece terriblemente, cuando condenables concesiones. convirtieron estas malas tendencias en hábitos o defectos. y necesidad de mortificación: E A                                                   1º - Fue Jesucristo quien proclamó su   necesidad fundamental para todo el que quiera seguirle:   “si quis-vult venire post me, abneget semetipsum et tollat   crucem suam quotidie et sequatur me”. Bueno, sigue   el. Jesucristo, abnegación, cargando diariamente   su cruz, ¿qué es sino mortificación, en el sentido en que “la definimos? | at ,,: 2: º - Los beneficios derivados de la mortificación son tan grandes que sería una grave carga * de conciencia privar a quienes se dirigen de ellos. Su enumeración es muy breve : a) apartarnos del pecado y de las imperfecciones que, oponiéndose respectivamente a las órdenes formales de Dios ya sus deseos, la mortificación evita, previniéndolos.                            nuestras inclinaciones alcanzan el objeto de o simplemente lo   desaprueban. 6) Dar satisfacción a la justicia divina, restableciendo el equilibrio perturbado por la transgresión de la ley; es 4d | (E723 PERSA 64 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA | Una compensación en la que, siendo el pecado la usurpación de placeres prohibidos, es .moftificación, la privación de placeres permisibles "ad praeteritorum peccátorum vindictam. Et castigationem". C) Consolidar. Y desarrollar las virtudes, que se benefician de cada victoria conseguida. d) Activar el fervor y por tanto multiplicarlos. méritos; el esfuerzo contra los depravados | das continuamente necesita impulso y quien lo da es                                                   caridad: “nutrimentum caritatis est diminutio,   cupiditatis”. * e) Asegurar la perseverancia, porque solo socava las pasiones y hace inofensivas las malas inclinaciones: “ad novae vitae custodiam et infirmitatis medicamentum”, ' f) Llegar a ser como Jesucristo, a cuya vida tuve renuncia y abnegación “semper mortificationem Jesu in corpore nostro circumferentes ”(II Cor. 1v, 1o). £) Ahuyentar al diablo y vencerlo en las tentaciones: «hoc genus daemoniorbm ,. . » (Matemáticas xvi, 20). Principios: I.? - Mortificación: tiene, al final, de domesticar la naturaleza, curarla y perfeccionarla, y no destruirla. Por tanto , el confesor no debe prescribir ni permitir mortificaciones.                                               que debilitan, en particular, el organismo; en este caso son los que   mutilan la naturaleza, arruinan la salud, atrofian las facultades   y la integridad del cuerpo, o imposibilitan el cumplimiento de los   deberes. Pa . Así, salvo en el caso de la especial vocación de Dios, debe prohibir ayunos , austeridades y maceraciones rigurosos, prolongados o muy repetidos , por capricho y sin discernimiento. 2 .'— La mortificación debe pasar de lo principal a lo accesorio, ganando terreno progresivamente. Antes de las penitencias supererogativas, se cumple la MORTIFICACIÓN 65 impuesta por la Providencia, las leyes de la Iglesia, las obligaciones generales de la vida cristiana y los deberes del cristiano.                                        Expresar. 3º - Debe acomodarse a las fortalezas, necesidades espirituales , estilo de vida y temperamento de cada penitente . a) Es evidente que las mortificaciones son necesarias por obligación, pero debe ser moderada con prudencia de supererogación, sobre todo, en los principios de lo espiritual, cuando el alma se enciende de ardiente fervor. sensible, es capaz de peligrosos excesos. Si durante este período el confesor no interviene eficazmente, el alma puede transformar un plan intempestivo de proponer un proyecto de vida , uno de austeridades permanentes y demasiadas, que no puede "actuar después, cuando el primer fervor y los primeros consejos, dejando luego caer                                       muy fácilmente en el desaliento y la tibieza, para encontrar  asequible.        b) No imponga un gran ejemplar de mortificaciones excesivas.  pererogatorio, sin antes desearlos; en vez de  efecto que desea, tendría desmayos, aburrimiento,  actual y melancólica.        lc) Evite aquellos que fuercen una fuerte tensión mental y  gran esfuerzo de las facultades, porque cansan el alma  y privarla de la paz que caracteriza a la verdadera virtud.  uno.        d) Contra dos obstáculos en particular, el vazg / ó-  ria y singularidad, cumple, en las mortificaciones del cuerpo-  rals, prevenir al penitente; y en los que tienen pre-huevo.  lastimar a los que son de naturaleza para combatir el defecto doméstico.  nantie, comenzando por lo más fácil, deténgase poco y ahorre  co llegar a los más costosos.        66 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA        "Cómo disponer al penitente para la mortificación:        1.0 - Hacerle comprender la importancia y  sidad de la mortificación cristiana.        2 ° - Haz que esta virtud sea amable con él con el ejemplo.  del Salvador y de los santos: «las palabras mueven, el  ejemplos arrastrar ». |        3º - Proponer una intención para cada mortificación.  nueva y apropiada, por ejemplo, hoy, para pedir tal gracia,  mañana, en memoria de tal sufrimiento del Salvador,  para, para expiar tal falta, etc.        4.0 - Interpretar y exponer para su consideración, estos y  otras palabras de la Escritura y de los santos: «Vae qui saturati estis! vae vobis qui ridetis nunc!           (Luc.vi, 25). Debitofes sumus non carni ut secundum   "carnem vivamus; si enim secundum carnem vixeritis,   moriemini; si autem spiritu facta carnis mortificaveritis,   vivetis (Rom. Vur, 13). - Castigo corpus meum et in ser-   vitutem redigo, ne forte cum aliis praedicaverim , ipse res   probus eficiar (I Cor.1v, 27) - Siempre mortificación   Jesu in corpore nostro circumferentes, ut et vita Jesus   manifestetur in corporibus nostris (II Cor, 1v, 10) - Jue   Christi sunt carnem suam crucifixerunt cum vitiis et con-   cupiscentiis suis (Gal v. 24.) - Recipiente mortificado- -  tra quae sunt super terram (Coloss, itr, 5). - Charissimi,   obsecro tu tamquam advenas et peregrinos, abstinere   a carnalibus desideriis, quae militant adversus animam   (I Petr. 11, 11). | Adimpleo es quae desunt passionum Christi in carne mea (Colosenses I, 24). - Jura ea fortitudo vocatur, cuando inusual seipsum vincit, nullis illecebris emollitur atque flectitur (Ambr. I, off. 40). - Habeft sancti. venir hoc proprium, ut quo semper ab illicitis far sint, a se plerumque etiam licita abscindant (Greg. 1v. Dial.). - Co- TEST 67 v gitandum summopere est ut qui se illicita meminitcom señorita, quibusdam etiam licitis studeat abstinere (Greg.                                           en Evangel.). - Non vis a Deo castigari, nec in hac, nec in   alter vita? sis judex tui ipsius; la razón te exige,   reprehende et correcte (Chris. en 1 Cor.). - Justorum   paratitudo est carnem vincere, propris voluptatibus contraire,   deletionem vitae predesentis extinguere, hujusmodi aspear   pro aeterno praemio amare (Greg. Vu. Moral. 8). - Si temetipsum perfecte viceris, coetera facilius only Bis; perfecta victoria est, de semetipso triumphare (Imit. IH, 33). - y IV - JUICIOS (tribulaciones) A.— De la libertad condicional en general ' Ordalia es todo tipo de sufrimiento, que la Pro- Clairvidencia nos envía para liberar la tierra y levantar alquitrán al cielo. | arriba"                                       = 1º - Además de las sanciones y obras que imponemos - mortificar nuestra naturaleza (mortificación cristiana), ya muchas otras que inevitablemente nos alcanzan, a través de varias, con repercusión en todo nuestro ser.                    Los cuentos son los inconvenientes de cada día, unos corporales,   golpeados por privaciones, accidentes, enfermedades, dolencias;   otras morales: miedos, angustias, aburrimientos, alarmas,   humillaciones, tristezas, deyecciones, etc., en fin, una   procesión interminable de contratiempos y miserias.   , - Las causas de todo esto son retrocesos, retrocesos ; pobreza, duelo, abandono, sequedad y aridez espiritual, escrúpulos, miserias humanas, obsesión.           posesión sana y diabólica. 2º - ¿Y quién desata tantos flagelos sobre la pobre humanidad? Y ', en última instancia, la mano de . Dios. Si no fuera por el pecado, el hombre nunca tendría que sufrir. En el paraíso terrenal era impasible, inmortal, rey de la creación, ni siquiera el infierno podía hacer nada contra él, porque el 68 DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA . : La justicia originaria estaba garantizada como preciosas inmunidades des ... Pero vino el pecado, y Dios, como se había anticipado Nido, quita esta ley conservadora, Parece que de inmediato comenzaron todas las criaturas de-armarse contra el hombre . Los acusados ​​del pecado, Adán y Eva y su posteridad, estarán a merced de la fuerza bruta y ciega de la materia y                                          energías conscientes del mundo daf inteligencias. El agua, el   fuego, el tiempo, las bestias, obedeciendo las leyes inflexibles   de su naturaleza, la perversidad humana o diabólica   , dando las riendas de la libertad al instinto, serán   agentes terribles para recorrer el mundo para inundarlo de   sangre y lágrimas. Y sobre todo este   horrendo espectáculo , donde legiones de   víctimas gimen sin tregua, se ve a la luz de la fe, la Justicia   de Dios se cierne majestuosa , ahora decretando los golpes que se darán, y -muchas veces- tú   , qué difícil es para que ella se lastime por sí misma, confiando en   otra persona su ejecución, ahora, dejando que las   manos criminales y crueles entren en esta arena tuya, lista para  luego desgarrarlos, después de haberlos usado ...; quiere herir   sin, sin embargo, condescender con el puñal que da el   golpe ... quiere herir, no por el placer de verlo sufrir, sino   por la felicidad que tiene de llevar a cabo la curación ... al igual que   el madre que ve al médico desgarrar su inocente carne de su `   hijo, amosà, con la esperanza de verlo recuperar la salud, 3º - Razones por las que el director debe valer almas en tribulaciones. ja a un. - ¡Bien aprovechado, las tribulaciones proveen ! grandes ventajas: a) gurificam: el gran valor del sufrimiento, consiste en reparar el pecado, “el Señor castiga al que ama, y ​​luego se complace como un padre en su hijo” (Prov. wu, I2). norte                        “B) Se convierten:“ Viéndose en tribulación, tendrán   prisa por volver a mí; Venid, dirán, y volvámonos   al Señor ”(Os. vi, 1). 'r |   En efecto, la tribulación hace de la criatura su   nada e impotencia, y al mismo berti y Du y confiesan   »$ PRUEBAS 69 La omnipotencia y la justicia de Dios:« Tú me castigaste, Señor, y yo, como un toro indomable, aprendí »(Jerem . xix. 19). ^ c) Santifican y consolidan en la virtud: a los que sufren en esta vida, Dios los perfeccionará, fortalecerá y consolidará ”1 Petr. v, 10). Y en verdad, el desapego de las criaturas nos despeja el camino de obstáculos para nuestro progreso. d) Danos energía para la otra vida:. «bemaventu-                                  = el hombre que sufre la tribulación, porque después de la   prueba, recibirá la corona de la vida, que Dios ha prometido a los   que le aman ”(Santiago 1:12). - «Lo que en esta vida es luz   . tiempo de tribulación, será en el cielo una carga eterna de gidria   ”(u Cor. IV, 17). e) Son fuente de inefables consolaciones, que ensanchan el alma: “Estoy lleno de consolación, y en todas nuestras tribulaciones me regocijo sobremanera ” (x Cor. vm, 4). - Bendito sea Dios, que nos consuela en todas nuestras tribulaciones ”(San Pablo). B.- Despreciados, provocan tales tribulaciones de faltas que desorganizan por completo la maquinaria de la vida espiritual: “quejas contra la Providencia,                        tal vez blasfemias, angustia, desánimo, desesperación, celos   , vergüenza, etc. 4º - Manejo de las tribulaciones: y A. - No pidas tribulación: «Sin inspiración particular del Espíritu de Dios, que pocas veces se concede antes del quinto grado de piedad € | siempre presuntuoso y peligroso pedirle a Dios (Tissot, v. Int.). ( `B.- Aprovechar las precauciones y los medios ordinarios, que “ la prudencia indica, para evitar ciertos sufrimientos o tribulaciones: “Debo, en efecto, preservar el alma y el“ cuerpo, si pongo oc heridas fatales, debo no sólo 70 Conciencia DIRECCIÓN ^ j impone la naturaleza, sino también el deber de cuidado io                                                     “Salud espiritual o corporal; - por eso debo evitar ciertos   sufrimientos que, al no ser un peligro, son, sin embargo, un   verdadero obstáculo para mi vida natural o sobrenatural. C. - Aceptar, como viniendo de la mano de Dios, las inevitables tribulaciones, aceptación que incluye varios grados: a) aceptación paciente y resignada: Dios manda, ¡ah! ¡aceptado! Me postro en profundo abatimiento ante “sus impenetrables determinaciones | Hágase tu bendita voluntad | | : b) - Aceptación filial y reconocida: «¡Es un padre, más tierno que la más tierna de las madres, el que me envía estas amarguras! Me arrojo con confianza, en sus brazos más amorosos, porque solo quiere mi felicidad.                               "Si me duele es por mi bien (quos amo arguo et chastigo   ), así lo repito con Job: sit nomen Domini   benedictum l. C) - Acogida amorosa y gozosa : sufrir es ser como Jesús; cómo no amar al ¿Cruz, que Jesús abrazó con tanto amor? Oh sí, digo con San Andrés: «Oh bona Crux, diu desiderata et jamsconcupiscenti animo praeparata; securus et gaudens venio ad te, ita et tu exultans suscipeas, me, discipulum Ejus qui pe- pendit in te! (Brev. Rom.) 5. ^ - Para que las tribulaciones sean bien aceptadas , haga que el Director: a) recuerde y comprenda las ventajas enumeradas anteriormente; b) persuadido de que las muchas tribulaciones son la mayor prueba de el gran amor de dios                                para nosotros: “entre amigos, la prueba definitiva de la amistad   es el sacrificio en una situación costosa o crítica, 4 conducido   al heroísmo, si es necesario; Pues, ¡cuántos vads te   obliga el verdadero amor a prestar un servicio, que duele, que   pica, pero que es necesario! es fuerte, pero lo que hace es un verdadero amigo   . Decir bondad, dar placer, ¡   no cuesta! pero digan verdades amargas   , anuncien un nuevo fatal, aflictiva pidan un sacrificio a la insoportable * IH 71 PRUEBAS de una amiga, porque es amiga y su bien, entonces una fuerza que solo la verdadera amistad puede otorgar | (Tissot, v.V.Tat: 8). s: * c) - Faga. entiende que nada más sensato que                                   que se arroja en las manos de Dios y se entrega confiado   a su misericordia, como un hijo que se entrega al   tierno cuidado de su madre. No sabemos nada   que nos conviene o es desastroso, porque nuestra inteligencia   no lo alcanza, ¡pero Dios lo sabe todo! ¡Cómo no rendirnos gustosos a tu solicitud! d) - Medita los siguientes pensamientos: «Cufi ipsorum in tribulatione, eripiam eum et glori- Ficabo eum, (Sal-90) - Et nos ergo non ulciscamur pro su quae patimur, sed reputantes peccatis nostris atenúa este flagelo Domini quibus servi corripimur , ad enmienda- ; tionem et non ad perditionem nostram evenisse credamus (Judith, vine, 26). .                               Amén, amen dico vobis, quia plorabitis vos, mundus   autem gaudebit, vos autem contristabimini: sed tristitia '   vestra vertetur en gaudium (Joan. Xvt, 13). - Para multas   tribulationes oportet us intrare in regnum Dei (Act.   Xiv, 21) .— Tribulatio patientiam operatur, patientia autem   probationem, probatio vero spem (Rom. V, 4) .— Yo   existo quod non sint condignae passiones hujus temporis, ad fu-   Turam gloria quae revelabitur en Nobis (Rom. vm, 18).   - El dominó corripimur ut non cum hoc world damnemur   (1 Cor. Xr, 32). - Mihi absit gloriari nisi en cruce   Domini nostri Jesu Christi (Galat. VI, 14). - Omne gaudium   existimate, fratres mei, cum en varias tentaciones  incideritis, scientes quod probatio vestrae fidei patientiam   operatur. (Jac. 1, 2). - Quien diligit Dominus castigat,   flagellat autem omnem filium que recipit (Heb. Xiii, 6).   - Quia acceptus eras Deo, necesse fuit ut tentatio pro   baret te (Tob. Xir, 13): - Communicantes Christi passionibus   gaudete, ut in revelatione ejus gaudeatis exultantes   (I Petr. 1v, 13). - Non te sine flagello spera futurum nisi forte cogitas exhoeredari: flagellat omnem filium que A "" + Li 72 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA ¿Es ne omnem? ubi te volebas abscondere? mnem et nullus exceptus; nullus sine flagello erit. Quid, eres tú . #: * - es t * R omnem? Vis audit; quien omnem? "Ethiam Unicus sine                                                       peccato, non tamen sine flagello (ayuda de agosto: 32). - * Intelligat homo medicum esse Deum'-et tribulatio- ni medicamentum esse ad: salutem, non poenam ad condenas. Subdroga positus, ureris, secaris ,. bordes. Sin auditoría medicus ad voluntatem, sed audif ad sanitatem (agosto: ps. 21). - No invenit locum sapientia ubi non est patientia (August Serm. 4-de VA). Sine ferro et flamma martyres esse poscimus, si pa tientiam in animo veraciter conservemus (Greg. Dial. X). - Cuando Deus dat alicii ut mortuos suscitet, fffinus dat quam cum dat donum patiendi. Pro miraculis enim de bitor sum Deo, pro patientia debitorem habeo Christum (Chris 4Ep.Phil). - Si quis mihi daret totum coelum,                                               aut Pauli catenam, ego illam praeferrem (Id.-Ep. Eph.). B.- De la Libertad Condicional en particular I.- Sequedad espiritual sequedad espiritual es el estado del alma, que, a pesar de todos los esfuerzos, no puede, en el momento de la oración, excite pensamientos piadosos o afectos de devoción:. | 1º - En el estado normal, el alma, colocada en presencia de Dios y contemplando sus perfecciones, encuentra el alimento sobreabundante que demanda la inteligencia, sedienta de verdad e inmediatamente del corazón brotan afectos de amor inefable; experimenta un bienestar incomparable , sintiéndose en posesión del Bien supremo; porque , a pesar de la depravación original, el hombre conserva                                                     en sí mismo el instinto de la Divinidad, y se conoce, en el origen y   en el destino, propinte de Dios, causa primaria y fin último  . ¡Pero cuántas causas obstaculizan esta unión y esta   posesión! ¡El pecado y aún más adicción comprimen y   rompen nuestro transporte hacia Dios! interceptar y » d. nosotros y PRUEBAS 73 domesticados, como una barrera infranqueable, entre nuestro corazón y la Divinidad; “Animalis homo non ferepii ca quae sunt spiritus Dei”. X. Entonces, la enfermedad, la debilidad física, el cansancio, la costosa digestión pueden paralizar más o menos la actividad. espíritu y haz la oración laboriosa y seca. También enumeremos las inquietudes, que sostienen, negocios,                                                   que absorben, evzandades y disipaciones, que impiden que   las facultades movilicen fuerzas, con las que el alma se   aplica a las cosas de Dios. En suma, quien no comprende que Dios puede, mediante> prueba, eludir las investigaciones de los Aima, esconderse "de su mirada y dejarla así en la más deplorable imposibilidad de rezar, de la manera más angustiada y deshonesta. ?! aridez . d 9 - actitud alma demostró por la aridez. a - debe reaccionar contra este estado de ánimo, que es. enfermizo, y porque ofrece peligros, requiere cuidado: frío, " suelta, las relaciones indiferentes con el alma a Dios, lo hará Ella no busca en las criaturas la felicidad que en El ahora                                             no puede encontrar? Carente de oración y meditación, del calor   endulzante y del bálsamo vivificante de la dulzura espiritual que   contrarresta la influencia de sus pasiones, no   correrá el riesgo de seguirlas antes y caer en más.   alegando tibieza? Por tanto, es importante reaccionar con fuerza: a) investigar   con la ayuda del Director las causas de esta frialdad   hacia Dios y eliminarlas en la medida de lo posible; 4)   utilizar todos los medios para entregarse correctamente   a la oración: recogimiento, preparación cuidadosa, método   autorizado; c) pedirle a Dios instantáneamente, no   consuelos sensibles; sino el gusto por los ejercicios de piedad   y la facilidad para practicarlos; de esta especie tiene el  Liturgia de la Iglesia muchas oraciones. - Aceptar el calvario con espíritu fuerte y disfrutarlo , hasta que Dios lo disipe. Bs ec Se MS P 74 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA | Vos: LN | Sería de gran beneficio para el alma, si, al reaccionar, " como hemos dicho, se apodera de él, para humillarse y sufrir", perseverando no obstante en ser fiel a los ejercicios de la piedad. | = è 3.º - Dirección del alma en esta prueba. . La) . Anímela a reaccionar. generosamente (usando medios) contra la aridez espiritual. | «Qui declinat aures sua ne. audiat legem, oratio ejus erit execrabilis (Prov. xxvnr, 9). - Iniquitates vestrae diviserunt inter vos et Deum vestrum, et peceita vestra                                                              absconderunt faciem ejus a vobis, ne exaudiret (Is. LIX, 2).   - Ante orationem praepara animam tuam et noli esse   quasi homo qui tentat Deum (Eccli xvur, 23) .— Humilium   et mansuetorum semper tibi placuit deprecatio (Judith ...   ix, 16). - Scitote quoniam exaudiet Dominus constante vestra oraciones   perseveraveritis in jejuniis et in orationibus in conspectu Domini (Judith, iv, 12). RO b) Animar y animar a quienes muestran esfuerzo y buena voluntad "en esta ordalía; recuérdales el ejemplo de los santos, que, como santa Teresa, han pasado por las mismas tribulaciones; recuérdales que la lucha y el sufrimiento, adquiriendo reemergencias y obtendrán gracias especiales, que “suplirán las suaves y profundas consideraciones.                               "E   | c) Formarlos en la costumbre de elevar la   mente y el corazón a Dios muchas veces al día. E Ee Xe 2, - Eserupules TN; ^ | | * Eserupule es un miedo infundado y afligido de pe- ser o ser han pecado (Poulain, graces d'oraison). "3 Un alma escrupulosa es aquella que, bajo un fundamento frívolo , que considera sólido, tiene como ilícito lo que de hecho + pw: 1" ^ n: " TRIALS a I wa € 1% no lo es, de ahí una continua ansiedad y convicción de “pecar” gravemente ... , I. - El fundamentado temor al pecado revela una conciencia | tímido y, por tanto, un alma delicada en el                                                                                                      servicio de Dios. Gente así, porque son almas elegidas   , que temen las faltas más pequeñas, cuánta injusticia   hay en invetigarlas con escrupulosidad | es sentenciarlos   sumariamente para exponerlos al desprecio y al ridículo | * - Si el miedo solo es fundado "insuficientemente, y sin ^ inicio, es bastante errónea y no escrupulosa, la .cons- ciencia. | Las vanas aprensiones que tiranizan al escrupuloso pueden tener por objeto todo o parte de la moral. Así, hay personas que son escrupulosas en materia de justicia, por ejemplo , y que son laxas en materia de castidad. Pero el terreno más favorable para los escrúpulos es casi siempre el que concierne a las intenciones y disposiciones internas:                                        Soy un buen rey de los pecados ... No tengo la contrición perfecta ...   Yo ciertamente fui la causa de tal calumnia ... Me lastimé, me parece   , a mi vecino, por falta de cuidado ... tal vez fui yo el causante de   esa tentación, porque fui imprudente ...   ciertamente consintí ese pensamiento deshonesto ... me distrae, quizás   voluntariamente, durante la misa ... etc. ». La tendencia   a los escrúpulos puede provenir, bien de un temperamento   melancólico y tímido, en otras ocasiones de una imaginación tan viva e   impresionable que distorsiona la razón; ya por la educación muy   oprimida o por la convivencia con personas escrupulosas, ya de   dirección espiritual equivocada, o por el deseo excesivo   de obtener certeza respecto a la salvación.     “Los médicos admiten que el escrúpulo empedernido   se basa en el organismo; de ahí que la   habitual gestión escrupulosa esté sujeta a toda suerte de suerte; cMEUTOSis   : nerviosismo, neurastenia, etc. y así entran en la   categoría de los enfermos a los que llaman “fóbicos”, es decir, que   tienen un miedo instintivo, equivocado, irrazonable y obstinado , por mucho que se trate de curarlos ”(Poulain, Gr. d '). oral ). A ie ^ 76 “DIRECCIÓN Di Gowscrewcia EA E Op a * LOK Hay que señalar que el diablo también puede hacerlo. in- tervir principal causa de escrúpulos, y cuando tanto no lo es, se esfuerza por mejorar la conservarte a. cansar el alma y conducirla finalmente al aburrimiento espiritual y                                        desesperar. 2º - La "cura" de esto. enfermedad porque a) el escrúpulo es un 2770 y el error no puede conducir a Dios, Verdad Última ; 4) porque es fuente de disturbios y angustias; ahora el Espíritu Santo dice: "non ifj commotione Dominus". c) Al crear escrúpulos a partir de raíces inveteradas, se convierte, se podría decir, en no. sólo incurable, pero también causa de la mayor ruina espiritual: mina la piedad, invade la oración con distracciones, extingue el recuerdo, paraliza la confianza, el aburrimiento de los sacramentos. ^ También puede conducir a las peores consecuencias: cansado del alma por un martirio tan insoportable, desesperación de la salvación, se vuelve hacia las satisfacciones de los sentidos y-                                        ¡No pocas veces busca el fin de tanto sufrimiento en el suicidio! d) Los escrúpulos también repercuten desastrosamente en la salud y el carácter , haciendo de los suyos: víctimas, seres ridículos e ineptos, insoportables, mezquinos e incapaces incluso de cumplir con los deberes del propio Estado. . | Y 3. "- Dirección de almas eserupulosas. Jd A5. A. - Cuando el alma se manifiesta manifiestamente en revelar síntomas de esta enfermedad, estudiarla diligentemente para conocerla .? Diagnóstico y seguro 'o no escrupuloso si, si hay certeza, cómo ¿Se funda la enfermedad? ¿Cuáles son las causas y “sobre todo” cuál es la causa principal? “¿En qué medida ya se ha arraigado?                                                modificar los principios y establecer + los remedios para la   cura.,. à E - Ármate entonces de paciencia, caridad y celo PRUEBAS *. 77 5. l prescribir los medios necesarios y aplicarlos . bondad y firmeza inquebrantable. c.— En tan trascendental y difícil tarea, una condición necesaria y fundamental es la obediencia ciega a las determinaciones de la Confesora. Para lograr esta docilidad, es fundamental primero convencer al penitente bien de su necesidad y de lo seguro que es el camino de la obediencia . Repetir y persuadirle esas palabras de Jesús: "El que a vosotros escucha, a mí me oye" y las de San Bernardo: "Debemos, en lo que no está abiertamente contra Dios, es-                                                para cortar como a Dios mismo, a los que en la tierra son sus   ministros ». -Convéncete, repetimos, cueste lo que cueste,   que el camino seguro para llegar al cielo es el de la   obediencia y que Dios nunca calificará las   faltas que el alma, llena de buena voluntad , como un crimen , comete por   efecto: de dócil y perfecta sumisión. Ésta es una verdad tan   fundamental e indiscutible que si el escrupuloso   persiste sin descanso en su forma de ver, no le queda otro   recurso para salvarlo, salvo un milagro de gracia   ", el Confesor simplemente tendrá que resignarse y   desesperarse por completo. de realizar la cura! D.- Este remedio general y TE deben ser seguidos por otros particulares, según las necesidades            especiales. de cada alma. Combata en primer lugar y directamente   la principal causa de los escrúpulos: si se trata del   temperamento o disposición malsana del organismo, obligar al   penitente a cuidar adecuadamente su salud; si   el diablo es el agente principal, que se le oponga la humildad   , la pureza de corazón y la oración constante; si son   prejuicios o ideas erróneas y falsas, edúcate   y forma nuevas ideas, en armonía con la verdad   . También hace indispensable exigir una   fidelidad inviolable a las siguientes reglas: a)   Nunca acusar faltas dudosas o tentaciones en   materia de escrúpulos. Nunca hables, en confesión, dus  pensamientos, deseos e intenciones consideran falsamente - RR A "i " W "e Y Mans 4 ^ '' * x p: B 78 '' Conciencia DIRECCIÓN criminal y son continuamente martirio tales almas atribuladas. | | b) no permitirles nunca volver general o parcialmente a confesiones pasadas, a menos que haya absoluta certeza de que ha faltado la integridad o la contrición precisas . ! | c) En las decisiones, el confesor debe ser firme y “el penitente debe ser firme ; sean estas las dudas, las perplejidades, no lo dudes ni un momento; eliminar la indecisión, formando una conciencia únicamente por las “palabras del confesor; ace pro                                                               propias jideias, recuerdos, aprehensiones, no les dan el menor   crédito, sino que las desprecian decididamente como el error que   son y una mentira. d) En la práctica, el escrupuloso debe considerar insignificante y despreciar cualquier duda que no pueda garantizar con un Juramento. : 3.- Posesión y Obsesión Es cierto que el diablo puede, con permiso de . Dios, para ejercer influencia y ataques directos contra el hombre, produciendo en los sentidos externos o internos ofrendas e impresiones anómalas, dolorosas o afligidas. -Rádicamente perverso y malvado, hace uso de todo lo que "puede contradecir la gloria de Dios y la felicidad de :" el hombre. Mg | Ante Jesucristo, que arrebató su imperio,                                               conquistada por el pecado original, su poder era grande   , su tiranía amarga. Hoy pretende   atormentar el alma más que el cuerpo, encadenándola,   si puede, con las cadenas del pecado, pero el odio insaciable   que tiene hacia la humanidad lo lleva a recurrir a todos los   medios y, si se le da, también entregar el golpes más fuertes en el cuerpo. | Todo lo que se necesita es que Dios suelte las riendas por un momento para que se precipite sobre la víctima y la haga sufrir . | La opresión y la terrible aflicción que, con injusticia es " PRUEBA / 9 ", la astucia que lo caracteriza, puede ejercer sobre el hombre, son para él una feliz ocasión para aplacar toda su ira,                                                   convivir con el poder y la autoridad, y seguir adelante en el trabajo . nefasto perder almas. Frecuente en el pasado, como vemos en el Evangelio, sus ataques y vejaciones contra la humanidad, que pisoteó al despótico, casi el único señor, su influencia entre los cristianos ha quedado desprovista de minuto, desde que el Hombre-Dios lo derrotó, triunfando sobre la muerte y infierno, en el Calvario. | ^ Cuando su acción se ejerce únicamente, aunque sea ​​con violencia, sobre el cuerpo y las facultades sensoriales, se llama obsesión. De modo que en este caso, se apodera, contra la voluntad del paciente, de los miembros (lengua, manos, etc.) para obligarlo, en ocasiones a palabras, gestos y actos escandalosos y                                            deshonesto, ahora para no hacer cosas y acciones que le   desagraden; ahora ejerce una presión rígida sobre los sentidos   y sus órganos: visiones estupendas y espantosas que   presenta a la imaginación y la vista, blasfemias, obscenidades   y estruendo ensordecedor para los oídos, irrespirable  , nauseabundo y fétido al olfato; por tanto, muerde, golpea, hiere   cruelmente o causa enfermedades extraordinarias, que a   veces enredan seriamente a la medicina. - Otras   veces invade el cuerpo tan profundamente que parece   encarnarse en él; de tal manera parece ocupar el lugar del alma,   que la despoja del dominio de sus facultades y la hace perder el   conocimiento y toda actividad intelectual,  es el único   autor de todo ejercicio, movimiento y acción . Aquí está la posesión. ¿Por qué Dios permite ataques de esta naturaleza contra sus criaturas y, a veces, contra almas justas? "Podemos dar cuatro razones: a) para inspirarnos el horror del diablo con evidencia palpable de su maldad ; - 5) para hacernos temer el pecado mortal; cuando la tiranía que ejerce sobre el cuerpo es tan grande, restringida y postrada, que no te hará alma, que te "entregues voluntariamente al pecado c) para hacernos? temer al infierno: la humillación que hace sufrir a los poseídos 80 CONCIENCIA DIRECCIÓN son sólo pálida imagen de lo que habrá que repro-                                                                  bien. d) entrenarnos en las virtudes de la paciencia y la   mortificación y purificarnos de las imperfecciones. Dirección de las almas afligidas del diablo. a) Medita cuidadosamente si de hecho hay posesión u obsesión. Para ello, use toda la circunspección y elimine cualquier prejuicio: no crea fácilmente en la vejación diabólica, así como no la rechace a priori. En caso de duda, recurra a médicos conocedores y teólogos instruidos y experimentados ... El Ritual presenta varios signos para constatar la intervención diabólica: «hablar con fluidez y comprender una lengua que nunca se ha aprendido; revelando cosas ocultas o lejanas, cuyo conocimiento no puede ser                                       obtenido por medios naturales; para dar evidencia de una fuerza extraordinaria   , naturalmente inexplicable, etc. ' b) El penitente, por su parte, purifica su conciencia mediante la contrición y el estado de gracia, para hacer insoportable la permanencia del diablo en sí mismo y, al mismo tiempo, obtener de Dios el fin del tiempo de gracia. c) Someterte a un tratamiento médico y sanitario, para que el organismo también reaccione contra la acción diabólica. d) Utilice el ayuno y la oración, según lo recomendado por el Salvador: género hoc ..; acercarse a la comunión de manera santa y utilizar los sacramentos que la Iglesia ha instituido para reprimir la acción de los demonios. e) También puede utilizar exorcismos, siempre que                                               que observa estrictamente los estándares de. Iglesia en ese   sentido. Finalmente, haga uso de todos los medios que   concurran para mitigar o reprimir tan terrible experiencia. JUICIO 81 4.- Persecución de los hombres Esta prueba en la que las personas virtuosas, las más perfectas sobre todo, se ven a menudo expuestas a todo tipo de contradicciones: desprecio, calumnias, injusticias e incluso vejaciones, por parte de infieles, incrédulos o herejes, - por parte de los malos cristianos e incluso de los cristianos perfectos y fervientes: “et omnes qui pie volunt vivere in Christo Fesu persecutionem patientur”. No es de extrañar que la gente piadosa, por practicar                                     virtud, son perseguidos por la gente malvada y   maliciosa “nolite mirari si odit vos mundus” -   pero lo que sorprende a primera vista es que tienen   que sufrir inmensamente, y sobre todo, por parte de quienes deberían   ser suyos. ria una vida de piedad. Es que Dios permite muchas veces la ilusión de personas de gran santidad, cuya virtud una cierta concurrencia de circunstancias desfavorables hace eclipsar o ignorar ; A menudo se encuentran ejemplos de este orden en la vida de los santos y en los procesos de canonización. Esto es lo que dice el cardenal Lauroea en el sexto folleto sobre la oración : “Dios a veces permite que los hombres inocentes y                   la gente buena es mortificada y castigada por sus superiores   mal informados. Me resultó fácil citar   ejemplos, especialmente entre los habituales. A menudo en los monasterios se encuentran hombres “que, por Odio, envidia, celos e incluso celo, pero celo que no es conforme a la razón, persiguen sin descanso ya pesar de su Yirtude, uno u otro cohermano, sin culpa, sin maldad. - Pero no hay duda de que es con el mejor y más delicado vino con el que se prepara el más excelente vinagre ». “Otro suplicio, dice el P. Poulain, que * a primera vista parece insignificante, pero que por un tiempo se vuelve desconcertante y / o que han dado órdenes ambiguas y contradictorias; el tet pestade que pronto se levanta es de tal orden, edita                        desalenta, é a convivência com uma pessoa 777z/dve/, que  pör mais que se faça, tem sempre que dizer, que replicar  e censurar. à  : Da sua boca nào sai nunca uma palavra de aprova-  ção. Terá entre os estranhos reputação de bondade e        ' | 6        *        ib        82 | DIRECÇÃO DE! CONSCIENCIA o. A Nn i y        c        X        Ee  doçura, porque se desfaz em atenções e obséquios quando: ;  precisa ou teme; fóra disso é insuportável; porque seus, .  nervos, quais pilhas elétricas, estão sempre acumulados e  prestes a descarregar. E’ impossível com tais pessoas  tratar Seja o que for, com serenidade. Não se mà  ninguem, nem ouse dizer-lhes que foram mal informada:      tan extremo, que se podría decir que un volcán en   erupción crepitante y activa. Son los únicos que tienen razón, lo saben,   creen que es correcto. Es evidente que tal curso implica una   grave ofensa contra la caridad y es un verdadero   flagelo para los subordinados. Las víctimas de esta tribulación tienen el deber del Director de tratarlas con amabilidad, de inspirarlas, de espíritu de fe, de grandeza. de coraje y paciencia. Ver NS Jesús Catón y tantos santos, ¡cómo tuvieron que sufrir! También tenemos que tan grande retroceso es el excelente castan para una sólida formación en la virtud, y es fuente de mérito, a través del ejercicio de la humildad, la paciencia y la caridad; demasiado, Dios concederá por estas muchas gracias e incluso gracias extraordinarias.                           diario.   V— DE ILUSIONES Hay una ilusión cuando lo que no existe existe. existe o es diferente de lo que existe. En el sentido moral, la inteligencia es víctima de la ilusión, "cuando no aprehende el objeto del conocimiento según la luz de la verdad, sino bajo una mirada falsa que se desvía de la directriz de la vida". Se trata aquí sólo de las ilusiones que repercuten en la vida espiritual, ei 1.3 - Origen de las ilusiones, Demuestre: a) De la debilidad de nuestra razón. + Nuestra inteligencia sintió que su poder perceptivo y comprensivo se desvanecía después del golpe con el que el pecado original la golpeó . A DE ILUSIONES 83 "P |                                                                              Su rango de visión se limita a horizontes más restringidos y su eficiencia energética disminuye, se cansa   rápidamente con el esfuerzo. Cautiva de la imaginación,   se pierde fácilmente en el escenario en el que trabaja y, por tanto,   el fruto de su trabajo queda marcado con el sello de la obsolescencia.   yb) - De la afluencia de pasiones.   7? "En el fondo de nuestro corazón, ¡cuántas tendencias   desordenadas, que oscurecen el espíritu! Bajo su impulso a   veces terrible , la atención se aleja   de los principios sólidos y se aparta de los centelleos de las consideraciones   . Luz y verdad; se desvía de los rayos del sol.   que lo ciegan y se asienta en una penumbra, casi oscuridad   , donde las máximas y los prejuicios abundan y prosperan,  que legitiman tanto como queramos. Y entre las pasiones que   así conspiran contra la razón, aparece con más influencia   , a veces “el amor, a veces el orgullo, que alucina y ciega   de manera cada vez mayor:“ amor facit insanire ”. c) - La influencia del mero. Nos es imposible, por así decirlo, escapar en la vida a la acción fascinante del mundo: son máximas erróneas, principios falsos, que invaden todo nuestro ser; es el aire que respiramos, todo saturado de su espíritu, así como lo que vemos y oímos en él; de modo que el veneno del error se infiltra en nosotros de tal manera que el pensamiento de lo mundano es nuestro pensamiento, su voluntad es nuestra voluntad. Qué reacción tan fuerte, muy fuerte no se necesita para nosotros                             liberarnos de tal espíritu! 2º - Principales ilusiones; tus medicamentos. «El terreno de las ilusiones, dice Mons. Gay es tan vasto como el trabajo de la creación. Todo puede eludirnos; nuestra alma, colocada en relación con cualquier criatura, siempre puede considerarla en un aspecto que no tiene; no hay nada que hacernos daño no pueda producir impresiones inexactas. Sin embargo, en la vida espiritual, las principales ilusiones conciernen a Dios, al prójimo y a nosotros mismos. Esta es la división que adoptamos en este estudio. ^ EG RR O YE DIRECCIÓN DE CONCIENCIA Ilusiones acerca de Dios Examinemos aquellas que: influyen más directamente en nuestra vida moral. '                                                                          “Concepto equivocado sobre las perfecciones divinas. 1.0 - Hacemos una falsa idea de la bondad divina cuando, desnaturalizado por el concepto de este atributo, lo ponemos en contradicción con la sabiduría, como si lo que Dios cómplices de nuestros excesos. Para entender bien lo que esta ilusión es, se Es importante que tengamos una idea clara de la bondad, atributo de Dios. Infinita en su naturaleza, es limitada en sus manifestaciones y efectos en relación con las criaturas; este límite está trazado - por la esencia de las cosas, cuya escasa capacidad no puede agotar la fecundidad del amor infinito , - por las disposiciones de la Sabiduría eterna, que distribuye sus dones en una medida muy variada, - y por la acción                                      “De la libertad humana, que a veces obliga a la Justicia y la   Sabiduría, a restringir e incluso reprimir la expansión de   la liberalidad divina. Así, la vemos caer a las 'puertas del   infierno' y, por así decirlo , despeinarse en esta vida '   contra los que se descarrían, amenazando con abandonar |   ellos a su impenitencia. Tan lejos la idea de   que Dios, por exigencia de su misericordia,   necesariamente debe salvar a quienes, por su propia voluntad,   “han abusado de su gracia. |   "Mx Si fuera ley ordinaria que Dios obrar un milagro en la   hora extrema de cada uno, convertir a los obstinados   " y abrirles como por la fuerza las puertas del cielo, Liber- |   la humanidad, tranquilizada por este resultado final,  daría lugar fatalmente a todos los desórdenes, engullir-s = en todas las pr-sres de la tierra con la nersuasión de seguir disfrutando de un di: codas C (a veces. QUIÉN. ¿No ves que tal concepción de bondad d vna, en Dios un juego en manos de la criatura, compromete: LAS ILUSIONES 85 + en “Toda idea de Sabiduría y Justicia y la precipita en la más estúpida presunción? Color, .4 oL E 'hacen falso concepto de justicia divina, darle tan excesivo rigor que en el campo : piedad. Si Dios está obligado a castigar " Hm. Severidad , post mortem, a los que en este mundo: de ninguna manera querrían caer en vendajes en                                                                                            su amor, se esfuerza, antes que en la tierra, en el  salvar, por mucho que lo resistan: sufrirlos con        | enemistad y ante el menor indicio de arrepentimiento, se abre        ; Los brazos de su misericordia. Si es así, no entiendes        “Da justicia divina, no es de extrañar que el alma caiga        ».  44  Iba a "m        en el abatimiento, el desánimo, los escrúpulos y finalmente  en la tibieza y la desesperación, más lúgubre.        - Y        ilusiones sobre nosotros        . Pueden tener como objeto: nuestro estado de conciencia.  cia, - el grado de santidad que hemos alcanzado - nuestro  luces sobre la espiritualidad, y nuestras aptitudes y destino.     1º - Ilusiones sobre nuestro estado de conciencia.  Cuántas almas, creyéndose seguras, viven, de hecho, adorando  muy peligrosamente medido! , Y esa seguridad que  les importa "poseer acerca de la salvación, no se basa en la  testimonio de una conciencia recta, sobrenaturalmente  encendida, pero en una ceguera incomprensible e irreflexiva.  ligereza tomada. Creen que no tienen nada que reprocharse a sí mismos.  porque endurecidas pela indiferença e tibieza, já nào ou-  ,  vem a voz íntima da consciência, nem o grito lancinante. `:  do remorso; e se a si mesmas não podem ocultar algu-  mas faltas, muito bem sabem imputar a responsabilidade  delas às pessoas e circunstâncias que as rodeiam e ate-  vaca-lhes assim por tal modo a malícia, que “dam.  Lic plus + nguieta --a; en luego depositar. conf.   inabaidve simple .5solvi .. - cesa sacramental:   sin recordar: que no ser fecundado po: uno: TE D o1] 86 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA ^ contrición nerviosa, es más que imprudente, tan completa confianza. Bastan dos palabras de los Libros Sagrados para disipar esta ilusión: “con temor y temblor obra tu salvación ”. .; "nadie sabe si es digno de amor o de odio". el 2 - Ilusiones sobre el rau de la santidad. - -; Dominado y fascinado; a partir de las impresiones de las cosas del mundo exterior, a menudo juzga al hombre por las apariencias y lejos de la realidad. De virtud podemos sin "duda, tener ciertos signos,                                              incluso por la experiencia de los sentidos, pero hay indicios de ^. virtudes muy engañosas, en las que el amor propio construye una certeza que no pueden dar. A) Consuelos sensibles. No hay persona piadosa, por espiritual que sea, que no haya experimentado, en ciertos días, en la región sensible del alma, una suavidad particular, un bienestar incomparable, fruto de la intimidad con Dios en la oración. En estas horas deliciosas, cuando la alegría de conversar con Dios es tan grande, tanta facilidad para cumplir con las obligaciones y tanto entusiasmo por venir. ^ todo, ¡qué fácil es para el alma engañarse a sí misma y juzgarse perfecta! Y cuántos inconvenientes en ceder 'a este ins-.                                         ¡rojo! porque estos dulces son para alimentario con una   sutil y orgullo la complacencia egoísta y engañoso al   . "Que se convierta en un gran peligro para el alma impru-   * diente y sin preparación |.   Ynofensivas estaban a la humildad, la necesidad   todavía no se había malentendido acerca de su verdadero fin,   " Pueden ser un premio, es cierto, de gran virtud, pero   más a menudo se dan como estímulo para las almas   principiantes e imperfectas. Pues bien,   de tales cosas se puede instituir la piedad suprema , en la   desolación más angustiosa. No consu.c. La santidad,   ni indican el grado de perfección; además, puede que   no provengan de Dios, sino que deriven puramente de fuentes. na * Am: ^ '> f          `yj`   2 s, G   t - b DESDE ILUSIONES 87 temperatura y salud e incluso, para la trama del alma, puede excitar falazmente la aflicción de la Salvación. Después de esto, ¿qué hará la Confesora en presencia de un alma encantada por los consuelos sensibles? - T a) - Ver primero cuáles son los efectos de estos consuelos ; si con ellos te vuelves más humilde, mortificado, obediente y fiel a tus deberes, da gracias a Dios, porque son un beneficio y un rocío del cielo. - 2) Si tales efectos no se verifican, cuide de lograrlos, contrarrestando el amor propio y el apego desordenado a estas dulzuras; el anhelo, en verdad, de tales delicias, lleva al alma a buscar.                                                   Anímelos, ansiosos, de ser satisfechos, incluso con el sacrificio de sus   deberes: no es el amor de Dios, es el amor de sí misma   . - c) inducir al penitente a aceptar tales   “beneficios reconocidos y aprovecharlos para santificarse y arraigar   mejor en él los buenos hábitos y virtudes”. B) Ejercicios y obras de piedad. Y ”obrando en un grave error, confundiendo las prácticas externas de devoción con piedad. Elegidos juiciosamente , bien combinados y cumplidos, es cierto que pueden ser una palanca poderosa para transportarnos a una vida muy ferviente, pero en definitiva, son solo medios, instrumentos, que por muchas razones pueden fallar en sus resultados. Por tanto, sería un error ver en ellos                           garantía de santidad. Cuántas personas, cargadas   con innumerables prácticas de piedad, están lejos de la serenidad.   modelo y objeto de construcción para el siguiente |. i Tienen en cuenta las muchas oraciones, meditaciones : oraciones, lecturas, tal o cual devoción, tantos otros ejercicios, y la práctica de la paciencia, la humildad, la caridad y la fidelidad a los deberes de Estado es insignificante . El que les da la ilusión - tarta- “de 4. Regularidad farisaica que utilizan en sus o0v7- ciones, «= para é = son viles. De tales dice 5. Paco 5 ciem quidem pie. existente, virtutem amen gants ». Obstaculizar al director con tacto prudente `a ww 4 x " dc RS n. X € i MS e "                                              l: fac 5   88 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA prichos y, en cuanto a devociones, obligan a prestar más atención a la calidad que a la cantidad; toma tu lugar de medios o instrumentos y nunca anticipes el deber y la verdadera virtud; De este arte, se les quitará el debido. fruto, así como ya no será objeto de vanidad y de. exteriorismo. c) - Penitencias corporales. También pueden, como las devociones, inspirarse en el orgullo o en un secreto sentido de la vanidad, pero si se usan con prudencia, serán fuertes ayudantes de la virtud, sin que por ello constituyan una prueba infalible de santidad. Hay gente que se rinde con resolución y buena voluntad a las correctas correcciones.                                   para ti, sin pensarlo seriamente: en mortificar las pasiones   , cuando es cierto que austeridades de este tipo no   deben tener otro fin. Más tarde, asombrados de sí mismos   por la crueldad que tuvieron al crucificar la carne,   son más o menos cuidados por los santos, cuando la   triste verdad es que rivalizan con los fariseos, a quienes Jesús   azotó tan despiadadamente. - (Para los remedios de estas   ilusiones, vea lo que se dice sobre la mortificación  ). 'T— D) - Un estruendo de nuestras buenas obras. Nos dejamos, es un hecho, fácilmente ensombrecernos por la brillantez de las buenas obras, que el celo, la actividad y nuestra posición nos llevaron a emprender y realizar; y es tan fácil                   cuando nuestras obras se coronan de éxito, cuando   vemos ante nosotros abundantes frutos de celo , cuando creemos   haber prestado un gran servicio a Dios, y nos juzgamos con   derechos adquiridos hacia Él, casi sus acreedores |   Un predicador que arrastra a la multitud, ansioso por   escucharlo, un párroco que | obtener entre sus ovejas   maravillas de renovación y fervor, un autor piadoso   que difunde profusamente la sana doctrina, un favorecido   de la fortuna que se vierte en manos de los pobres 'copiosos |   limosna ... hay tantos que claman: "¡qué buena recompensa   tendrás un día en el cielo!" Y qué fácil es caer y acre- y de ILUSIONES 99 ditari ... Sin embargo, no evalúa el mérito por                          resultado, que sin su ayuda sería nulo. El que   lee en el corazón no se deja engañar por las apariencias. ¡En   el último día, dice el Señor que Él no conocerá ni siquiera a aquellos   que obraron milagros y expulsaron   demonios en Su nombre ! ¡Cuidado entonces, y vigilancia, porque aquí es fácil   acceder a la ilusión! A los penitentes, por tanto, ensombrecidos   por los esplendores de sus obras, recomienden bien y   convenzan a la Confesora de que tan bellos resultados son   sólo obra de la mano de Dios, que utiliza para ello   los instrumentos más débiles. y cuán a menudo los   éxitos inesperados, las conversiones, las gracias extraordinarias,   son el efecto de las oraciones, penitencias y ayunos de almas especiales.  condicional y santo, que solo Dios conoce, ya que   considera la intención pura,   recta y humilde más que el estruendo y el brillo de las acciones realizadas. E) - La buena estima que nos tienen las personas virtuosas . Cuando vemos que los demás desvelan y hasta admiran en nosotros algunos reflejos de virtud o quizás pretenden vernos con destellos de santidad, es natural no resistir la tentación de creernos perfectos , porque, halagado nuestro orgullo, resbalamos sin costo para nosotros. lo que nos halaga; y ... de nosotros a nosotros pensamos que si no estamos muy por encima de lo común, ¿cómo es que nos atestiguan tanta admiración? ... sin notar que tales alabanzas o alabanzas son                                 exageración y pura adulación, prodigada incluso con hipocresía   y mentiras, y que los hombres juzgan por las apariencias, “¡cuán a menudo engañosas! Todos los que tienen autoridad están muy expuestos a esta ilusión, porque, acogidos en todas partes con respeto y veneración , escuchados y oídos con aplausos en todas sus palabras, indignados ahora de admiración, ahora de ““ adulación, naturalmente están persuadidos de que tales encomios son la verdad. `El Director debería advertirles que no son hombres / 00” | DIRECCIÓN DE CONCIENCIA | | Quien tiene competencia para el TRE es solo Dios, que lee en lo profundo: de corazón; donde descubres                                                                “Miserias y. defectos, eso. hombres: no. pueden 'desi ...   ' cortina ..., que, según la palabra de un santo: Padre, el   que está investido de autoridad, también debe   'tener. juicio más estricto. .: ¿y qué poco importa agradar a los   hombres si no somos verdaderos discípulos de Je?   . sus Cristo. | Fr) - La falta de dificultades en la virtud. Hay personas que, salvaguardadas durante mucho tiempo, 'où- desde la infancia y más allá que “tienen un frío y una calma natural , rodeadas también. por camaradería pacífica , apartados de la convivencia: impertinentes, en un ambiente insusceptible de celos y emulaciones, no conocen, al parecer, las formidables tentaciones que tan duramente acosan a los demás                                        almas son puros, humildes, modestos, sencillos, parecen   confirmados en virtud. Y si has tenido dificultades, no las tengas ahora, ya sea porque las circunstancias han cambiado o porque un evento, el cemento repentino los ha herido profundamente y revolucionado ideas y sentimientos. Para que se crean completamente cambiados y lo cierto es que siguen siendo los mismos, porque si las inclinaciones y malos hábitos del pasado no se manifiestan, están latentes y solo esperan la oportunidad de despertar con más violencia terrible. Esta ilusión es frecuente en estudiantes de colegios, seminarios, “pensionados y en almas que han triunfado sobre una grave tribulación o terminado ejercicios espirituales con ex-                           Propósito tradicional y decidido. En estos casos,   la intervención del confesor es fundamental ; de hecho, el amor propio   , las resoluciones audaces, los propósitos imprudentes,   la presunción imprudente de una vocación que no se tiene, serán   tantos obstáculos. el cual tendrá el efecto de   aumentar el incremento de esta ilusión, hasta su caída, mayor será la   mayor es la utopía de un ^ = c) - Exteriormente vida normal. DE ILUSIONES | OI / Los temperamentos se acomodan de tal manera a una regla, norma o habituación de la vida, que por un tiempo la naturaleza parece haber desaparecido, tal es la influencia que vivir siempre las mismas imprime en ellos. En Vivo                                       tales personas como automáticamente, bajo la influencia   de un hábito adquirido, con la vida, por lo tanto, exteriormente   pertinaz y edificante. Pero ante Dios, ¿será real   esta perfección? ¿No es esta regularidad total o casi   totalmente mecánica, que exime al alma del esfuerzo por la   virtud y de vivir todo el fervor? ... El hábito o la rutina es   el gran enemigo de la santidad. Para confesarse,   recibir la comunión, recitar muchas oraciones ..., solo por una fidelidad   meramente mecánica, ¿qué valor y qué mérito pueden   tener? 3.º Ilusiones sobre nuestro conocimiento de la espiritualidad. La gente bien leída y versada en la ciencia de la vida espiritual cree sin costo que nada los beneficia.                      leyendo, estudiando o meditando sobre este   tema, que para ellos suponen estar agotado. Es un error tan grave pensar que el autor del libro “Pratique progresiva de la confession” dice insistentemente : “miremos bien; lo que obra en nosotros y nos mueve no es lo que sabemos, sino lo que se nos revela y lo que sentimos ; ahora Lo que ya hemos aprendido y estudiado. no cumple esta condición, porque es un conocimiento dormido y latente; será una idea exacta, llena de verdad, pero seca, árida, oscura, sin relieve, que revive y sin detalles que despierten. La verdad sola, abstracta, no duele; la forma, la forma en que se aprehende, es que juega, es                         que sensibiliza. Sin embargo, incluso estas modalidades, retenidos   en la memoria y no se renueva, pronto volverá a su vez al estado latente, dejando y estimulante: el enriquecimiento de nuestra 2pc3o percepción, ya que es un valor que toda la vida debe tener continuamente: ^ re "entrar a la corazón notorio; vivir, tratar | Poe: P 92 '. DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA A t No es una caída ni un instante, se renueva, extiende su influencia vital hasta las ramificaciones más pequeñas de los tejidos; todo es renovación y recomposición 7205 Los pensamientos saludables también están garantizados por nuestra actividad espiritual , que se transforma en sentimientos y luego en fuerza.                                                 nephic? ¿Quién los renovará continuamente frente a la inteligencia   ? - la palabra de Dios leída o escuchada, libros de   piedad, sermones, conversaciones con personas virtuosas   ... A los que dicen: “No me gusta leer, prefiero   meditar, porque me siento mejor” les respondo: OK ,   pues en ese caso tu vida de renovación está   asegurada. Y si los pensamientos son siempre los mismos,   ¿qué importa? es con los mismos manjares que comemos   todos los días. Sin embargo, existe un peligro para estas   personas, cuyas ideas son generalmente diferentes a las de los   demás, y ese es la singularidad, que a veces puede   desviar, a veces tímida la forma de ver, es bueno recomendarlas   . verdad y sentimientos.        mentos '. $ 4 - Ilusiones sobre nuestras aptitudes y destino sobrenatural. Escuchemos a Mons. Gay (Instruction à l'usage des personnes consacrées à Dieu): esta ilusión consiste en violar la gracia divina, creerse a uno mismo, sin examen, sin juicio y sin el apoyo de un consejero prudente, llamado a una santidad eminente. à 'Hay una ambición muy legítima que lleva al pequeño bote de nuestra vida interior al puerto de la salvación, pero también está la ambición imprudente que lo hace flotar sobre los arrecifes de la travesía. No es solo en el orden de la investigación que el Espíritu Santo nos dice: “no busques cosas superiores a ti, ni especules qué                                                supera tu fuerza (Eccli. ur, 22). “Aun en la sabiduría   debe haber sobriedad” (Rom. Vir, 3); pero es, en   cer- teza, por favor Dios, di con David: "Señor, no , ==" b ! | eap i is . $ Ker el DE ILUSIONES | 93 exaltó mi corazón, ni trató de marchar por bellos senderos y superior a mi capacidad (Sal xxx, 1.) y así el divino Maestro en. decir: "amice, superius monts" - permítanos, por nuestra propia voluntad, sentarnos en el último lugar . También hago una recomendación: no debemos leer la vida de los santos indiscriminadamente. Sus virtudes son tan hermosas que correremos el riesgo de                                                                   'ceder a la tentación de querer imitarlos y seguir caminos   . tan alto como son '. t “Lo mismo, me parece, se puede decir de los libros que tratan de alta espiritualidad, porque las almas con menos equilibrio puede ser aturdido por tales doctrinas y llegar a tal estado de exaltación, que desorienta ellos e incluso los cubre de ridículo. Ilusiones sobre criaturas Las principales con las que lidiar aquí; se refieren al entorno en el que se vive, amistades y antipatías, y la dirección espiritual de cada uno. I.? - La forma en que vives. No hay nada más cómodo que atribuir nuestras faltas y defectos a nuestro entorno. ¡Y cuántas personas se cuidan de pedir disculpas de esta manera por la vida imperfecta que llevan!                                                          Se persuaden de que si tuvieran otra   convivencia, otra morada, otro trabajo o vocación,   que si ocuparan lugares como los que brillan y construyen   , ellos también tendrían virtud y piedad, también   operarían en sus vidas una maravillosa transformación.   No son ellos los que tienen disposiciones defectuosas, pero,   dicen, las circunstancias y el entorno no les ayudan.   «Ahora es una grave ilusión atribuir nuestra imperfección a   causas independientes de nosotros. Dios quiere nuestra perfección   y siempre nos proporciona los medios; pensar de   otra manera es negar tu Sabiduría y Providencia ... No 4 94 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA es con otras personas y en otros lugares donde te encuentras                          vamos a sentir lástima, si no lo encontramos ahora mismo donde   “Dios nos ha puesto”. (De la ferv. À la perfection). ; ^ Recuerde las palabras del Apóstol: “ para los que aman a Dios, todo se vuelve bueno ”. | Aprovecha la situación en la que te ha puesto la Providencia, en lugar de lamentarte y suspirar por otra vida; “Acepta como de la mano de Dios las circunstancias en las que te encuentras, y comenzarás sin demora a progresar en una vida de renovación y fervor. 2º - Amistades. “Como dice la Escritura, el amigo fiel es un tesoro invaluable y el que lo encontró tiene un precioso remedio de vida e inmortalidad, una protección a la sombra de                                               que puede descansar. (Eccli.vt, I4). - “Sed asiduos en   acompañar a un santo, cuando reconozcas que   observas el temor del Señor (id. XXXVI, 15). En dos   obstáculos, sin embargo, es fácil tropezar: a) - Cautivado por   “el afecto, el corazón humano siente una necesidad irresistible   de justificar el amor y la admiración por la persona.   objeto de tus anhelos. Esto es lo que queremos decir cuando   decimos que el hombre juzga principalmente por el corazón.   ¿Quién no ve el peligro de esta ilusión? porque hasta los   mejores amigos tienen muchísimas faltas, que si   no las cuidamos bien las daremos por hecho, tal es la   magia que nos produce el cariño. - x) - Además, es  fácil tomar por verdadero afecto lo que es sólo su   ficción, porque para las deliberaciones del corazón sólo la   inteligencia tiene voz consultiva; Los sentidos y la imaginación   no esperan, quizás preceden al corazón. Por eso la   amistad se asienta a menudo sobre cimientos frágiles y   peligrosos y se convierte en un serio obstáculo para la vida perfecta   . Tres cosas requiere la   buena amistad: a) profundamente sentida en la virtud, porque la   razón que te inspira casi siempre contiene se basa en la morali- DE ILUSIONES, Q8 idad.- Amar las tendencias que surgen para la pra- ilícita Zeresh es falsa amistad y pernicioso; amor por la belleza, la belleza, cualidades físicas excepcionales, magia                      desde fuera y desde la convivencia, es una frivolidad sumamente peligrosa;   amor por el talento o el buen carácter, 6 amistad honesta;   sin embargo, amar en virtud es la verdadera y santa   amistad. el b) - para reenviar a la virtud, por qué debe buscar la comunicación mutua de bienes, que es fundada; ¿Cómo puede una planta que ha arrancado del suelo volverse verde? Así el afecto, virtuoso en su principio, degenera si no se ejerce en el ámbito de la virtud. - c) - que se rige por virtud. Tan bueno como se supone que es el afecto, tan pronto como perturba y perturba, se vuelve sospechoso y reprensible; mientras que la amistad puede electrizar el alma y el corazón, pero los deja en un ambiente tranquilo y sereno. I                               3.0 - No le gusta. Hay gente poco comprensiva - ahora naturalmente, por su carácter, modales, y porque en ellos todo nos repugna como instintivamente - ahora, porque nos han ofendido , contradecido o agraviado; en cuanto a los primeros, debemos hacernos violencia a nosotros mismos y amarlos, tanto más cuanto importa ser justos con ellos; el segundo no podemos excluirlos del beneficio de nuestra amistad. ¡Pero qué arte y habilidad para engañarnos en este en particular! no tenemos el valor de triunfar sobre nuestra repugnancia y nos persuadimos de que tenemos la razón de nuestro lado : la actitud hostil que tomamos, la queremos llamar honor, dignidad, carácter, defensa de nuestros derechos y                               indispensable correctivo de la osadía y malicia de los demás, mientras que   a nuestro alrededor, todos ven claramente que   somos exagerados e injustos. Insinuaciones, amarguras e incluso nuestro silencio son los testigos evidentes de la bilis que envenena nuestra alma. LA " " ; 3 1 ! E 96 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA 4.º - Ilusiones sobre la dirección. a) - Esta ilusión consiste en persuadirnos de que no necesitamos un director espiritual para santificarnos . Ya hemos visto la necesidad e importancia de la gestión en el pasado, por lo que no volvemos a insistir en este punto. «Sin sentir la necesidad de orientación, dice                                                       un autor, es un signo de virtud, al menos estacionario;   prescindir de él, porque no tenemos nada que decir ni consultar,   y porque no necesitamos un impulso para el bien, es   prueba evidente de una vida lánguida y estéril ». b) - También es una ilusión la intención de dirigirse accidentalmente a un confesor de pasada. «Sospeche, dice Mons. Gay, de gestión por encuentro, fortuito, ocasional . Hay excepciones, es cierto, en un caso u otro, con qué frecuencia las confidencias íntimas son predicadores de misión, con sacerdotes eminentes por la virtud y las luces sobrenaturales, serán de gran alivio y fecundo principio de verdadera piedad, para las almas privilegiadas llenas de bondad. lo haré! Pero, normalmente, para dirigir un                          alma en camino seguro y para darle la ayuda que   su necesidad demanda, es fundamental conocerlo   bien, sondear su interior perfectamente, no solo por   lo que dice de sí mismo, sino también por   la experiencia de haberlo probado. , e incluso, si es posible, por el testimonio   imparcial de otro ». - c) - Sigue siendo una ilusión depender   exclusivamente de la gestión, porque la misión del director es   instruir, iluminar, animar, organizar y no sustituir la   iniciativa de cada uno. El 'alma compite preguntar, queriendo   saber si abre-y manitestar, poner en practica los exorta-   ciones y someter a aprobaciones y resoluciones   Si hay: personas que se quejan por falta de rumbo,  es culpa suya solamente, porque no le dan al confesor elementos   para hablar. ¿Cuántas veces el sacerdote solo espera para intervenir, terreno y locales, que abren espacio para sus consideraciones | N DE ILUSIONES 97 d) - E ilusión, finalmente, de abusar de la dirección. «La gente es de espíritu mediocre y modesto, que lleva la discusión a asuntos meramente materiales, - detalles familiares, vida privada, etc. sin necesidad , ni exigencia del estado del alma, —y lo hacen, unos para tranquilizarse, otros para dar a todos sus actos el mérito de la obediencia. Y ', sin duda, malinterpretar las cosas ...' Pero otras llevan al abuso                                                   mucho más allá: confidencias inútiles o ociosas,   asuntos sin ningún interés ni alcance, en fin, se ve que   pretenden apresar y cautivar al confesor e interesarle   a yaler por su persona; no descansan hasta   estar convencidos de que él los estima y admira, ni   se van de buen grado, por largo que sea el   coloquio, sin lograr plenamente esta persuasión.   Y ', dice Mons. Gay, excesiva preocupación por uno mismo,   egoísmo y vanidad; y de ahí el grave peligro de errar   en la virtud, de poner espesas nubes entre ellos y Dios   , de perderlo de vista y de hundirse completamente   en el abismo, separándose de Él. Entonces si eso-  res, 6 alma, ve directo a Dios en la virtud y en la   verdad, si quieres crecer progresivamente en la gracia y en el   fervor, sé sobrio, muy sobrio en tu dirección ». Remedios generales contra las ilusiones. Las ilusiones, ya sean por ignorancia o irreflexión, o por la acción importuna del diablo sobre la inteligencia, el mundo o nuestras pasiones, tienen los siguientes remedios para disiparlas: 1. Oración vocal, mental, comunión frecuente, recogimiento y unión con Dios: qui sequitur me, non ambu'at in tenebris (Joan. vill, 12) .-— 2. Mortifica el amor propio y la carne y vive con gran pureza de corazón. - 3. Estudiar los caminos de la vida espiritual en libros de doctrina clara y sólida.                                  Actual. - 4. Examinemos a menudo con diligencia la parte más íntima   de nuestra conciencia. - 5. principalmente, según 98 | DIRECCIÓN DE LA CONCIENCIA Er actuar con plena docilidad y absoluta obediencia a las decisiones y advertencias de la Confesora. VI - SACRAMENTOS Entre los diversos medios de santificación, no hay ninguno que pueda compararse en eficacia con los sacramentos. | Instituidos por Nuestra Señora Jesucristo, precisamente para santificarnos, pueden contener en sí mismos la virtud divina, que estimula , anima, fortalece y perfecciona nuestras facultades en la práctica del bien. Por efecto de su propia proacción. traer santidad en proporción a las disposiciones.                                                                  el adulto, que los recibe. Por tanto, es evidente que el   director espiritual no puede. despreciar un   medio de perfección tan valioso . Comunión 1. ^ - Comunión diaria. - Doctrina de la Iglesia: A - Dos condiciones son esenciales y obligatorias: a) - pureza de conciencia, que excluye el pecado grave, y 5) - pureza de intención, fundada no en motivos humanos sino en motivos de fe. B - Tres condiciones son de consejo: a) ausencia de pecado venial deliberado y afecto por él; b) preparación cuidadosa y acción de gracias, según la fuerza, "condición y obligaciones de cada uno; c) indicación del Confesor. * 2º - Aplicación práctica de esta doctrina. |                                                                    A.— Exhortamos con frecuencia y con ardor la práctica   muy saludable y piadosa de la comunión asidua (Reg. 6º-   Decr. Sagrada Trid. Syn.). + ensis. con ardiente celo por lograr ante todo las dos disposiciones esenciales y obligatorias : estado de gracia y rectitud, intención. - SACRAMENTOS 99 c. - En sus exhortaciones, no se inspirará por razones de sabiduría humana, sino por razones de orden sobrenatural: æ) no prohibir la comunión, a menos que esté moralmente seguro de que el penitente está en pecado grave, - va al santo Meza por una razón reprensible , - con grave detrimento de sus deberes, o con un escándalo culpable. b) No disuadirá de la                                                              a menudo no lo hace sino a personas cuyas disposiciones esenciales despiertan una   gran inquietud. '. £ € £) - No obligará a la comunión diaria o frecuente a menos que sea la única manera de sacar un mal hábito, gravemente culpable, o de protegerse eficazmente contra faltas graves, así como cuando el ejemplo se reconozca como necesario. De el penitente para suscitar una comunidad y crear un clima de piedad fecunda ; o incluso arrastrar a la santa mesa a una persona tan necesitada de la Comunión. d) - A las personas que se reconocen de buen humor, se les recomienda encarecidamente la práctica de la comunión frecuente. D.- Se esforzará al máximo por comunicarlos.                                                   No seas ferviente, recuerda eso.   una comunión verdaderamente ferviente puede ser mucho más fecunda   que muchas hechas con disposiciones menos ardientes;   “Los sacramentos de la nueva ley, aunque operan y ez opere   operato, hacen más o menos abundante la gracia, según   las disposiciones de quienes los reciben”; por tanto:   a) el penitente debe purificarse tanto como pueda, antes de la   comunión, del pecado yenial y del afecto por él; b)   debe prepararse adecuadamente, y dar fervientes gracias-   . mente. Confesión I.- El penitente debe confesar tantas veces, “cuanto su conciencia le exija , teniendo en cuenta las circunstancias de tiempo y lugar y las                         * las posesiones de tu alma. E 100: DIRECCIÓN DE CONCIENCIA. usted $ 55. a ^. - Razón. Absolución, dignamente recibida, purifica, fortalece y perfecciona. «Si la comunión es un remedio, dice un autor, la confesión lo es aún más: da vida, estimula, anima y orienta. De hecho, solo necesita ser una gran fuerza ... Es reprobable la costumbre de no buscar la confesión sino para la comunión, haciéndola solo una condición sine qua nom ... Estás, por las circunstancias, en condiciones de no poder comulgar? una razón más para aprovechar al menos la confesión, que puedes hacer uso de ella todo el tiempo, en cualquier lugar y tantas veces como veas.                                        lo que quieras'. s "uc Me | 5. — Reglas prácticas. - I. - Confesión diaria. a) Admítelo a los pecadores, que se esfuerzan por perder el hábito del pecado mortal; b) Permítelo no a las personas piadosas, sino a la excepción, que es, en el caso de una llamada especial y auténtica de Dios; por parte del penitente, los escrúpulos y el peligro rutinario son de temer ; por parte de extraños, murmuraciones, críticas , sospechas y para el confesor, tarea insoportable IL Confesión Semanalmente da consejos a todos, recomendados por la Iglesia, y generalmente seguidos por personas piadosas, basta también “aprovechar las indulgencias que lo exigen como condición.                                           HOLA. Confesión mensual. Para las personas con una conciencia   ya formada y experimentada en: la vida espiritual puede,   estrictamente hablando, ser suficiente para ellos vivir con fervor; y será   una regla para ellos cuando no: pueden confesar   * la mayoría de las veces, debido a Las obligaciones del Estado, para no molestar a la familia, hay que robar tiempo: tiempo considerable, para no sobrecargar al confesor, en “tiempos de trabajo excesivo. Dy CR 2.0 - Cada confesión debe ser igualmente fructífera. po- "sible. | metro. bd Du SACRAMENTS IOI a. - Razón. «Los sacramentos de la nueva Ley, todavía. . que producen gracia ex opere operato, causan mayores efectos en el alma , cuanto más perfecta es la dis-                                         posiciones de quienes las reciben ”. (Decr. S. Trid Syn.).   ¿Quiere decir que el hecho de confesarse muchas   veces es signo infalible de mayor perfección? no, por   supuesto, porque el abuso puede tener el efecto contrario.   Por eso no siempre es infundado que los   enemigos de la confesión pretendan menospreciar y   deprimir. |   Atribuyen al Sacramento lo que es el efecto   del abuso solo . Y de hecho, si acusas pecados y después del   perdón, olvidas: el arrepentimiento, los propósitos y el   temor de volver a pecar, ¿qué cambio ha producido en ti la   confesión? Pero, irás más allá: bueno, dirás, por qué   cuidarte de mí, si siempre tengo a mano un recurso inextensible.  driblear contra otras faltas? solo confiéselos!   ¡Sí! ¡Un concepto tan erróneo de la confesión y un abuso tan   detestable, pervierten el sentido moral,   menosprecian , degradan! pag. - Reglas prácticas. - a) Es imprescindible advertir al penitente de obstáculos que pongan en peligro el fruto o la dignidad de la confesión: dilaciones o prisas inútiles , orgullo y vanidad, indiscreción, ligereza, rutina , celo, etc. 6) - Instruirle también en las prácticas que hacer la confesión ferviente: medio eficaz para obtener la gracia de conocerse, de abrirse con confianza, de arrepentirse ; medios para encontrar un buen confesor y hacer buen uso de su dirección; para finalmente alcanzar                               las disposiciones que hacen efectivo el Sacramento, como la   perfecta sinceridad, el odio al pecado, el amor a la confesión:   sana, firme resolución, etc. 1602 DIRECCIÓN DE CONCIENCIA VII —DE LA ORACIÓN La oración es un coloquio. con Dios, a quien expresamos nuestros sentimientos de devoción y exponemos nuestras necesidades. E 'vocal -o mental, consonante- es el cuerpo en .a: “alma el principal, agente. “Es un coloquio. Etirológicamente oración si- | ——3 conversación oral, es decir, habla en seres inteligentes , pero el uso, consagrado por el cristianismo, reserva esta palabra para EI. exclusivamente el coloquio con “Dios. "En conversación con Dios, más o menos,"                                                              los dos elementos constitutivos de. nuestra naturaleza, el alma y el cuerpo; la acción del . cuerpo, como en la meditación, predominante en otros, como en Politúrgico, etc. || 2º- todo iraçãõ es homenaje y homenaje a la perfección- "divino pones en) porque le expresamos a Dios los afectos 'nos inspiran, 5) porque él escribe lo que | se siente en necesidad. - demostró si esta afirmación;: a través del análisis de oración; 'modelo, la oración dominical; 6 “Padre nuestro”,' en efecto, es un coloquio con Dios: “Padre nuestro, que estás en los cielos ...” D) expresa nuestro afecto por él en la primera tres peticiones, c) le explica nuestras necesidades en las últimas cuatro.                                           Corolario. Por extensión, llamamos oración tam-   bien a las oraciones que impulsaron a las SS "* Virgen, los Ángeles   " . Santos porque estas participando en cierta medida se han ido ..   "Las perfecciones divinas son homenaje rendido a Dios, el hogar y - gens e. peticiones, que os dirigimos. | j - Razones que persuaden la práctica de la oración. A -— Es necesaria. la oración - un “siempre v establecido por la ley divina:« orationi iustate vigilans. colo v, 2) A : oue | ^ «DE ORACIÓN.— 103 y enseña.teología que es necesario“ needitate medii y need praecepti. ” B.- Función que realiza. a) Su fin -esencial es glorificar a Dios, rindiéndole homenaje                                                                                 sus perfecciones: omnipotencia, honestidad, dominio supremo   ; 4) produce en nosotros al mismo tiempo disposiciones   para santificarnos: quien ora debe tener fe, y por tanto   confianza y humildad, y al menos en dn | amor de Dios. ^ c - Efectividad. Las declaraciones de Jesucristo son formales y repetidas : sz quid petieritis me in nomine meo, hoc faciam (Juana xiv, 14), y para ordenar la salvación la eficacia es absoluta: qui dat omnibus afuenter et non improperat et dabitur y Lino, d; 5). Condiciones externas de la oración. q A.— Lugar. Podemos rezar en todas partes: «Alabanza, | mi alma, al Señor, en todo lugar, sometida “a su imperio” (Salmo cit, 22); Aún. hay lugares                                                      | consagrados o preferidos: iglesias, capillas, oratorios, el | nuestras habitaciones, etc. i - B. - Hora. Podemos rezar siempre y en todo momento: «benedicam Dominum in omni tempore» (Sal. Xxx, I), pero hay ocasiones, horas, momentos, más propicios para la oración, que son los que más favorecen el pastel: la unidad y de recogimiento, que dependen mucho de las disposiciones subjetivas de cada uno. También hay momentos más o menos consagrados: por la mañana, al mediodía, por la noche, al acostarse, etc. P 1. c - Posición del cuerpo. a) Aparte de los actos litárgicos , existe la libertad más amplia a este respecto: 'la mejor posición es aquella en la que el más inflamado                                                                                        (edes e "isis si nuestra fe está encendida, que + m qr E (o E DIRECCIÓN" DE. CONCIENCIA ub mha ub i RES corpo embarace repara o.spirit;. por lo tanto, wa, oración privada, puede mantenernos de pie, sentados o de rodillas; rezar en voz alta, levantar las manos, extender los brazos, estar de pie o caminar »(Schram. P. xxxvi). | <ġ) - Puede,: sin embargo, haber lugar para restricciones, | .. debido a las circunstancias en público, por ejemplo, sería ridículo ser: gestos llamativos o manifestaciones manifiestamente extraordinarias; singularidades, que además de producir asombro y distracción en los demás, de alguna manera | son congruentes con la debida reserva y con la palabra de.                                Jesús: "et cum oratis .... mom eritis ... ut videantur ab   hominibus" (Math. Vi, S). - RARO E x. c) Cabe señalar que el alma mortificada preferirá, en vistas de mayor perfección, posiciones incómodas y costosas , pero incluso en esto debe haber moderación. “Es mejor rezar de rodillas”, dice Schram, cuando se puede, pero como norma la posición no debe ser ni demasiado cómoda ni demasiado incómoda, así que lo mejor es rezar, bueno. de rodillas, ahora de pie, ahora sentado, luego caminando ”, porque variar es facilitar la oración. | | Cualidades de la oración. Attente ac devoto, dice la Iglesia; por tanto: a) - Atención. ¿Debería el “espíritu aplicarse en pensamientos que eleven el alma por encima de las cosas de este                                            mundo; rezar, por lo tanto, sin esfuerzo, sin atención, no es-.   respetar a Dios es hacer de la oración una práctica vana, una   fórmula de máquina, desprovista de valor santificador. 5) Devoción. No es suficiente que el espíritu vaya hacia ti , es necesario que el corazón lo siga, de lo contrario el alma dejaría lo mejor de sí misma lejos de Él; La oración incompleta, infructuosa y escasa sería la gloria rendida a Dios. La participación del corazón inicia a. oración. por sentimientos de confianza y consumirlo, no. ii,; PA , FUERA DE ORACIÓN IOS Fr ; | - en un acto de puro amor; tampoco es necesario que intervenga el cariño sensible. Condiciones que hacen infalible la oración.                                                                    a) Pide lo que realmente importa para la salvación.   | | Y pertenecen a esta categoría los bienes de orden sobrenatural , que santifican por sí mismos, como la gracia consuetudinaria , las gracias habituales y las gracias presentes; los de orden natural pertenecen a la Providencia para fijar para cada uno de nosotros aquellos que Su Sabiduría nos destina como medio de salvación: por eso, es bueno ver que solo debemos pedirlos con condición , sin depender de ellos con absoluta confianza. , ni en una medida superior a nuestras necesidades. Tales son la salud, la buena reputación, la ciencia, los honores, las riquezas. De hecho, el futuro se nos escapa y no podemos predecir con certeza qué contribuirá más a nuestra                              bien; tan equivocada y tan oscura es nuestra visión que   nuestros deseos a menudo conspiran para nuestra ruina. Pero Dios, cuyo corazón paterno anhela nuestra felicidad, cuya mirada indaga en todos los misterios, escuchará o no nuestras peticiones, según compitan o no por nuestra santificación. “Quid oremus nescimus, sed ipse Spiritus postulat pro mobis” (Rom. Vim, 26). a pedido con buenas disposiciones. El más santo, alma humilde y confiada , más si Dios se muestra dispuesto a escuchar : tionem justrum exaudiet '(Prov. XV, 20). «Voluntary timentium se faciet (Sal. 144) .— si manseritis im me et verba mea iù vobis manserint, quodcumque volueritis pe-                                       „Tetis et fiet vobis (Joan. XV, 7) .— Oculi Domini super   justes et aures ejus in preces eorum (Sal. 33). - Oración de Aspexit Dios in humilium et non sprevit precem corum (Salmo 101). - Omnia quaecumque petieritis in oratione creadientes , accipietes ”(Math. Xxr, 24). Lo vesc y oc: ag. E OE AE: ms 106: sd bondon precio arriba | ji Buc .4 E El menor de. disposiciones para Deui XE escuchar, "0 € deseo sincero de adquirir su gracia:« Scimus chia peccatores Deus non audit, sed si Quero Dei Cult est et: - voluntatem ejus facit, hunc exaudit. (Juana. 1x, 31). - Qué declinat aures ne audiat legem, oratio ejus erit execrabilis | (Prov. Xxvur, 9) .— Peccata vestra absconderunt faciem ejus.                                                                       a vobis, ne exaudiret '(Is. Ltx, 2).  "Y        ¿) Pregunte con perseverancia.   ,        '        "Evidentemente se concluye de la parábola presentada        por Jesucristo, que se refiere'S .. Lucas, capítulo xv: s? Oye  perseveraverit pulsans, dico-vobis et si non dabit illi sur-  gens eo quod amicus ejus sentarse, propter improbitatens tamen  ejus surget, et dabit illi quotquot habet requerido.     -Para experimentarnos, para darnos mayores  copia de méritos, para obligarnos a recurrir a  Él insistentemente y también para seguir con nosotros  "unión más continua, Dios difiere a veces, por mucho  tempo, atender as nossas súplicas; com sabedoria, im-  pregnada de amor como que marcou a cada uma das  nuestras peticiones, el límite, el conteo, la cantidad de veces   que las repetiremos, llegando a lo que   finalmente seremos escuchados. Y mientras   nuestras oraciones no alcanzan este término y medida , parece que el Señor es   violento al esperar y contener dentro de sí el derramamiento de sus   misericordias. "Es. esperando, dice Tissot, que me   acerque mucho a él, que me cubra con sus   liberalidades, y por eso me hace esperar antes de   contestarme, para que esta demora sólo tenga como objetivo una   aproximación más cercana. ¡Qué bueno es el Señor por   hacerme llamar a su puerta durante mucho tiempo! así es como   me obliga a abrazarlo, a abrazarme contra el v.                tu Corazón, así me obligas a arrojarme en el seno de tu misericordia | ». Argumento, - La prueba de que estos: tres dipoi. son una garantía infalible de ser escuchados, lo tenemos en ese solemne juramento del Salvador: «amen, amen dico DA tação 107 vobis, siquid petieritis Patrem in nomine" £ o, dabit vodis "(Math. vri, 7) A Pedir en el nombre de Jesucristo es estar seguro de ser respondido, porque pedir en Su nombre es como si Él pidiera, es hacer nuestra infalible desaprobación como la Suya, es orar eficazmente como Él oró cuando dijo la oración del domingo. y como cuando suplicó en la Última Cena. Una simple mirada a estas oraciones muestra que                                                             Cumplir las condiciones anteriores. Graduación entre las distintas fórmulas de oración. Primero las oraciones de obligación. Por eso, el sacerdote, por ejemplo, se comprometerá a recitar primero el oficio divino y luego las oraciones que subjetivamente juzgue más beneficiosas. Sin embargo, no es la regla gustar y agradar a cada uno. Dado que los ejercicios de “piedad son medios de 'santificación, es necesario elegir aquellos que actúan más vívidamente en el alma y seleccionar aquellos que “ reconocemos, que son más beneficiosos para nuestro avance espiritual . Después de estos, si todavía hay tiempo para más prácticas de piedad, son preferibles las más objetivamente excelentes .                                      -rivalidad a la lectura espiritual, a las devociones particulares a las   “oraciones de la Iglesia y a las que contribuyen a la codificación de los   demás”. Advertencia. - A veces también es posible acumular todas estas ventajas; los que no lo tienen, ver gr., salvo media hora para sus devociones, pueden escuchar misa, tomar la comunión y hacer meditación durante ese tiempo. . Formación en la práctica de la oración. La. Es importante que el confesor nos haga ver con claridad y “con convicción, la necesidad, la importancia, la excelencia y las ventajas de la oración. 108 S js BONDAD DË; CONCIENCIA; E: i fe fs dy Ejercicio; al principio; en piafics, "breve y                                                       simple, pero bien hecho, porque: costará menos hacer un pozo que requiere poco esfuerzo; poco es poco, el. . Me gusta repetir lo que haces sin costo, nace: entonces el pec sigue la fidelidad. y el hábito se desarraiga. “E) - Luego se van añadiendo otras prácticas, dependiendo de las aptitudes y divagaciones: del penitente. | PE alimenta el alma con las instrucciones de la Oficina | turà y los Padres, en torno al pc `A. - Vigilate et. perorar; "ut non intretis in tentationem.! (Math. xxvi, 4): - Vigilate iñ orationibus (Petr. 7). - Oportet semper orare -et non deficere (Luc. xvifr, 1). - Sine intermissione orate (I Tesal. -v, 17) .— Ante ora-. tionem praepara anima tuam et noli esse quasi home `                                                     ; qui, tentat Deum (Eccli. XVI, 23). - Iniquitatem si aspext   in. cord meo, non exaudiet Dominus (Es.65). - Petitis   et.non accipitis y el quod macho petatis (Jacob. 1v; 3) .-—.   Si cor nostrum non reprehenderit nos, fiduciam habemus.   ad 'Deum, et quidquid “petlerimus, accipiemus ab eo   (I Joan. m, 22). - Orate pro'invicem ut salvemini: multum   enim valet deprecatio justi assidua (Jacob. V, 16). B. - Recte novit vivere qui recte novit orare (Ago . Hom. 40). Aptissima arma oratio est, tesauro certe perpetuus, divitiae inexhaustae, parens fofs et radix bonorum omnium (Chrys. Hom. 30 Gen) Vis loqui cum. ¿Del? attentus sis. - Vis audire te ipsum prius quod lo-.                  quaris audi (S. Ephrem). Magnam insultó a Deo facio,:. cum ilum precor ut meam precem audiat, quam ego. . qui fondo, sin audio: deprecor illum ut mihi intendat, | ego vero nec mihi, nec illi intendo (Berna.-De anima). Ne deficias in oratione: Deus quod promisit concessurus est,. et, si differt, non aufert (sal. 65 de agosto). Cum aliquid ` " ali when tardius dat Deus, commendat: dona, noh, negat; desiderata * diu dulcius obtinentur, cyto autem: date | OF THE ORACIÓN. I% - vilescunt (agosto del Verbo Dom.). Deus non exaudit . ad voluntatem ut Exaudiat ad Salutem (Aug. Ps. 85) Ipse est Christus Salvator, no solum cuando facit quod peti-                                                mus, sed etiam cuando no facit: quia quod videt peti   `contra salutem, non faciendo potius se exhibet Salvato-   . rem (Tracto 37 de agosto en Joan.) Cuando temporalia peti-   ^. tis, modo cum petite: ili comeqittite, ut si prosint det,   si.scit obesse, non det. Quid autem obsit, quid prosit,   hovit medicus, non aegrotus (agosto serm. 3 del Verbo   Dom). B. |   E Oración vocal La oración vocal es el coloquio del alma con Dios, manifestado exteriormente por la palabra o por los signos que la suministran: escritura, lágrimas, levantamiento de manos, ojos, etc. (Schram. Pág. 109). Es de diversa índole: es público, cuando se lleva a cabo en nombre de los fieles por el                     ministros de culto, en la forma que determine la Iglesia;   de ahí el Oficio divino. No se publica ni es privado, lo cual lo   hace cualquiera en su propio nombre. Ambos pueden ser comunes o privados. La oración litúrgica tiene reglas y normas prescritas por la Iglesia. - La oración se puede cantar, recitar , modular o en forma libre. Las distintas fórmulas de oración fueron compuestas, unas por Jesucristo (la misa, en la parte esencial, Padre Nosso), otras por la Iglesia (oficio divino) y otras por santos y autores piadosos , aprobadas por la Iglesia; son los obsequiábamos, . otros no se complacieron. | Razones que persuaden a la oración vocal.                                        | a): La oración vocal asocia el cuerpo con el homenaje   al alma y la lleva a rendir su parte del tributo de adoración   al Creador. = Y un completo homenaje de nuestro ser a “con Dios. | ET ARA eo + y, q so t Er oret - m DLO 2,; ¡DIRECCIÓN! DE EE NETINA E wir .4) El significado de las fórmulas. reparado. la atención “dirige y regula pensamientos y afectos y se convierte en un fulcro i baaka para piedate. c) Hace que nuestros sentimientos de devoción perduren; el esfuerzo que hacemos para producirlos, estimula la acción «de nuestras facultades, opera desde el cuerpo hasta el alma:                                                                                               reacción leve y corrobora los transportes del corazón. ^ d) En virtud de la íntima unión de cuerpo y es-. espíritu, es natural que la efervescencia de los pensamientos y . los afectos, que invaden el alma, rebosan de repercusión “sobre. los sentidos. 3 e) La oración vocal fue enseñada por Jesucristo, quien, dictando al Padre Nosso, nos concedió la “ oración más sublime; la Iglesia lo repite desde el principio y lo prescribe a sus ministros en ceremonias y funciones litúrgicas. , J ^ f) Bien hecho y continuando, “basta que un alma sea santificada, cuando Dios a. no llames al más alto grado de oración; es suficiente incluso para. alcanzar                                                                                 perfección, cuando Dios concede un don .espe-. -cial, y este don se conoce por su efecto infalible, que es excitar nuestra piedad y fervor ». (Schram, 125). «No tengáis cuidado, dice santa Teresa, que la oración vocal, bien hecha , no es muy fecunda; Te aseguro que mientras recitas un Padre Nuestro o una oración vocal “cualquiera, que Dios te eleve a una alta contemplación ”. (Via da perf. C. 25). “Uso que debemos hacer de la oración. vocal. Depende de la lentitud, las aptitudes, las obsesiones del estado y también las inspiraciones del Espíritu de Dios. Para decidir, sin embargo, en cada caso, podemos regularnos por principios. general, gy siga: r! 'DE LA ORACIÓN i III                                                                                        Y a) En cuanto al resultado de la oración, es mejor rezar |   poco y. con fervor más que con tibieza. A menos   que “eso, con espíritu de mortificación; Aconsejamos prudencia   , mayor número de devociones u oraciones de   obligación, es aconsejable nunca sobrecargar al penitente con   demasiadas oraciones vocales. Es necesario reflexionar y sopesar el   esfuerzo del que es capaz el alma (atención y aplicación) y   . luego determina el programa de tus oraciones, ya que   , si es demasiado pesado, el alma se acerca a él sin coraje  y hasta sin miedo, y lo ejecuta con prisa y   sin voluntad. , | San Jerónimo dice: «es mejor cantar cinco salmos con pureza de corazón, serenidad de espíritu y alegría         'de alma; que todo el salterio con descuido y distracción   ». | ! —Y: b) No es el número de oraciones lo que importa (abstraemos por ahora del caso de las indulgencias), sino el tiempo y la aplicación del espíritu. Si tengo media hora para rezar , ¿qué importa si rezo tres tercios o solo dos? no es el número de palabras lo que cautiva el corazón de Dios, sino la piedad y la devoción. Esto también se ve claramente en las palabras de Jesús en el Evangelio. —Y 'c) -Las personas a las que se les da fruto a la oración mental pueden ya veces deben restringir el ejercicio de la oración vocal. d) Sin embargo, necesito fidelidad a tus oraciones. muelles que se utilizan habitualmente en la Iglesia: oración de la mañana,                                                por la noche, antes y después de las comidas, etc. Quién por.  "Suele evitar la práctica de las oraciones habituales, sin el     suministro de otra manera, da evidencia de tibieza y no  “Exime de culpa venial. dos        >> Fórmulas que deberíamos preferir.  - Primero, los que más inflaman la piedad y ii.        “Encajan con los afectos del corazón.        1        E: --- ES  m ACC        : Oa y RN Pod yyyy -n »5  112; 45 LA DIRECCIÓN bE GoNstiENCIA à. HL. P 53  | f 'ba  De ninguna manera EN: DA AS con la práctica de  “Que obligan siempre a las mismas fórmulas, sólo por el hecho-.  mente de ser los más excelentes en sí mismos. |  E ”reprobable, exageración y falta de comprensión, sub.  poner a todos y cada uno de los penitentes bajo la misma regla de.,  “Lástima, para impresionarlo siempre con la misma  ción, es decir, moldeado, por así decirlo, por un dztola COo-.  un resumen de las prácticas devocionales; por ejemplo,  No admitir ni permitir que otro método asista a la  misa y a los oficios divinos, si no oraciones litúrgicas, -  obliga la preparación para la comunión y la acción de gracias.  que el sacerdote usa para la misa, etc. Lo admitimos  Sin duda, los textos oficiales de la oración pública de la  La Iglesia tiene para sí misma una gran virtud santificante, que el pie- -  "Dios encuentra en ellos alimento abundante e incluso muchos fieles  No recibo una influencia de bronceado saludable de otras prácticas, pero   | entendemos que no impide que otros de manera accidental   u ordinaria, debido a las disposiciones subjetivas de   cada uno, empleen métodos con mayor destreza.   diferentes fórmulas. Evitemos principios muy rígidos.   y absolutos, procesos y preferencias exclusivas.   no considerado. Porque un alimento es muy nutritivo   , ¿no deberías usar otro? en las recetas de   alimentos, ¿el médico atiende sólo al valor   intrínseco de cada alimento, o también y particularmente   , a las cualidades digestivas y   asimilatorias? Así la Iglesia; consciente de las   múltiples necesidades de los diversos miembros de su inmensa  familia, concede una santa libertad, aprobando y   aconsejando muchas otras fórmulas y devociones. En   vista de estas consideraciones, aquí está, por regla general, la selección que debe   hacerse: 1. - Oraciones de la Sagrada Escritura, como Padre   Nuestro; los salmos y cánticos; 2.— Oraciones en la liturgia,   particularmente en la misa; 3.— Oraciones indulgentes ;.   4.- Oraciones que, en su inspiración, compuso el s.   Santos; 5. — Oraciones publicadas, es decir, que la Iglesia ha aprobado ”. UNA DE ORACIÓN 113 Oración mental <La oración mental es una elevación del alma a Dios, - "reverenciarlo y suplicarlo , - servirlo mejor y " glorificarlo. |! Esta elevación del alma en la oración lleva, por                                        . por así decirlo, para el estudio de Dios, nuestras facultades   . espiritual, y tiene como objetivo ejercitarlos y perfeccionarlos,   para glorificarlo más perfectamente. Ahora bien, como   ya hemos visto, la gloria de Dios exige de nosotros la   más absoluta conformidad con su voluntad. Aquí, por tanto   ,. el objetivo de toda oración bien hecha. Esto debe pedirse   . todo el mecanismo de la oración. ¿Quién no sabe   que la voluntad se mueve tras la convicción y el cariño?   pues ambos despiertan la reflexión, y al inundar de   luz la Verdad, la Belleza y el Bien, cautiva irresistiblemente   el espíritu y el corazón. | Así es como la oración mental pone en práctica las tres facultades principales del alma, espíritu, corazón y voluntad:               1º - Cuando el trabajo de la inteligencia es el principal,   por consideraciones y razonamientos, se le llama oración   discursiva o meditación. 2º - Cuando la luz es tan abundante que no requiere un gran esfuerzo por parte de la inteligencia, mientras que el corazón ya se mantendrá en ejercicio casi exclusivamente, se le llama oración afectiva. © 3o - Si, finalmente, los afectos y resoluciones, en lugar de extenderse a todo un sujeto, se simplifican y se hacen , concentrados en un solo pensamiento afectivo dominante, aprisionado en él, en toda actividad, inteligencia y co- ración, es llamado simplicidad u oración intuitiva Ge. Es una mirada, una atención de lo más amorosa, dice Bossuet, que se lanza sobre un misterio divino o una verdad teológica.                                    gica: Dios, tal o cual atributo; Jesucristo, este o   aquel misterio: de tu vida, o cualquier otra verdad, 8 II4 DIRECCIÓN - DE CONCIENCIA Ventajas de todo tipo de oración. | * .— Meditación. recoge las facultades internas de Es y las hace pagar, cada una, el tributo de alabanza a la divina Majestad; poniendo en ejercicio todos los poderes , contribuye a la formación completa del hombre y, activando todas las energías, es de incomparable eficacia para la formación sólida en la virtud. Veamos su mecanismo: a) la memoria presenta al alma una idea o un hecho piadoso, trabajo que puede ser facilitado por la exposición oral o escrita; 4) se aplica la inteligencia. Si el                                            este sujeto, examina los aspectos, elige los más piadosos   y prácticos, profundizándolos en ellos ...   - aprecia la necesidad, la utilidad, las ventajas, la   belleza, la facilidad de tal virtud, de tal práctica de la piedad,   - el inconveniente, el daño, la fealdad de tal defecto o   debilidad; c) el corazón, reprimiendo inclinaciones depravadas   , luego recurre a sentimientos de admiración y entusiasmo.   entusiasmo por el bien, aversión y horror por el mal; d) la   voluntad, finalmente, advertida, se detiene en. precisar las   resoluciones de utilidad inmediata y práctica, cuya   constante y plena observancia pide fervientemente a Dios. € 2.º - La oración afectiva es superior a la meditación o             oración discursiva, porque “es más eficaz y“   conduce más rápidamente a la perfección ”(Poulain). En efecto,   sin detenerse en las consideraciones, va directo al final, que es   la unión del alma con Dess. 'Al mismo tiempo que des-.   - Cierra la actividad de la voluntad y consolida la virtud mediante la   intensa producción de actos internos. Sin embargo, no desprecia   la ayuda de la razón, a la que recurre cuando necesita   fortalecer mejor sus afectos. Se diferencia de la meditación en   que solo recurre a la reflexión a pequeña escala. 3o - La oración intuitiva, que consiste en la más amorosa atención a la vara De s, concentra todas las energías en el amor y, por lo tanto, pone en acción al agente más poderoso.              de la actividad humana, el corazón. Sumo Agosiunho pro “en pedir una gracia especial, con el fin de. DE LA ORACIÓN A Pi IIS = herido- esta sublime frase: «ama et fac quod vis»; pero “para que sea plenamente eficaz, dice el P. Poulain, es necesario : que el alma conozca bien los deberes de la vida espiritual . que las observe y esté en la disposición actual de emplearlas para santificarse. “¿Cómo será fructífera la meditación? ' Eo I— En el momento de la oración: Dos grandes escuelas cada una nos ofrece su propio sistema. | i 1º - Colegio San Ignacio. - a) Principio de “oración: a) Adoración con exterior respetuoso; `b). oración preparatoria: pide a Dios que sea                                                                > su mayor gloria todas las intenciones y operaciones del alma,   “durante el ejercicio; c) preludios, que siempre son dos,.   "al menos; el primero consiste en presentar a la mente   el tema de la meditación, ya por un esfuerzo de la   > imaginación, ya por un simple acto de memoria; el segundo,`   | fruto que se   quiere tomar; San Ignacio quiere que, cuando el tema es   histórico, antes de los preludios, se deben recordar los rasgos   principales.8   ) - Cuerpo de oración a) Ejercicio de la memoria:   -.el tema se trae a la mente, como en -primer preludio,   = con un doble diferencia: en lugar de representar todo el   tema, la memoria se limita a la parte que me propone  - dictar; y luego renueva esta representación, más amplia   y cuidadosa: prestar atención al significado de cada palabra   y examinar todas las circunstancias. b) Ejercicio de la inteligencia. A- función de esta facul- . La esencia es la reflexión sobre las verdades que trae la memoria , adaptándolas a las necesidades actuales del alma, sacando consecuencias prácticas, sopesando las razones que deben conmovernos, y considerando, a la luz de estas verdades , casi fue nuestro procedimiento en el pasado y qu. DO ::: tro, 7 es 2; "M NL. el NX "oc« ped vi £ o LIÓ DIRECCIÓN DE: CONSCIENCIA . £) Ejercicio de la voluntad. Esta facultad tiene dos vertientes : debe suscitar los más fervientes afectos y formular                                                          para establecer propósitos o resoluciones firmes, sin las cuales no pasaría   la meditación de una simple especulación.   Los afectos son muy variados, según el tema y el estado del   “alma: admiración, alabanza, acción de gracias, amor, miedo,   humildad, confusión, dolor, etc. Las resoluciones deben ser   prácticas, adecuadas al estado de cada uno, fundadas en   motivos sólidos y humildes y fundadas en la ayuda de la gracia. d) Finalización de la meditación. Coloquio dirigido a “Dios, Jesucristo, los santos, pidiendo ayuda y fidelidad a los propósitos. | 2º - Escuela de S. Sulpicio. - a) Preparación. Comprende tres puntos: - ponerse en presencia de Dios, - remover obstáculos a la acción divina mediante un acto de contri-                      ción, - para invocar las luces del Espíritu Santo. | B) Cuerpo de meditación. Consta de tres partes: &). adoración: reflejando piadosamente el alma en Dios, en Jesucristo, en las virtudes de un santo, en un “misterio o en perfección, se entrega, según el tema o la inspiración, a sentimientos de adoración, admiración, alabanza, acción de gracias , amor, alegría o compasión; /) Comunion: es el acto por. qué alma busca la comunicación de la perfección que contempló en el primer punto; para ello, convencido por el razonamiento, de la necesidad, importancia y ventaja de esta perfección o virtud, en una mirada retrospectiva de sí misma, observa, con pesar y confusión, cuánto esta                                 o que le faltan, y ante esto se las pide a Dios   con insistencia, fervor y confianza. Donde vemos que   tienen lugar tres operaciones: convicción, reflexión y súplica.   c) Cooperación: el alma, en colaboración con la gracia   ahora implorada, toma con humildad y confianza,   una resolución firme, de aplicación presente y práctica. N c) Conclusión: gracias a Dios, pide perdón de LA ORACIÓN | IIJ “fallas que hubo en la meditación y en recoger el ramo espiritual , es decir, recoger uno o dos pensamientos, de aquellos que - la mayoría hieren el alma y son una bendición de mayor bien. | II - Fuera del tiempo de oración: para que se haga bien se debe preparar: a) - preparación a distancia,                                                consiste en remover todo lo que sea obstáculo -afecto por el pecado   , vida mundana o distraída, orgullo- y en   emplear los medios que la ayuden, pureza de corazón e   intención, recogimiento, unión con Dios, lectura 'espiritual   ', etc. 4) - La siguiente preparación consiste en fijar   “en los rasgos principales, la víspera de la noche, el tema de la   meditación, recordándolo al acostarse y recordándolo, por la   mañana, al levantarse. Modos de meditación. © 8) —El primer grado consiste en recitar las oraciones vocales muy lentamente, cayendo a cada frase o miembro de la oración , a cada palabra importante, como para aspirar a todo el jugo espiritual que contienen. e 'forma                  „Rezar que San Ignacio recomienda encarecidamente. . b) - Meditar sobre un tema leído y preparado; es pro al `mr. . : * Acceso aconsejable a personas torpes e ignorantes, propensas a la sequedad y al cansancio, y en general a quienes no tienen dotes de inteligencia para reflexiones personales. ! |. C €) - La contemplación atenta y piadosa de un cuadro religioso o un grabado en movimiento puede ser objeto de hermosas meditaciones. d) - El último grado es la oración metódica, como “se dijo anteriormente. l | y ^ HE DIRECCIÓN DE CONCIENCIA | - ¿Cómo conducir al penitente idóneo a la práctica de la oración ? : CR                                                                     : 4) - Haciéndole ver la excelencia y la ventaja de   la oración mental. . 6) - Enseñándote claramente los métodos. c) - Interpretándole cálidamente, en breves exhortaciones, los siguientes pensamientos de la Tradición cristiana: “A. - Concaluit intra me cor meum et inmeditatione mea exardescet ignis (Sal. 38). - Praevenerunt oculi mei ad te diluculo, ut meditarer eloquia tua (Sal. 118). Nisi quod lex tua meditatio mea est; tunc forte periissem in humilitate mea (Sal. 118). - Consurge, lauda in nocte, in principio vigiliarum: effunde sicut aquam cor tuum - ante conspectum Domini (Thren, 19). "Desolatione desolata est terra, quia nemo est qui recogitet corde". -                                             “Maria optimam part elegit (Luc. 10). - B. - Consideratio regit impactus, dirigit actus, corrección excesiva (Bernard). Ex orationis assiduitate stabilitur -mens, purgantur cogitationes, solitudo sapit, delectatur Deus, ingenium acuitur; illustratur ratio, animus ad alta suspenditur (Laur. Justinianus - De casto.connub) .— LECTURA ESPIRITUAL Es necesaria porque tiene una influencia importante en la vida espiritual. “Es, como dice un autor, un instrumento de educación admirable y fácil”. En realidad, el alma está formada por ideas y sentimientos; ahora, ¿cómo van a germinar las ideas, sin la presencia del objeto que las provoca - y este es el medio más perfecto - o                                              sin la palabra, leída o escuchada, que los libros presentan de   segunda mano? Pero, como el objeto de la fe es i NO ^ Wer LECTURA ESPIRITUAL II9 “remoto e invisible, sólo la palabra y la lectura son los vehículos de las verdades de esta orden. - Además, las ideas solo actúan por presencia; pueden estar tan cerca de ellos que se despiertan a la primera alarma, pero si no se produce, permanecen dormidos e inactivos . Entonces, la lectura espiritual tiene como objetivo ampliar el campo de nuestro conocimiento, en particular las verdades, que serían inútiles en el fondo de la memoria. También está que, a través de la lectura, el conocimiento de lo que ya sabemos se vuelve más claro; porque                                              que aprehendemos las cosas a la luz que la   inteligencia de otro les ha inculcado. Incluso el sabio suele decir   : “Ya sabía todo esto, pero lo comprendo mucho   mejor desde que leí ese libro” ... Afectos y sentimientos   . nacen de las ideas y se expanden por   el contacto prolongado con ellas; y la meditación no tiene rival por   su aparición y aumento. Cuando no lo sepas, hay   otros enfoques para esta sagrada elaboración: el ardor de otras   almas te puede comunicar a través de la llama de sus escritos. | La “Regla para elegir buenas lecturas. - a) - No admitir libros cuya doctrina espiritual no sea incuestionablemente sólida y ortodoxa. . |                                       6) - Hay libros, excelentes en sí mismos, pero cuya lectura   no es apta para todos, por tratarse de una doctrina muy   elevada, así como porque, si se malinterpretaran, darían lugar a peligrosas   ilusiones (cf. Ilusiones , supra). c) - Honorable logar merecen quienes nos ponen en íntimo contacto con la Sagrada Liturgia y con las actuales determinaciones de la Iglesia; el Espíritu Santo, de hecho, vela continuamente por su Esposa y acomoda su asistencia a las necesidades de los tiempos. d) - Urge en particular recurrir a la needida- 120 DIRECCIÓN 'La conciencia des cada alma para orientar las lecturas concedidas para darle. Si es un fallo de luz, lea libros sobre exposición a la luz                                            es fácil; si gime y balbucea en aridez y desolación,   páginas como la Imitación de   Cristo o San Bernardo le darán unción y aliento ... si necesita aliento, la   vida de los santos y sus ejemplos le darán alivio -   antes que ayuda : son lecturas que hieren el espíritu con la   claridad de la verdad y sus exigencias, inflaman el   corazón ante la belleza y construyen el ser moral por la   frecuencia de tales impresiones. ..; si el aire y el espacio son   tu indigencia, puedes respirar a pleno pulmón las   obras admirables de buenos autores, en las que, junto a una   teología profunda, resplandecen inspiraciones de piedad ardiente   . e) - No lea con entusiasmo, no mucho a la vez;          a veces varían de tema sin pasar de un libro a otro. RETIRO ESPIRITUAL T .. La necesidad de un retiro espiritual se deduce de vez en cuando de las grandes ventajas que brinda. Es uno de los medios más poderosos para arrancar el alma del pecado, darle una nueva dirección e impartirle un poderoso impulso para el bien. De hecho, no solo saca por completo al hombre, en aquellos días, del ambiente insalubre del mundo, que a veces envenena la vida, no solo calma la fiebre de la disipación, que, meciéndolo inconscientemente sobre mil rocas, lo lleva a cierto naufragio, pero principalmente, se apodera de él y lo somete a todas las poderosas influencias, que pueden                                  -dem para consolarlo y transformarlo. Inmerso en una atmósfera   de recogimiento y piedad, el alma se abre de par   en par a la acción divina y es bañada por una fértil lluvia   de gracias. El tumulto de las pasiones, vencido y sofocado   por la voz austera y solemne de las grandes verdades, se reduce por   completo al silencio, sólo para dejar oír las dulces invitaciones del Señor. Bajo el fuerte impulso de los tert saints RETREAT SPIRITUAL I21 rores, destacamos los patsaita empachos del pecado: y vicio, para dar al tronco las más dulces flores de la sabiduría: initium sapientiae timor Domini. Los rayos vivificantes luego lanzan, sin intermitencias, el sol da. palabra divina, inundando el corazón con abundantes chorros.                                  dantismos de luz y calor. Se   despejan los ojos, se disipan las ilusiones, se regalan los prejuicios, se aquieta la   conciencia, se eleva   la temperatura del alma , sin discontinuidad, hasta la efervescencia, y   todas nuestras energías internas dan vueltas para bien . Aquí, por fin, una completa   renovación y transformación. a ° - Para que el retiro sea fructífero es imprescindible : a) profundo recogimiento y completa soledad. «Ducam eam ad solitudinem et ibi loquar ad cor ejus». La retirada es una predisposición necesaria para reflexiones serias y súplicas fervientes; soledad ”es una ayuda poderosa para este resultado; ... al hacer el vacío que nos rodea, suprime el desperdicio de nuestras actividades.                     en las cosas. exterior, luego   enrarece a los blancos perturbadores, atenuando su acción al   distraernos, entrando luego en el. santuario íntimo del alma,   donde el sentido de la Divinidad reposa amortiguado, lo despierta   y lo arroja a las orillas del Infinito, donde el corazón se   siente vivificado, por una atmósfera de oraciones y reflejos   sagrados. 6) - La oración es un factor preponderante . Es ella quien canaliza y vierte en el alma los arroyos de gracias que la bondad divina suele tener. depositar “por días tan llenos de bendiciones; es la lluvia fértil y benéfica que hace germinar en lo más profundo del corazón la semilla sagrada que lanzó la palabra divina. la fruta                 un retiro puede medirse normalmente con el termómetro   del fervor y la oración. £) - Protegidos en el recuerdo y la piedad, los reflejos se hacen más profundos, más penetrantes y saludables: son como el grano de semilla que, arrojado en tierra fértil, produce un fruto muy rico, cien por uno. Bj EB t I. - , y X: 2 y Cu 122 | DIRECCIÓN DE “CONCIENCIA | 2 2º - ¿Qué debería principalmente | ser objeto de reflexión? Depende del estado. del alma - haz ejercicio. Se da en principio -a buen retiro, meditación. de las grandes verdades, expuestas de una manera excitante y sugerente, que conmueven fuertemente el ser interior y abruman el primer día.                                                         En el espantoso destello del rayo tembloroso de la eternidad   , el alma queda fascinada y arroja   los placeres terrenales al olvido ; a una ola de terror que   invade todo su ser, las pasiones eclipsan aterrorizadas   y comienza la conciencia: mirando la luz clara, que   brilla la verdad, y preparándose para converger al   campo del deber y de la virtud los reflejos que tan vigorosamente la   hirieron. No hay nada más saludable entonces que   fijar la mirada en el Modelo divino, que es el camino, la   verdad "y la vida, que dijo:" Te he dado un ejemplo para   - Que como yo he hecho, tú también lo haces ". . Meditación en.   »Inteligente de los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos del  “La vida del Salvador, a su vez, conlleva   incomparables luces y estímulos , que transforman el alma, infundiendo   poderosas energías y santos deseos de alta perfección. Corolario: una serie de sermones , que se escucharán durante unos días, no es una hazaña . Y la razón es que, faltos de recuerdo y piedad, mueren como resultado, por muy elocuentes que sean. No producirán el trabajo profundo que somete y empala al hombre en su vida íntima, ni producirán el bienestar inolvidable que comunica el contacto inflamado con el super-. Ditual. EXAMEN DE CONCIENCIA El examen de conciencia es una investigación cuidadosa del | estado de nuestra vida moral, para revitalizarla y mejorarla.                                       .goar, corregir y elevar, dependiendo, total o parcialmente, de   si pensamos que está orientado hacia Dios y su   gloria; por el cumplimiento de su buena voluntad. EXAMEN DE CONCIENCIA 123 El estado de nuestra vida moral depende de nuestros actos libres y de los hábitos y disposiciones que los originan. - Bueno, importa a) que estemos al tanto de los actos reprobables, para repararlos y depurarlos y para que se nos revelen los hábitos y tendencias más o menos dañinos que tenemos que combatir; 4) que conozcamos bien los hábitos y disposiciones, para que podamos cultivar los que nos benefician y desarraigar los que nos perjudican. .— Para ello es indispensable velar por nosotros                                  ellos mismos y verificar imparcialmente lo que está sucediendo;   escudriñar el corazón para conocer los afectos y disposiciones   , sondear la naturaleza para observar tendencias y   “hábitos y estudiar nuestro proceder para apreciar el   valor de las acciones. A esta observación, que   frecuentemente y casi habitualmente realizan personas retraídas y   fervientes, podemos llamar examen de vigilancia. Cuántas veces, sumergiendo una mirada penetrante en lo más profundo del corazón: “¿qué hago ahora? ... ¿qué siento? ... ¿de dónde viene este cariño? ...” uno descubre las verdaderas disposiciones presentes. ¡del alma! Pero además de penetraciones tan íntimas, hay personas comprometidas con el progreso y, en particular, las que tienen menos experiencia en salir adelante.                 Observar, sentir la necesidad de elegir momentos especiales   , para dedicarlos exclusivamente al estudio de la   conciencia: æ) cuando la investigación tiene por objeto los   pecados cometidos, deplorarlos, borrarlos y repararlos,   se denomina examen general. Esto es lo que se hace todas las noches y   con motivo de la Confesión. 4) Cuando el objeto de la investigación   son tendencias y disposiciones, y la búsqueda es limitada , localizada y limitada a una de ellas, se denomina “examen privado”. Y lo que hacen en las comunidades religiosas al mediodía y por la noche. Pero, para que sea bien hecho y fructífero, debe ser metódico, tener un tema muy preciso, debe ser fácil de realizar y adecuado a las necesidades del               alma. Tiene este ejercicio como ayuda al   examen providencial, que consiste en predecir las ocasiones en que el   alma tiene que poner en práctica las resoluciones que tomó en   el examen privado. T RED E RA TS WV EN de WX. e ^ AA i es un "E ro. A $ D ~ È o hi 124 | DIRECCIÓN DE: CONCIENCIA: Corolario. Revela admirablemente esta honestidad Francisco de Sales, cuando dice:« Es necesario limitar el examen a la indagación de nuestras pasiones, porque el examen de los pecados, esto es para los que confiesan sin intención de progresar: los afectos que hieren el corazón, las pasiones que lo dominan y todo lo que lo enloquece . En cuanto a las pasiones del alma, conocerlos, a tientas                                                 darlos uno tras otro; así como el   guitarrista, hiriendo cada una de las cuerdas, melodías, tensando o   estirando las disonantes, así tambesi, tanteando las   cuerdas del odio, el amor, los deseos, el miedo, la   esperanza, la tristeza o la alegría del alma, si no lo hacemos. encontrarlos en sintonía   con la zona que queremos cantar, cuál es la   gloria de Dios, podemos sintonizarlos con la ayuda de la gracia   y la concurrencia de nuestro padre espiritual ». (Filotea, parte v,   cap. VIL). Importancia del examen de conciencia y en particular del examen privado. Es el más eficaz de todos los medios humanos para mantener el alma en actividad e impulsarla hacia un mayor progreso interior. dice el                   P. Tissot: «Los ejercicios de piedad están destinados a   llevarme a Dios, de modo que primero debo ver   dónde estoy, hacia dónde voy, las condiciones en las que   procedo, los obstáculos y peligros a los que me enfrento y   los medios que tengo. Emplearé para avanzar Sin esto   mi viaje no es seguro. Ahora bien, lo que me desenvuelve de esta manera es el examen de conciencia; Por tanto, puedo concluir que él es el ejercicio estándar y el centro de mi vida moral. Así pensaba san Ignacio, que durante mucho tiempo sólo empleó para la dirección espiritual de sus compañeros el examen de conciencia y la asistencia a los sacramentos . LE dada en las Constituciones de vuestro Instituto, tal im-                        motivo de este ejercicio, que nada puede   hacer sin hacerlo; ¿Puede la doénga o cualquier malestar eX y EXAMEN de Conciencia Videos severos exentos de la oración y otros ejercicios, el examen nunca. : Esta necesidad ya había sido reconocida por Pitágoras, "cuando la impuso a sus discípulos, como un verdadero medio de adquirir sabiduría. San Juan Crisóstomo la tomó en tan alta estima que dijo que era suficiente, hecha durante un mes que fueron, para conquistar el hábito de la virtud, en sus Constituciones San Basilio declara que , para preservarnos del mal y consolidarnos en el bien, es urgente colocar este ejercicio, como centinela, frente a '                                               todos nuestros pensamientos, que tu mirada los   contenga y los dirija. Finalmente, todos los médicos son unánimes   en atribuir tan alta importancia al examen de conciencia   ». (La vie Int. S. 3. * - 10). Cómo hacer bien el examen de conciencia. 1ª revisión de las disposiciones. Según la expresión de San Francisco de Sales, debo tocar cada una de las cuerdas , para ver si alguna, en disonancia, necesita “ afinar ; las cuerdas, cuyas vibraciones pueden ser desiguales, son las pasiones del odio o del amor, del deseo, del miedo o de la esperanza, de la tristeza o la alegría. Entonces, ¿qué es ahora? La disposición que me domina y da la dirección principal a mis pensamientos, afectos, palabras,                                ¿comportamiento? .., a) ¿Estoy bajo la impresión dominante de   satisfacción? ... ¿Y esta alegría proviene de la satisfacción   de haber cumplido con mi deber, o del orgullo, la vanidad   , la ambición, la codicia, la sensualidad, los apetitos   que satisfago? ... - ¿Estoy abrumado por la tristeza?   ¿de dónde vienen? ¿Cuál es la causa? ... a) ¿Mi   corazón, poseído de un amor intenso, busca a Dios con   complacencia, o más bien a una criatura así? ... ¿y cuál es el   motivo de este cariño? -— o si no, roído por el odio, transfunde   su amargura en mis pensamientos, palabras,   “actitudes y acciones… ¿y la causa de esta aversión? - c)   “¿A qué objeto mi de- 1 E ”                    | 126 Ra DIRECCIÓN O DE Consémoia | 3 3 $ À act à ejos? ... cuál es el motivo prisicipsfe de Minbás Esperatius. . de mis miedos? ... 2. Examen general nocturno. La primera pregunta que debe hacerse a la conciencia es si durante el día hubo deliberado pecado grave o venial; Es imperativo escudriñar bien estas fallas las hará deplorables, si no, al final: por un tiempo, se vuelven habituales y ni siquiera ocurre. El examen de cada día despierta la conciencia, la mantiene alerta y facilita la preparación para la Confesión. Luego se catalogarán en memoria o por escrito; todos los desabastecimientos enumerados, para revisarlos nuevamente cada noche. Esta lista puede ser escrita por                                                 orden de los mandamientos, o subdividir —de temas—   obligaciones con Dios — con nuestros vecinos — con  nosotros mismos — o subordinado a — pensamientos, -   deseos, - palabras, - acciones, - y omisiones. Bien ordenado   , es un espejo fiel, donde el alma se reserva diariamente   , contemplando su verdadera fisonomía espiritual   . |. 30 Examen privado. Su objeto es un punto especial en el que ejerce toda la diligencia y concentra todos los recursos de la actividad espiritual. . Este punto, elegido, determinado y circunscrito , es ahora un defecto, ahora una virtud, ya tal práctica o ejercicio, luego tal disposición interior. En armonía con                       el Director precisará el tema de este examen por parte del penitente,   teniendo en cuenta el bien individual y la edificación del   próximo. Cuando hay defectos que escandalizan a los   demás, por religión, piedad y caridad, es   urgente empezar por ellos; además, en las buenas tácticas,   la falta dominante debe abordarse primero; - cuando   Holofernes fue decapitado , los asirios, desorientados, sin líder ,   al borde de la derrota, comenzaron a retirarse apresuradamente   ; - y para descubrirlo hay que prestar atención al temperamento   , la primera educación y el entorno en el que se ha vivido, ya que tienen una fuerte influencia en la E na- = a `| »Ça EXAMEN 'DE CONCIENCIA I27                          de cada uno. Si no aparece ningún defecto importante,   . Que los esfuerzos se concentren en una virtud o una disposición   , e incluso, en el caso de un defecto a eliminar, a   veces conviene combatirlo ejerciendo la virtud contraria. Todas las   virtudes, hábitos y disposiciones tienen en primer   lugar los fundamentales: la humildad, la caridad, el   respeto en la oración, la pureza de intención, la conformidad   ..dade a la voluntad de Dios, el pensamiento en tu presencia   ... y un lugar de honor. También debe otorgarse a quienes   respetan nuestro estatus y profesión.   . * En cuanto a las prácticas, seleccione las que tengan el efecto   más saludable para adquirir una virtud o extirparla.  vicio: así para la práctica de la caridad ver, por ejemplo   , la persona de Jesucristo en los demás, saludar al ángel   de la guarda de las personas que nos encontramos, etc .; para   sofocar el orgullo, acostumbrarse a un porte lleno de   deferencia, etc. |   Pero no basta con elegir la asignatura del examen   privado, es necesario aplicar la máxima: divide et impera; re   corde a la fábula del león y el ratón: el juego esfuerzos gigantes   tescos de los no animales rey tuvieron éxito por lo que   hay una ruptura a través de la malla de la red que tenía cautivo,   mientras que el roedor humilde, cortando el hilo por hilo y   malla por malla, liberada el gran prisionero. Debemos hacer esto para curar defectos y obtener    de las virtudes; emprender poco a poco, pero invertir  tomar con decisión y coraje; mientras en presencia de  el tema es demasiado extenso, la atención está dividida, floja  fuerzas, y resulta. el refrán: «quien abraza mucho,  - pequeños abrazos ». De todos modos, para evitar una operación vaga.  e indeciso, que tristemente disuelve y diluye toda energía  “Fructífero, se hace necesario que este ejercicio sea ordenado.  nadador y metódico, de modo que incluso podría apuntar con  un cifrado de fracasos y éxitos. "  Actos secundarios y concomitantes del examen.  método de conciencia. Hay cuatro, formando, por.  por así decirlo, la vanguardia dos y los demás la retaguardia.        Y        «El“ da  lc        i À = 2 ES à E Ee x | Es z EE  125 'DIRECCIÓN DE CONCIENCIA  Y es        La adoración y la súplica son las primeras).        R.— Es importante, de hecho, que nos pongamos en la  sentido de Dios con humildad, a la hora de ajustar  somos responsables ante él de nuestra conciencia,  redimiéndonos de su grandeza, santidad y bondad infinita.  nita: se vuelve de esta manera. mirada más profunda a  dentro del alma, más efectiva es la contrición y los disipa  nubes que pesan sobre la conciencia y sensibilizan la  `corazón. En segundo lugar,. porque sin gracia es  el esfuerzo humano es estéril, es la tela para traer del Señor un  rayo de luz divina para descubrir, contra toda ilusión y  repugnancia del amor propio, cuyas faltas,   es cierto, nadie escapa a la mirada divina; pedir   también la acción especial de la gracia, para que los defectos y   las faltas aparezcan con toda su timidez, y, inspirándonos de   profundo horror, prepare al voluntario para un   enérgico acto de repulsión. | - Después de esa mirada penetrante que busca en la más íntima de todas las conciencias. En las infracciones, el alma está dispuesta a los otros dos sentimientos: a) La contrición perfecta, en la que muestra a Dios el pesar de haberlo ofendido y para ello recurre a consideraciones piadosas, que despiertan santas aspiraciones, despiertan afectos ardientes,                 lo cual, al ser confrontado con nuestros agravios,   causará dolor y pesar sincero: b) -   firme resolución de no pecar. Para que este propósito sea fructífero , el esfuerzo del alma debe unirse en un punto único, bien determinado y restringido ; ser animado también por las suaves influencias de. gracia, que es la única que puede prevenir la miseria de nuestra naturaleza. Cómo proponer voluntariamente a los penitentes el método del examen privado. A - proceso abstracto, Después, como preâm- + Y CONCIENCIA DE EXAMEN 129 bulo, compenetrarmos bien en el pensamiento de la presencia de Dios, tiene lugar - el ejercicio corporal, que será                                                                   subdividido em cinco pontos, dos quais os dois últimos  prenderão especialmente a atenção: a) geconhecimento  profundo para com Deus, recordando em geral os bene-  fícios recebidos, ou em especial tal graça ou mercê, que  nos cumulou de júbilo; se acharmos bem, marcar numa  “lista as graças e benefícios e passar-lhe os olhos rápida-  mente. b) Desejo ardente de ver o que vai na consciên-  “cia, para o remediar; sob o impulso dêste desejo, volver  para Deus uma prece fervorosa.     c) — Ler atentamente, interrogando-se a si mesmo  sôbre cada ponto, um questionário preciso e pormenori-  zado, feito de harmonia com o director ou tirado dum  autor piedoso; depois, apontar num livrinho ou em folha  à parte, as faltas constatadas, afim de conferir dia a dia e  prestar conta mais exacta ao confessor; é bom tambem  impor-se a cada déficit alguma penitência, como beijar o  chão, recitar a Ave-Maria, etc.     d) — Contrição muito viva, fundada em motivos ge-  rais ou especiais, referidos ao tema do exame; expres-  sar-se a si mesmo com convicção êstes motivos de pesar.     e) — Resolução firme de maior fidelidade, pedindo a  Deus ou aos Santos, graças especiais, para generosidade  mais decidida.        p. — Processo concreto. Pegar no crucifixo e fixando  nêle os olhos alguns instantes, com o coração cheio de  té, colar successivamente os lábios sôbre cada uma das  chagas divinas, intercalando a cada ósculo os cinco pon-  tos acima enumerados.        c. — Terceiro processo. Representarmo-nos Nosso Se-  nor, sentado junto de nós, de joelhos a seus pés, para  ouvir a nossa confiss^: com profundo respeito e con-  fiança humilde, fazemos-Lhe circunstanciadamente  posição das nossas misérias; depois, ouvimos, caíd  seus labios, exortações dulcíssimas, fitamos no seu «        Í        t        ii VERS ÉCO DENS.  L0 - DIRECÇÃO: DE CONSCIENCIA        , como que a censurár-nos misericordiosamente, o nosso        ““ olhar, volvemos em seguida os olhos para o seu coração,        “transbordante de amor e mansidão, e terminamos pór  “lhe; pedir a absolvição, curvados para a receber, e protes-  “tando não mais ferir com as nossas ingratidões tão mise-     ricordioso juiz, | sua        Provações        4; Já vimos o que são, em sentido sinónimo de tribula- |  “ções, quando directa ou indirectamente delas é Deus o:  “autor; aqui entendemos por provações um sistema de for-  “mação espiritual, que, inspirando-se simultâneamente: no  » pensamento basilar de Santo Inácio e de S. Sulpício, espe-  craliza e universaliza, ao mesmo tempo, o esfórco da aima, .  crrcunscrevendo-o a uma área muito restricta e só o con-  servando nela um tempo determinado, de sorte a percorrer  sucessiva e progressivamente os diferentes estádios que  conduzem à vida cristã e à perfeição evangélica.  x 1º — Escudado naquele pensamento da Imitação:  «Se conseguíssemos emendar-nos cada ano dum defeito,  „breve nos tornariamos perfeitos», Santo Inácio manda a  seus discípulos que: dirijam* sucessivamênte todo o es-  fórgo, ora para cada uma das anclinações más, afim de  as combater sem tréguas, até que sejam debeladas, ora  para cada uma das virtudes, até que sejam adquiridas. —.-  Assim procedeu S. Francisco de Sales durante vinte |  anos para conseguir a 'virtude da mansidão cristã. E,  advirta-se, é prática tão importante, porque ha defeitos tão  adversos ao adiantamento: espiritual, que é imprescindí-  “Vel, mediante ela, expurgá-los'impiedosamente por uma  vez, perseguindo-os com ardor até os colocar decisiva-  mente fora de combate; e.ha práticas por tal modo fun-   damentais, que não ha meio de avançar na virtude, sem  primeiro as radicar sólidamente. ^— '        ..:2.^ —'A escola de. S. Sulpício, pela :pêna de Tron- `  son, propõe para cada dia uma prática nova, um aspecto `.  uA. HE ty des uo 0| yd nao: r. |        y !        -—        `- éste efeito,        EXAME DE CONSCIENCIA I3I        diferente de cada virtude ou obrigação, por forma a per-  correr sucessivamente, segundo um plano metódico, tudo |  o que possa contribuir para a boa formação da alma. A  grande vantagem dêste sistema é fugir à monotonia e  por conseguinte ao tédio, que conduz tão fácilmente à  sonolência e tibieza.        3.?— Santo Afonso auxilia-se dum e doutro sistema:  propõe aos seus religiosos a prática duma virtude deter-  minada para cada dia do ano e convida-os a consagrar        “acada uma trinta dias sucessivos. Convem éste método        particularmente às almas isentas de grandes defeitos,  mas sujeitas ainda a umas tantas misérias.        4.º— Nalguns Institutos adopta-se o sistema de Santo  Afonso, mitigado no seu exclusivismo. Conságram ape-  nas certos mêses ao exercício duma virtude ou duma prá-  tica fundamental: durante trinta dias, a meditação, a lei-        . tura, as aspirações e orações, o exame e mais exercícios,        não teem outro objectivo senão essa virtude ou prática,  ficando livres os outros mêses para as demais necessida-  des de cáda um. Tem a vantagem de, por um sistema  de exercícios escolhidos e úteis a todos, proporcionar à  alma uma formação sólida .e completa — e ao mesmo  tempo, deixar a cada um a faculdade de prover nos mê-  ses livres às necessidades particulares.        Que sistema preferirá o confessor ?        Seja qual fôr teóricamente, a excelência comparativa  de cada um, convem práticamente evitar todo o ostra-  cismo, e, para o que se há-de escolher, atender às cir-  cunstâncias de pessoas, tempo e lugar. A máxima que  devemos ter presente nêste caso é; «em tudo o que fi-  zermos, consideremos o fim». Ora o fim suprêmo é a        "glória de Deus, pela perfeição da nossa alma e.edifitacào        do próximo; importa, pois, preferir o mais conducente-a-.  gas dq: d y e     SEIN  ma EA        oy. 4  A22 I        ACABE E) T  , d^ ER T , í     132 DIRECÇÃO. DE CONSCIENCIA     A — O sistema de Santo Inácio, que teóricamente  parece mais racional, terá aplicação em três casos parti-  cularmente: a) para as almas de carácter e tendências  firmes, de decisões generosas e seguras, fora do comum: .  à) quando uma alma, já bastante purificada, se sente for-  temente atraída para uma virtude ou disposição impor-  tante: pois, neste caso, para que distraí-la sistémática-  mente durante um més ou mais, para assunto que se não |  coaduna com as suas aspirações, carácter ou género.  de vida? — c) quando um defeito notável e pernicioso.  é óbice considerável à vida espiritual. Obriga então  a caridade a empregar todo o empenho em o rebater  e subjugar: por conseguinte; em vez de tomar outro  assunto para exame, envidem-se todos os esforços para o  debelar, até que se arranque e extirpe completamente;  a nào ser que o penitente, cansado pela monotonia eu  desanimado pelo inêxito, caisse em tédio invencível, que  o reduzisse mais ou menos à inércia; é evidente que me-   ]hor seria suspender por algum tempo o terreno da luta,  mudar de táctica, do que deixá-lo nessa apatia opressiva  e penosa; aplique-se antes o esfôrço para exercício mais  atraente, que pela novidade desperte as energiás entorpe-  cidas e consiga, reavivando o fervor, atacar indirecta-  mente o defeito em questão. |        B. — Os sistemas de Santo Afonso e de S. Sulpício  conveem sobretudo às comunidades religiosas, porque ne-  las se fazem os exercícios conjuntamente e a vocação impõe  a cada um o mesmo género de vida, as mesmas necessida-  des e aptidões fundamentais; são aplicáveis tambem às al-  mas já formadas, que não teem preferências, nem inclina-  ções imperiosas, nem tão pouco obrigações especiais.        c. — E' recomendável igualmente o sistema das pro-  a las personas piadosas que, viviendo en el mundo, no  lo hacen, incluso si están bien iniciados e instruidos en la vida.  espiritual, para refinar y pulir el carácter y perfeccionarse a sí mismo  en su género apropiado.        APÉNDICE | 133.  . Apéndice I  T        "Diagnóstico e influencia de las disposiciones físicas  en dirección espiritual        | - TEMPERAMENTO        El temperamento es la constitución física de una persona,     'considerado como la base de sus habilidades y  X eliminaciones naturales.  Se sabe que existe una estrecha afinidad entre los  “Traje físico y carácter del hombre. - Y entender-  'de-se ... los dos elementos constitutivos de la naturaleza  "humano, alma y cuerpo, como distintos, se combinan  “En una unión muy íntima, es difícil tocar uno sin  “Percusión en el otro.     Entonces, es bueno ver la parte física del hombre.  tiene "una influencia importante sobre su vida intelectual y  moral. Una constitución excelente al servicio de un alma.  privilegiado es un magnífico instrumento en manos de un  buen artesano ... al contrario, como un ins-  herramienta, aunque en manos hábiles, nunca puede producir  maravillas, así también la tez defectuosa nunca  puede dar esperanzas de resultados brillantes.     Ahora, la tez del cuerpo, que llamamos tiene-  comportamiento, varía infinitamente, porque si en las huellas  la naturaleza esencial es siempre la misma, sin embargo, son     , innumerables variantes accidentales, que diversifican tantas  veces, cuántos individuos hay. Por tanto, hay tantos  templa cuántos hombres en la tierra,        Sin embargo, hay cuatro tipos de temperamentos, para el  que están subordinados, más o menos, a todos los demás:  sanguíneos, biliosos, nerviosos y flemáticos o linfáticos.     De hecho, a pesar de la amplia gama de 5-     . Sionomias, que vemos, é inegável que ha pun        Er US KU SRS y A NN y M  I4. A - ` DIRECÇÃO" E CONSCIENCIA G*oR 20     v  | oferecem entre si semelhiiiças ‘surpreendentes. Na com-  pleição, ;existe a mesma analogia, de forma que idênticas  são tambêm as tendências e aptidões. É o que: permite  uma certa classificação, hão só. útil, mas importante para  a análise do temperamento 'de cada um, tal como: as  classificações da zoologia e da botânica, em história natu-  ral. Advirta-se, contudo, que é impossível o' tipo puro  de cada'temiperamento que nos serve de base.     "Pata compreensão mais fácil da distinção estabele-  cida, note-se ainda que constituição perfeita seria a que  reúnisse numa proporção impecável e contivesse em acti-  vidade normal, todos os aparelhos do organismo humano,  em que, portanto, as funções da respiração, da digestão,  do sistema nervoso... se harmonizassem absolutamente.  Acontece, porêm, que o equilíbrio se quebra ordinária-  mente, predominando êste ou aquele sistema, em detri-  mento dos outros; ou até que todos sofram mais ou  menos certa atonia e temos nêste caso, o tempera-  mento flegmático. Se predominam as funções da respira-  ção e circulação teremos o temperamento sanguíneo, se  os' da digestão, o 57/2050; e o nerVOSO, Se O sistema dos  nervos é o preponderante.     Deveres do director, Felativos ao temperamento  do penitente. |        a) — Diagnosticá-lo, estudando a constituição física  e, portanto, as aptidões e inclinações predominantes.        b)— Utilizá-lo, valendo-se, em benefício da virtude,  dos recursos que oferece.        “c) — Tê-lo em conta, para avaliar o meio termo de.  condescendência ou de exigência, que tem de haver com  O penitente.        d) — Aperfeiçoé- lo, reprimindo-o, quando fogoso e  estimulando-o, quando apático; procure conseguir uma  A. a |        APENDICE 35135  justa proporção entre as diferentes funções fisiólógicas,  de sorte a provocar por repercussão, o equilíbrio'*moral.  Serào utilíssimos neste caso, a medicina, a pur o gé-  nero de ocupação e o ambiente. t ten     Na «Medicinh das paixões» diz o Dr. uret:  «Sendo o homem modificado continuamente por tudo  que o cerca, não só não fica muito tempo a mesma a sua  - constituição, mas até pode passar por uma metamorfose     completa. Não falando nas alterações que operam os  anos, se um indivíduo sanguineo se transportar para os  trópicos, virá a ser sanguíneo-biliosa a sua constituição ;  habite ao contrário, um paiz frío, um local hámido, pouco  arejado, e o seu organismo, saturado pelos líquidos am-  bientes, experimentará diminuigào de actividade. e por  fim definhar-se-há inteiramente». E’ evidente que, a pre-  texto de medicina espiritual, nào deve o Director consti-.  tuir-se médico do corpo: cuique suum; mas não tira de  adquirir uma ideia precisa das coisas, a fim de, com a  requerida circunspeção, dar os conselhos que reclama o  bem espiritual de cada penitente.        Sinais característicos dos temperamentos  I.o — Temperamento sanguineo.  a)— Sintomas corporais: cabelo lóiro ou castanho,        — olhos azuis, — tez rosada, — fisionomia viva, — pele  branca e transparente, — pulso activo e regular, — peito        “. largo e proeminente, — corpo gordo, flácido, crescendo        ^ ian e suando muito, — voz firme, suave e plangente.            b) —- Predisposigóes patológicas: hemorragias, infla-         mações no cérebro e orgãos torácicos, hipertrofia do cCoO-         . ração (Descuret).                             c) — Disposições psicológicas: inteligência pronta, , es-         pontânea, pouco profunda, antes superficial; memória fe-         liz, — imaginação ardente, donde fáceis sucessos nos pri-                             T Y i                             ^ T, PV É 5         136 hon 9                             MEER. E IA TEU RS         DIRECÇÃO: DE CONSCIENCIA; ^                   meirós estudos, mas nos'estüdos: superiores, que exigem         espíri y e investigação, eclipses parciais; — Coração afec-                                                                               tuos t irado pela ância de amar, — vontade versátil,         conso te a"impressáo do momento, — sonhos agradabilís-         simos. *V, |                             d) — Aptidões sociais: apresentação insinuante, rela-         ções fáceis, — franqueza, afabilidade, cordealidade, modos         expansivos, jovialidade. Seduzem, encantam, arrastam,         hipnotizam, mas colhem resultados mais brilhantes do         que sólidos |                             e) — Inclinações morais: amigos da boa mesa e do         jógo; — amores apaixonados; — leviandades e propósitos         inconsiderados ; — mais ardor do que constáncia ; — ge-         nerosidade, dedicação.                             2.º — Temperamento bilioso..                             a) — Sintomas físicos: cabelo préto ou escuro e ma-         leável; — olhos prétos, vivos e faiscantes; sobrancelhas         espêssas ; — expressão enérgica e severa; — tez morena,         estatura mediana; — pele aveludada, com as veias subcu-         tâneas salientes ; — músculos vigorosos ; — pulso resis-         tente e rápido ; — voz precipitada e abrupta.                             , b) — Predisposições patológicas: inflamações intesti-         nais, e do fígado; — doenças graves com delírio ; — afec-         ções crônicas.                             c) — Disposições psicológicas: inteligência variável;         aptidões para sciéncias abstraotas, grande capacidade de         concepção, juizo sólido, mais génio do que espírito, mais         lárgueza de vistas do que originalidade; — imaginação fe-         cunda; vontade firme, inflexível, impulsiva e audaz; —         coração duro; — paixões fortes, enérgicas, antes egoistas,         e concentradas do que afectuosas e expansivas. — Sonhos         guerreiros.                             +                   APENDICE ^ Tór         d) — Aptidões sociais : decididos, intrépidosarde acti-         vidade impaciente, os biliosos avançam por cita” de to-         das as dificuldades, nem desanimam em face" dê *nenhum         empreendimento. Quando se saibam dóminar;* podem         prestar relevantes serviços; contudo o génio altivo, do-         minador, que naturalmente possuem, suscita-lhas irredu-         tíveis oposições. Teem apresentação séca, brusca e con-                   vívio impertinente, desabrido.                             e) —Znclinagóes morais: dissimulação e desconfiança,         espírito previdente, —ciúme, ambição desmarcada, — ódio         entranhado, — cólera terrível, — às vezes, amor violento,         — teimosia, — actividade.                             3.º — Temperamento nervoso.                             a) — Sintomas físicos: cabelo e olhos claros, barba         precoce, — pele séca, face oval, fronte ampla, mento es-         guio, — corpo esbelto e magro, — pulso lento, mas sen-         . sível, — voz baixa, — palavra muito articulada, — modos         tfinidos e desastrados, — sensibilidade física muito viva.                             , b) — Predisposições patológicas: tóda a sorte de ne-         vroses.                             c) — Disposições psicológicas: inteligência variável,         mas espírito vivo e penetrante; — apreensão pronta de         verdades metafísicas; — imaginação brilhante e fecunda;         — sentimento do belo; — gôsto pelas artes e pela litera-         tura; — sensibilidade profunda, sob aparente insensibili-         dade ; — coração delicado, profundo e fiel; — vontade in-         termitente; — sonhos tristes. :                             d) — Aptidões sociais: convívio fácil e agradável, se         “não lhe excitam a sensibilidade; aliás melancólica e mi-         santropia; — alternativas de sobreexcitação e depressão.                             e) — Inclinações morais: sentimentalismo afectado,                             Me ev DIRECÇÃO, DE CoNSCiENCIA | BuU                   Ne. Y )         (— exaltação, excesiriciada da — veisatilidádé, A ância por         pep suaves e Rer agradáveis.                             4 o—— - Temperamento flegmático.                             a) — Caractéres físicos: cabelo fino, loiro, cinzento,         russo, ou ruivo, — pouca | batba, — olhos rajados ou aver-         dados, sem fogo, — tez pálida Ou levemente rosada, —         saliva: abundante; — corpo cheio, gordo, — músculos dé-         beis, — pulso lento, — movimentos vagarosos e' compassa-         dos, — voz fina.                             b) — Predisposições patológicas: apatia, engurgita-         mento. das glândulas, doenças crónicas (Descuret).                             c)— Disposições psicológicas: inteligência lúcida,         quási sempre judiciosa; — imaginação pobre; — insensi-         bilidade ; — coração. bom, mas frio; dedicado, mas reser-         vado; — sonhos agourentos. À                             d) — Aptidões sociais: trabalhos de grande fôlego,         mas sem originalidade; — pouca habilidade em negócios;         — timidez ; -— amor da solidão ;*— boas pessoas.                             'e) — Inclinagóes morais: inércia, desleixo, preguiça;         paciência e longanimidade; — perseverança; — falta de                             4                             carácter; — tendências para a E da nas bébidas |                             e no tabaco.         0 confessor e o temperamento de cada penitente                             — Precisam os Sanguineos de direcção benévola,         Era e constante e dum regulamento de vida bem orde-         nado. Apliquem- se primeiro às virtudes que condizem         com o seu carácter: beneficência, caridade, dedicação.         A. póuco e pouco cortem að supérfluo no comer e dispo-                             nham-se para uma alimentação simples e frugal. Os afec-:                             tos ʻe, ternuras do coração encaminhem-se antes para a                             ABENDICE a 139                             | Toerist e para os pobres. Entreguem-se a trabalhos         manuais prolongados e enfadosos, para amortecer os esti-         mulos da carne, é habituem-se a ser considerados e pru-         dentes. ;                   2.º — Os baliosos necessitam de formação ha pratica         da humildade, da condescendência e da mansidão; des-         confiem dos primeiros movimentos e impressões, não fa-         lem, nem obrem sem reflexão séria e ponderada; previ-         nam-se contra arrebatamentos, intransigências, actividade         febril, zêlo inconsiderado « e sonhos utópicos de fervor in-         “discreto.                   © 3.0 — Cumpre prevenir Os nervosos contra excentri-         cidades, sobreexcitações artificiais, impotências imaginá-                             .. rias, caprichos de carácter, depressões morais, desánimos.                             Chamem-se à piedade mais pelo sentimento do que por         razões sêcas, rígidas e austeras. Moderem discretamente         as impressões e transportes febrís, nas horas de incen-         drado fervor. .                             ^ 4.0 — Os flegmáticos poderão tornar-se virtuosos, in-         - fluenciados por um director, que estimule, arraste e des-         perte as energias latentes. Teem geralmente, diz o P.         | Debreyne, dois vícios capitais, dificílimos de combater ou         “prevenir, o onanismo na adolescência e o alcoolismo na         “idade viril. Debelados estes, fácil é formá-los nas virtu-         des, mas em virtudes que não exijam' grande soma de         sacrifícios, porque torna-os incapazes de grande esfórco a a         flegma apática, que os especializa.                             Pus | II — DOENÇAS                             1.0 — Repercussão na vida moral.                             E' variável, diz  Descüret, Gamidanta forem “agudas         ou crónicas as enfermidades. i                             I40 DIKEUCVAU APLs OI ANN mam, em                             A. — Doenças aguilas: no Drinin, causam desigual-         dads de carácter, acabrunham o espírito e trazem ideias         sombrias, tédios e aborrecimentos; — Vo paróxismo, pros-         tração da inteligência, tristeza, ira, impertinéncia, depra-         vação dos sentidos e susceptibilidades extraordinárias ;         para o fim, certa mudança das disposições morais.                             B.— Doenças crónicas. Diz Descuret: «tornam quást         sempre o carácter inquieto, irascível, sombrio, egoísta e         teem acção lenta, mas pronunciada sôbre a inteligência.         Os, bilio-nervosos, contudo, conservam ás vezes nas maio-         res doenças toda a loquacidade e lucidez de espírito, só-         mente a palavra torna-se-lhes acrijmoniosa e repassada de         melancolia. Na maior parte dos doentes, é pesada a ima-         ginação, nula a memória, nos casos de afecção mental,         particularmente»,                             Atitude do director com os doentes.                             O histerismo conduz à impaciência, ao amor e às         ahtipatias preconcebidas, — a paralisia às comoções la-         crimosas, — a JAdropisia, o reumatismo e a artrites         (gota) à irascibilidade, as moléstias cutâneas, igualmente, |         as doenças intestinais à tristeza, aborrecimento, enfado e.         espasmos e a tísica às ilusões. De sorte que: a) — aten-         derá o confessor à influência da doença para pesar a res-         ponsabilidade dos actos e do procedimento, porque as dis:         posições morbosas. podem diminuir notávelmente o vo-'         luntário.                   b) — Deve tratá-los com indulgência, atenção e co-         miseração.                   c) — Persuadí-los-há a que tomem com ânimo e per-         severança os remédios receitados para a cura,                   d)—e a que santifiquem. pela paciência a enfermi-         dade e os sofrimentos, €) procurando em motivos de fé         consolação e confôrto. para não sucumbir, nem dar lugar         ao desalento, aos queixumes e azed: me. |                             CAPÍTULO TERCEIRO                             du Diferentes espécies de Direcção -                             .. Vimos: no capítulo precedente, não só as disposições         gerais a exigir de todo e qualquer penitente, que pro-         cura santificar-se, mas tambem os princípios que devem         inspirar constantemente o confessor na direcção espiri-         tual, e bem assim os meios que importa empregar.                   Vamos ver agora na espécie, as leis que regem a                             -yida espiritual, proporcionando a cada classe de. peniten-                             tes os remédios mais salutares, para triunfarem das suas         - misérias e prosseguirem afoutamente no caminho da vir--         tude. A direcção, embora a mesma sempre nas linhas         gerais, varia de forma, ao adaptar-se às diferentes idades,         Vocações e estádios da vida espiritual.                             Estádios da vida espiritual         . 1— DIRECÇÃO DOS PECADORES.                             A I.^— Guerra que ao pecado deve mover o direc-         tor espiritual. Há-de consistir o seu primeiro empenho         , em arrancar os penitentes do domínio nefasto do pecado.         Nunca será demais o zélo em tão árduo mister, porque         impugnará o maior de todos os males, ou melhor, o         “único mal que existe, que por sua natureza visa a des-         trúir as divinas perfeiçõeste por conseguinte, a aniquilar         o próprio Deus, soberano Bem; o pecado arrebata, ou-         trosim, 20 homem 2 vida eterna e priva-o do obiecto su-                             Í                             142 DIRECÇÃO DE CONSCIENCIA                             premo; que pode únicamente satisfazer todas as suas as-         -pirações... | l                   Com efeito, ora iludido e enleado nas ciladas: do         demónio, ora fascinado pelas aparências sedutoras dos         bens limitados, ou então arrastado pela fôrça das paixões         impudentes da natureza decaída, quão fácil não é ao ho-         mem 'extraviar-se por: caminhos tortuosos, que o des-         viem do Bem Infinito de que falamos! Não pode pois         haver obra mais humanitária e santa do que lançar mão         firme do pecador, arrancá-lo ao império do mal e por         -conseguinte, à. eterna condenação e mesmo já neste,         mundo a êsse grande cortejo de misérias, que formam o         séquito lúgubre do pecado. Eis o que melhor do que         ninguem deverá compreender o sacerdote digno, isto é,         o padre abrasado no amor de Deus e no zêlo pela salva-         ção de seus irmãos enfêrmos. Recordará constantemente         a palavra do Salvador: «non veni vocare justos sed pecca-         tores. ..», e assim tornará incansável o seu zélo e inces-         -sante, de preferência para Os infelizes que tanto necessie         tam de médico. | i :                             2.? — Expedientes para 'desarraigar do pecado.                             Em toda a doença grave prescreve o médico regime         higiénico e fortificante, como: base para ulterior, trata-         mento. Antes de indicarmos remédios especiais para         cada enfermidade, apontémos os remédios gerais, qual         regimen fundamental na luta com o pecado.                   . Alêm do espírito de oração e de generosidade, que         garantem, no combate, . a cooperação da graça com a         vontade humana, necessário se torna Zncutir à alma gm,         horror profundo ao pecado.. Firmado‘ no coração este         sentimento, com raizes, não tanto fundamentadas em im-         pressões passageiras, como em convicções sólidas, de-         pressa se tornará impulsivo, comunicando à alma uma         ‘tenaz energia de resistência contra o mal. E” certo que         nada é comparável à aversão instintiva ao pecado, .que         desde a infância comunica ao indivíduo uma educação                             d                             /                             DIRECÇÃO DOS PECADORES I43         Í                   profundamente religiosa, mas a acção do confessor pode         até certo ponto suprir a primeira educação, e, fecundada         Pio graça, levar o penitente a detestar quàsi habitual-         mente, quanto possa macular a consciência, ferir a alma         € ofender a Deus. E, adquirida esta disposição, fácil «€         ~ decidir-se a: tomar cuidados contínuos e a empregar os         remédios que prescreve o médico espiritual, - E”, pof-         “ tânto, de suma importância infundir-lhe no. ânimo um         “horror santo por quanto possa ser nocivo à vida da                             » graça. A. — Para o que será táctica. excelente abor-                             ; dar a alma pelo seu lado mais fraco e acessivel,                             1:0 — A's pu muito amigas do aceio.e limpeza,                             4 cujos hábitos revelám tambem “gôsto pelas artes e pelo         - “belo, será oportuno descrever às monstruosidades, que                             “da order moral encerra e produz o pecado: 4) um ser         “despojado da sua beleza nativa, perde todo o encanto e         mui depressa, em contraste com a antiga gentileza, só                             “inspira horror e repugnáncia; assim o homem, quando                             cadáver, a quem com a vida foram arrebatados encantos         ;e formosura.                             Eis o que acontece tambem à alma morta pelo pe-                             “cado: privada da graça santificante, que era a sua vida         > sobrenatural, perde os encantos, brilho e formosura que a         * faziam émula dos Anjos! desaparecem dela, apagam-se,                             “os reflexos da divindade, para cederem o lugar a upa                             “E INTO         caque                             / hediondez asquerosa, como cadavérica |                             cs Mas, antes disso, nada tào repugnante, já.de         per si, como o pecado!... se tudo o que é desordem é                             . detestável, que diremos dum interior todo revolto, todo.         "sobressalto e inquietação, na' maior de todas as desor-         : dens; pela derrocada do edifício belíssimo, que Deus cons-         ' truíra pela graça e pelos mandamentos!                             /                             €) — B' abominável o espírito de revolução e anar-                             ` quia. Quanto nào foi indigno, revoltante e infame o pro-                             cedimento de Absalão em luta contra seu pai... e quarto                             - nãosé indigno, grosseiro e ignóbil o proceder co peca-         ` dor, revoltado contra Deusll... A                             à         uv.                             Dd e j ; " hx .         ! « 4 ; di^ : ; E.         144 >  , DIRECÇÃO DE CONSCIENCIA                             » i . Fe                             d) — B' triste, lastimoso, ó estado daquele que é de-         mente Pe que maior falta de senso, de juizo, do que a do                             pecador, que sacrifica os bens eternos às vilezas da terra,         o Set Incriado, o Infinito, ao transitório, criado e imper- ,                             feito | -Não pode o pecador admirar-se de Que haja Esaú         trocado a primogenitura por um 'prato de lentilhas |         e)j— Causa horror a crueldade no homem sanguiná-                             rio, particularmente quando se sacia em sangue inocente..                             Pois, com ós judeus que sacrificaram uma vez sobre o         Calvário, a Víctima mais” inocente, rivaliza o pecador,         “que fére com crueza a mesma Víctima muitas vezes!         Rursum crucifigentes sibimetipsis Filium Dei (Hebr. vi, 6.         f)—E a ingratidão, a negra ingratidão?! ha coisa mais         horrenda ?... pagar o bem, com; o mal mais atroz, fazer         do benefício recebido uma arma, uma espada para cravar         no peito do bemfeitor?... Como não estremecer de         horror, ao ouvir o povo de Deus reclamar em forte grita                             o sangue de Jesusl... E que não faz o ingrato pe-                             cador?...                             — Aos penitentes que teem paixão e arte em au-                             diese os haveres terrenos, precavendo- os contra tóda à |         sorte de ruína, urge descrever os horrívéis estragos |que-                             nos domínios da alma produz o pecado, as: ruínas - “que         acumula e a inépcia a que reduz as faculdades' morais.         Os incríveis flagelos que num só dia desencadeou Satan         sôbre o santo patriarca Job, são apenas uma imagem' pá-         lida dos grandes destroços que sôbre a alma, no mo-         mento do pecado, vêem acumular-se num instante os         “Anjos de Deus.                             Naufrágio tremendo, onde se submergem tantos me-:                             reciméntos, tantas graças, tantos sacrifícios |...                             E, por mais que fac» o pecador, emquanto perdurar:                             desci ace. nã sode- s-r meritória ' Des acção         alguma...                             !                             3: — A's almas, a quem repugna o sQjTimieuip, mas         fascina o prazer, descrevam- -se: ` Claramente os. terríveis                             / Q         is j u "t + f         hp. » . e H                             A                   y         Z,         +                             t. fo                             VeRO                             RE vã. ^5 72009". r RECEA DOS PECADORES 145         Y , castigos que já neste mundo Deus inflige pelo pecado, a         - crüa expiação que exige a su& justiça pelos pecados já         i; perdoados, e os incomportáveis tormentos que no inferno         vstorturam. os réprobos. Por outra parte, recordará as ine-.         Eres consolações que dispensará no céu às almas gene-         rosas “Aquele que prometeu não ficar sem recompensa.         ..um copo de água dado em seu nome. .e o cêntuplo         r. nésta vida: de quanto se abandonar por seu amor.                             us                             o. |         co le A9 — Aos de carácter altivo e notória independência,         E mostre quam humilhante e indigna é a escravidão ao pe-         *- cado... /;— como são pesadas e degradantes. as cadeias,                             “com que Satanás algema as suas infelizes vítimas, não só.         = com a esperança sinistra de as não restituir à liberdade,         é .04, ao menos: de as vexar rudemente' a cada passo que         2: dêem À’ "para se levantarem, mas- tambem no anseio cres-         = cente de as. qpnquistar por completo para o seu império         i crúel é tirnico... ;-- como são humilhantes os enrédos         - das paixões e dos maus hábitos que por tal forma aper-         “tam- e enlaçam o pecador, que nem a vergonha, nem o         remorso, nem a perspectiva das mais cruciantes. misérias,         ; conseguem, por vezes, desenlear |                             TRER 27         IRRE R rus A                             Ria s 7                             SA da         L-                             AT — Aos.de natureza sensível e delicada, em esbôço         iipido e surpreendente, represente o martírio atroz do-         ; “divino Crucificado. .., desvende os horríveis estigmas de”         “seus pés e. mãos, tôdas as chagas de sua carne santís-         i8 ma..., e. revele sobretudo à agonia crudelíssima do         “seu imaculado. ical sob a lügubre visão dos pecados         eo dos" homens; |                             Vs Ier e                             a         ap 39         | Observação: : 12 Outras TUM NU Hl há em que         ose pode inspirar, O confessor para, por forma nova e ori-         ~ ginal, sugerir: considerações mais efigazes, porque não                             g sega MENS                             repisándo ideias, hão-de ferir melhor. e avivar a atenção         e contrição. !                   1*.- ão se pense que pretendemos .circunscre:         “a caña uina das esicras supra enumeradas, corresvo                             “146 | DIRECÇÃO DE CONSCIENCIA         É P         dente categoria de almas € “que não “devamôs apresentar         à todas, reflexões diferentes ainda que não áptopriadas “a         “sua "mentalidade. Somos adversos a exclusivismos .e:exa-         .géros, pois tôdas as almas teem embrionáriamente: as .         mesmas tendências e gôstos e todas as considerações. lhes         podem mais ou menos convir. : E         p. — Textos eficacíssimos para excitar à contrição         perfeita: -                             1.º — Escritura: Egressus est a filia Sion omnis de-         cor ejus. Quomodo obscurátum est aurum, mutatus est         color optimus? (Thren. 1, Ó; Iv, I). Violabsnt me pro-         pter pugillum hordei et fragmen pánis (Ezech. xin, 14):         "Deum qui genuit te dereliquisti, et oblitus es Domini         créatoris tui (Deut. xxxir, 18). Si averterit se justus a.         justitia sua, omnes justitiae ejus quae fecerat non recor-         dabuntur (Ezech. xvu, 24). Quasi a facie colubri fuge `         peccata. Dentes leonis, dentes ejus, interficientes animas         hominum (Eccli. xxt, 2-3).                             2.0 — Santos Padres: Unusquisque peccando, ani-         mam suam diabolo vendit, accepta tanquam pretio dulce-         dine temporalis voluptatis (Aug.. in Rom.). Luges cor-         pus, a quo recessit anima, non luges animam a qua re-:         cessit Deus (Aug. Serm. 9). Qui facit peccatum. servus         est peccati et, quod pejus est, multorum servus: qui         subjectus est vitiis, multis se mominis addixit, ut servitio         ei exite vix liceat (Ambr. 1t Jacob. 3). Hoc sunt peccata         lapsis, quod grando frugíbus, quod turbidum sidus arbo-         ribus, quod armentis pestilens vastitas, quod navigiis         saeva tempestas: omnes scilicet, bonorum operum fruges         destruit, animi facultates cofrumpit, totum hominem ad         interitum ducit (Cyp. S. 5 de lapsis). Malorum omnium         maximum constat esse peccatum (Chyrs., Hom. :5: ad         penit.). » Crudelis et plane execranda malitia quae Dei.         potentiam, justitiam, sapientiam perire desiderat (Bern.         De resurrect.). Ouod in se est, omnia quoque quae Dei         sunt tollit et diripit. (Bern. Cur me graviori tuorum                             !         24                             DIFERENTES CATEGORIAS DE PECADORES 147 >                   X cu a lis" :                   criminum cruci : affixisti 2 Gravior apud me. peccatorum         .crüx;:in. qua-invitus pendeo, quam illa in quam, tui mi         -sertus,,ascendi" (Bern. Serm. 18).. Cur addimus afflictio-         nem afflicto? Magis aggravant Christum vulnera peccati         rr quam Yulniera corpos sui (Bern.).                             “AI DIRECÇÃO DAS DIFERENTES CATEGORIAS         | DE PECADORES `                             X e -Reduzem- se Siani a três šitai categorias, con-         “soanté a vida no pecado tem como origem : A) à impu-         ren — B) à njia, — C) a irreligião. .                             -D         e:                             y j                             had ES                             A= : Direcção das almas dominadas pela impureza                             , EO “Merecem toda a compaixão e reclamam todo o. zelo         + ido Director as almas dominadas .por éste vício, como se B.         AN ^ verá pelas. Seguintes considerações :                             nth +         *-                             f                             idee À paixão impura gera uma infinidade a fal-         “tas e de crimes. O que não admira, constatado como         “está, que é ela, em suma, a aberração dum dos instintos         * mais impétuosos da natureza humana. E’ de notar que a         . Providência se empenhou em facilitar ao homem, me-         ;diante o prazer, o cumprimento dos deveres primordiais +         “que:lhe impõe a natureza: conservação da espécie, con- *         “servação do indivíduo e desenvolvimento das faculdades         -humánas ; proporcionou mesmo à importância do: dever         “a 'inténsidade do.gózo.e a impetuosidade da paixão. «A         *estas inclinações providenciais, radicalmente honestas, sol- .         . tóu.as rédeas o pecado original, e desde esse dia elas se         “Jançam inconsiderádamente para o objecto dos seus ape-         .'&tites; com mais ímpeto porêm a mais fogosa, a paixão         t Ro “impura, de facto brutalmente arrastada para os prazeres         i “mais violentos. Sem disciplina austera que a obrigue a         y à "entrar na ordem do seu fim próvidencial, conduz fatal-         . ^mente'de abismo em abismo os infelizes que sé subme-         : tem à sua tirania, Paixão maldita, que nunca diz: «basta»                             $                             ^ — eec TTE di A À         PUE wq 3         +. Fx sB-                             148 CONSCIENCIA 2. 2 PEE                             a                                                           : "o E ovx oo.         .porque jamais se sacia. E^ o que a experiência de todos:         os dias comprova, pois o impudico multiplica .de contí-         nuo as suas faltas, sobretudo interiores, com uma abun-         . dáncia incalculável, e não pode passar dia, nem hora,         ;sém pecar gravemente, por pensamentos e desejos, pelo         fmenos. Donde para êle; impossível- realizar a importan-. ‘-         tissima recomendação do Salvador: «estotepdrati».                             2.º — Estas faltas, por efeito dò abalo profundo que         produzem no sistema nervoso e dá violência do prazer,         orgânico, que as acompanha, imprimem à natureza tra-         ços indéleveis, que facilitam repetirem-se sem conta e ge--""                   : ram" depois o hábito, que por sua vez se torna quasi in-. :                             s'tüestrütível; 6.o quê constitui o: perigo principal da: in         "4 o di: | | dms         E "S         + pureza. | s | Midi o O 4g         y '34.^ — Emfim, éste. vício torna-se para Os cristãos, .                             7 praticantes um perigo frequente de sacrilégio, por ¿duas .         ^ razõês: à prifeira, porque não há pecados que tanto         .custem a declarar.na confissão: como os pecados impu-         ros; têem em si álgo de tão degradante, que procuram         de cóntínuo as trevas, .o-disfarce e o esquêcimento. Para»...         escapar à vergonha e -desprêzo,. habitua-se o impudico à `-         mentíra, à dissimulágáo*'e (à hipocrisia, encobrindo até         . malcom aparências de virtude, de sorté a “incarnar-se         * por-fal.modo nêle o hábito da duplicidade:que nenhum         meid:humano há capaz de o:mover a declarar-se, e assim,         ou esconde as faltas completamente, ou então faz uma         “acusação tão vaga e omissa; que o mesmo é que reticên-         cia Sacrílega. ` zd | |         A segunda causa de sacrilégio dá-se com os que,.,         tendo adquirido o hábito de se acusarem perfeitamente : *         de todas as misérias, isto. é, com verdade e sinceridade, ..         não teem, nas confissões, contrição verdadeira, nem pros.         «pósito firme. Abrem- à consciência, declaram todas as         * torpezas, mas não sacodem o jugo pesado do hábito .im- >         puro, nào renunciam 'enérgicaménte: ao^ vício maldito, de         “quê se tornaram escravos. B quântãs: vezes, por isso,                             ES ou wa Va t.         E. jib 2!» a o         7 P AA e {Ai FC ED . x À                   T ru. $^ mw dio. o TA o o .                             e                             DIFERENTES CATEGORIAS DE PECADORES 149                             w A         1 .                             “perdem o pôstorpela oração, endurecein o coração e fes         "cham a porta da alma à graça e ao- arrependimento lzzZ         - Dohde, nào admira que Santo Afonso afirme que non         venta e nove por'cento dos que se condenam, devem à         impureza a sua eterna perdição. Bastem estas conside- .         “ftações para inflamar o zélo do homem de Deus, que tem         à seu cuidado lançar mão firmé aos naufragados na im-         pureza. Feliz o impudico que tenha a. sorte de encon-         trar, no caminho, o bom Samaritano, que derrame sôbre         as,suas chagas o remédio'santo e salutar, que lhe pro-         porcionará a cura! ——         Note-se, entretanto, qne a tarefa é árdua e penosa.         - Para tirar do abismo o desgraçado, quantos, estádios.         a percorrer!... arrancar-lhe, ài força de paciência: e de         santas indústrias, uma sincera acusação....' dissipar dê         diante dos seus olhos a nuvem tenebrosa que lhe“óculta         “o horror e-o perigo do estado da sua' consciência... ., res-         “ tituir-lhe a dignidade e nobreza, de que se privou... tó-         - nificar-lhe a vontade, que tanto rebaixou, sob os vis int-         ` pulsos 'das míseras paixões... retemperar com 0 sobrena-         tural, uma alma que tanto se materialisou com a violén-.         “cia infeene da carne... soerguer.para.o céu: aspirações         que pa q se mergülharam na lamã'e-na imun-                             o                              dície. oh! emprêsa magna, rude e escabrosa, que         exige a maior soma de zêlo no que se: abalangar acefec-,                             ,tu- Ja m. | mo. Ki                             Lr                             4.º -— Obrigações do Confessor.         a) — Empenhe-se em obter confissão sincera                             Como dissemos, o vício impuro procura às, trevas,         esconde- -se; e, O impudico obrigado a declarar-se, treme         e Cora, por isso que tais acusações repugnam mais que         “quaisquer outras. Pelo-que, as pobres almas, feridas pelo         contágio imundo, que no princípio não tiveram a felici-         “dade de topar com director hábil'e sagaz, que prescru-         tâsse até ao mais íntimo as süas misérias e as levasse a                             ~-                             150 | DIRECÇÃO DE; CONSCIENCIA -                             uma sincera e completa. dêdiaraçãol reBignaram-se; infe-.         | lizes! a um triste e criminoso silêncio, ou quando muito,         apenas denunciaram tímidamente algum pensamento cbn-         sentido ou desejo mais ou menos demorado. Mas, é in-         «dispensável, custe o que custar, para curar a chaga, des- .         cobri-la completamente; quando a gangrêna começa de         invadir o organismo, ai do médico que não corta e reta-         lha, a tempo de salvar o que está são! Urge, pois, que         o 'confessor revolva e explore até ao mais íntimo da         alma. Com toda a arte, qual médico experimentado,         com toda a delicadeza qual irmã de caridade, sonde         corajosamente a chaga em toda a profundidade. Sem cu-         riosidade lasciva, mas tambem: sem pejo descabido e cul-         pável, leve as investigações até ao mais recôndito da         .éonsciéncia) revolvendo imaginações, pensamentos, dese-         jos, palavras, olhares e acções, inteirando-se das circuns-         táncias que agravam ou mudam a espécie, até juizo pet-         “feito e pleno de toda a enfermidade. Realize este traba-         -]ho, debaixo do olhar de Deus, movido pelo espírito de         “fé, com a segurança e firmeza do perito, que sábe da         “sua arte e com a paciência e bondade da mãe que trata         . seu” filho. Hesitações importunas, manifestações de es-         | pânto, enfado e precipitação, podem frustrar declarações         já esboçadas; por isso, antes animado pelo auxílio, que         implorou do Senhor em prece-ardente, convicto e fir-         mado na autoridade de sacerdote, com o coração a arder         em zêlo e a alma retemperada no amor inviolável da pu-         reza, inclíne-se misericordiosamente para a alma ferida,         ausculte-a minuciosamente e só se levante quando tenha         posto a descoberto todo o mal.'                             “b)-— Investigue as causas do mal.                   Para criteriosamente tratar uma doença é necessário         conhecer-lhe as causás. Indague, portanto, com diligên-         cia, o médico espiritual as origens donde procedem as         faltas. Umas vezes, é uma afeição sensual, mal reprimida, .         que sugere devaneios lübricos e imaginações voluptuo-         Sas..., outras, serão comunicações e trato imprudentes,                   J ; sA 4                             J . A                             P                             dà ^ APT.) i                             “+ DIFERENTES CATEGORIAS DE PECADORES bas                             E                             que originam ocasiões perigosas e sensações impuras...;         pode ser tambem a frequência com pessoas incontifentes :                             nas acções e nas palavras... Indagando mais, nào serão s                             as revoltas da carne fomentadas por mesa lauta e abun-                             . dante? por qualquer ocupação, menos conforme ás exis. `                             géncias da modéstia? por leituras febrís e apaixodadas?         por divertimentos demasiado livres e impróprios? ou será         “Satanás o instigador, ou mesmo o$ tres inimigos juntos?         “Conforme a resposta a estes quesitos será, mais por üm         'modo ou por outro, a decisão do confessor, quando em         tal estudo empregue todo o estôrço e sagacidade.                             C) — Procure remediá-las. |                   . Feito o diagnóstico, advirta-se o enférmo da gravi-         dade do mal, receitem-se os remédios e estabeleça-se o re-         gime: Prevenir de tão grave estado os infelizes, tarefa é         “tão difícil quão delicada. Fazê-lo com despropósito, não         “seria ferir profundamente a disposição actual do peni-         «fente e redobrar para o futuro a dificuldade em se decla-         rar, bem como dar aso a novos sacrilégios? fazê-lo cair         “no abatimento, de forma paralizar qualquer. esfôrço de         . conversão? e, o que é pior, causar-lhe no ánimo horror         ^ pela confissão e desprêzo pelos sacramentos?                             | — E' indispensável, por certo, abrir os olhos a ce-         gos desta natureza..., despertar-lhes a alma entorpecida, <                             ., sensibilizar-Ihes o coração, formar-lhes rectamenté'a cons-         . ciência e fazer-lhes ver quanto é melindrosa a bela vir-         . tude da pureza; mas tudo, isto deve fazé-lo:o confessor         - sem desabrimento, sem brutal severidade, antes com . pa-         - . Ciência e extrêma caridade, Feita esta prevenção, urge         “fortificar a vontade, retemperá-la num banho santo de         - santa energia, dispô-la fortemente para a luta e levá-la         com esfôrço valoroso para o combate. Topar-se-há, por         .. vezes, desanimada e abatida. Imprima-se-lhe alento e         confiança, reacenda-se-lhe o entusiasmo pela: beleza da         “virtude e electrize-se-lhe o espírito pela consideração dos         “triunfos. obtidos, pela perspectiva de novos louros e pelos                   ~ exemplos admiráveis, que. êmos nas vidas dos Santos;                             y                             7. - RAM uf                             152 | DIRECÇÃO DE CONSCIENCIA                             -                             numa palavra, emposse-se da alma, dominando-a. pela in-         fluência fascinadora duma santa sugestão.                   Desde logo, èla estará disposta a receber todas «as         prescrições e a observar a regra de vida regeneradora de         que precisa; estará pronta a todos os sacrifícios e deci-         dida a todas as medidas de precaução,                   Por fim, só ficará o cuidado de garantir a perseve-         rança mediante contas prestadas regularmente e assídua         “vigilância do Director. E' entáo que necessário e impor-         tantíssimo se torna, para o pobre enférmo, que, longe de          vaguear de confessor em confessor, procure ser fiel às         prescrigóes de um só médico, que sonde e pense todas         as chagas, com zêlo ardente e caridade extréma.                             5.º — Considerações utilíssimas para esforçar o         penitente na prática da virtude da pureza.                             . A. — Fundar-se primeiro em motivos de ordem so-         brenatural; só estes podem produzir a contrição neces-         .Sária para a absolvição e tambem, são por si os mais         eficazes: |                             a) — Infundir no ánimo do pecador grande horror ao         vício impuro. O próprio Deus recorreu a tal processo no         A. Testamento, para reprimir as paixões do seu povo:         feriu com golpes terríveis e por. fim com o dilúvio, o         mundo corrompído e no tempo de Abraão consumiu e         abrasou com uma chuva de fogo as cidades de Sodoma e         Gomorra, bem como toda a Pentápole.                   Demais, considerem os impudicos as seguintes pas-         sagens dos livros Santos e dos Padres da Igreja:                             Non permanebit spiritus meus in homine in aeter-         num, quia caro est (Gen. vr, 3). Neque fornicarii, neque         adulteri, neque molles... regnum Dei possidebunt (I Cor.         VI, IO). Nescitis quoniam corpora vestra, membra sunt         Christi? Tollens ergo membra Christi, faciam. membra         meretricis? (I Cor. vr, 5). Sciat unusquisque. vestrum                             “DIFERENTES CATEGORIAS DE PECADORES 153                             vas suum possidere in sanctificatione et honore (I Thess.         iv, 3): Fornicatores et adultores judicabit Deus (Hebr.         var 3). Fornicatio et omnis immunditia nec nominetur         in vobis, sicut decet sanctos (Eph. v, 3). Hoc scitote in-         telligentes, quod omnis fornicator aut immundus non         . habet haereditatem in regno Christi et Dei (Eph. v, 5).         — Ubi incipit quis luxuriari, incipit deviare a vera         fide (Amb. Ep. ad Sab.)) Ex quo luxuria cujusquam.         mentem..occupaverit, vix eum bona cogitare permittit.         (Grep. 22 moral). De luxuria coecitas mentis, odium         Dei, affectus praesentis saeculi, horrcr autem aut despe-         ratio -futuri generantur (Greg. I3 moral). Quanta ini-         quitas et quam lugenda perversitas, ut animam quam         Christus sanguine suo redemit, luxuriosus quisque, prop-         pter unius momenti delectationom, diabolo vendat (Aug.         Serm. 250 de temp.)  Lascivia mater impoenitentiae         (Cvpr. de bono pud.) |         b) — Iuspirar-Ihe ao mesmo tempo grdnde estima pela         virtude da pureza, porque só o temor da luxúria pelos         seus efeitos perniciosos, nem sempre convence, pelo mo-         tivo de só serem palpáveis e terríveis após longa série         de excessos; por isso, tais considerações deixam quasi         sempre insensível e até scéptico o penitente, que consigo         pensa nunca chegar a grandes desregramentos. E, mesmo         que concebesse sério horror pelo vício impuro, bem de-         pressa êste sentimento se apagaria, porque facilmente         nos familiarizamos com:o perigo e, além disso, «violenta         non durant». E preferível, pois, insistir sobre a beleza e         encanto da virtude, até radicar por ela no ânimo de cada         um grande apreço e amor verdadeiro. |         * Mostre-se como a pureza nos aproxima do estado         da integridade original, nos torna émulos dos Anjos, fi-         lhos de Deus e herdeiros da recompensa eterna; como.         Jesus testemunhou sempre predileção por ela, nas pes-         soas da Virgem, sua Mãe, de S. José, de S. João, das         criancinhas..., a glória particular que na eternidade         reserva o Cordeiro Imaculado à virgindade.. , como a                             4r L^         pur ei 2nd. a E 'consolida a: espêrança,. alimenta a eris i         idade, imprime vigor e fprtaleza. Cristã, opera prodígios `         "admiráveis de dedicagao*e encontra ocasiões numerosas *         de: pagar, na luta, a pena temporal e; de alcançar: mere- 1         cimentos incalculáveis. .;, como 'émfim foram incoffipa- | À         Táveišģe sublimes os triunfos désta virtude no decurso ;         dos séculos, depois de Jesus- Cristo, particularmente no         temps, ‘das perseguições. .. | A oe A.                                                         asa [DAS “DIRECÇÃO: DE Sy I É "2 ) 4 zu FT                             uv -— Subsidibriamente, — recorrer, com .almas de A         naei, particularmente, a motivos: e considerações dé.         “ordem: i rod atural? estragos que .catisa à impurezá em, tudo: |         quanto &nobre apanágio do homem: enfraquecimento: 1         das fhcildades mentais, * efeminação: da vontáde, » ruínas ^         dos Sentimentos nobres e delicados, falta deidignidade         humana, escravidão” vergonhosa, remorsos, tédios,: tris-         teza... enfermidades, ruína da saude, „velhice. precoce...         ,emfim, um cortejo interminável de calamidades que a lùt `         ixúria acarreta comsigo |. ! | E                             2 Observação. —E' evidente que não devem: feria se. to-         das estas'cordas ao mesmo tempo esesgotar por-uma ver         reflexões tão profícuas e valiosas. ' Cumpre variá-las e al-         terná-las, para que o interésse da novidade fira a átengao                   e reforce as considerações do director; e como,a guerra ..         de bloqueio contra a impureza, é ordinariamente demo-         tada, . vantagem será haver no arsedal, de reserva, muni- .         ções em abundância. Procure tambem as considerações |         .mais consentáneas à mentalidade e temperamento: do.in- .         divíduo..” | | ES ON A                             “126 — Remédios ʻe garantias de triunfo "ia luta         contra, ;a luxúria. | ese nho aa                             " 181! MR                             i$ APR eri dois enunciados o que cumpre fazer -         O tratamento das almas atacadas pela luxúria: enfra.         quecer a carne — e jorüfica; o espirito.                   De. facto, é ,a irhpureza o triunfo da carne sobre O                             o, A ^         cos É .7wN n " á u- s J         m ow va 2 ais á ^ - i; ^ r , ^g E sa 1 » a * 2                             $O*T ui DIFEREETES CATEGORIAS DE PECADORES | 155         MICE E. o * ae P         ; espirito. Com" um 1 egóísmo revoltante: e "crudis inaffdita, E         | o corpo sacrificar às suds ignÓbeis satisfações os interesses         iri p da'almá,-e reduz à &écravidào mais miserável         t està sua companheira, que Deus lhe deu para o govêr-         nar Contudo esta não chega sem luta a tal abjecção,         « porque: tem consciência da sua dignidade e supëtiori* >         < dade; tenta primeiro reagir e fazer valer as'suas. frobres         eien, entrando em duelo com o seu fetoz inimábo,         deante-do qual quando sucumbe, é por falta de prépara-         “ção: para o combate;e porque muitas vezes o poupo4, , ém         -vez'de jugular; ao passo que éste, por.sua parte, se pfe-         | parava e avançava ousadamente, de 'COffcurso com «os         seus: aliados temíveis, mundo e diabo. Importa, , pois,         para rétomar:a ofensiva, recuperar forças e dividit, Jens         : débilitar até à derrota, o adver: sario.                             S É                             TS — Debilitar a T dos inimigos:         de aw                   a) — submeter a carne à disciplina da mortificação”         cesis os de temperamento sanguíneo praticaráo, a $0- ,          briédade no comer e no beber, banindo em particular”         | alimentação muito reconfortante; os nervosos hão-de evi- |         tar excitantes, e os de natureza exuberante hão-de, recor*         rer a penitências corporais, às vezes à macerações, na me-         -dida da prudência, como deixamos dito, a” quando «da         | mortificação»; e todos, de necessidade, se hão-de entre-         gara0 trabalho e a ocupações, porque a ociosidade, é         - grande. inimiga da virtude. 5)— O segundo inimigo — `         o- mudo — tenha-se a distância pela fuga das ocasiões :.         . companhias, espectáculos, divertimentos, módas vii         ; rias à:modéstia cristã... (Vid. supra-Das ocasiões).         5 => Afugente-se o demónio, absorvendo o espírito em ub -         ` pações sérias e úteis, frequentando a Eucaristia, émpre-         -gando os Sacramentais; emfim, vigiando- o continufmente.                             ? — For "ip a alma, —à) pelo concurso das suas         aliadas dr. m tuais, especiaimente pelo alto patrocínio da         Vircem Imaculada, Mãe de -Deus e mãe da castidade; -                             da                             I s6 Ce DACDNQA DUUM                             à) sKodtlando gia, piedade .pelo'adxflio dã-graça, sob         todas. ^as formas : ` "Oracadítmneditatib e 3frticuldrmente.a.         confissão e comunhão.                   ^7 Corolário. Práticas muito úteis” eeficazes pará vi-.         ver castamente: 1. — Enquanto não estiver extirpado dé         todo o mau hábito, confessar-s& muitas vezes; mesmo         logo depois da queda e, quanto. possítel, do mesmo cort-         fessor. E^, pi que recomenda, Toleto.na sua Suma,         l:.5,:cap. 39-2. 2. — Comungar frequentemente e até         todos. os "dia com o maior fervor: 3. — Recitar: pela         manhã e à noite 3*Ave- Marias, com a invôcação : 6-Ma-         ria, concébida sem pecado...; a oreet 6 Senhora Mmi         nha, ó'minha mig! eu me ofereço. . 4. —— A adorme-         cer, ficar com'o terço na mão' e bat nos «novisimo$».         s. -— Pela manhã, ajoelhar diante duma imagem ,dà:Vir:         gem, estendendo para ela as:mãos, com promessarde as         não manchar nêsse dia. 6:-—Reiterar todos os dias-diante |         do Crucifixo a resolução de conservar puras, as mãos, “em.         "honra das: Chagas das mãos do Senhór e do Sangue pu-         ,tíssimozque derramáram. 7.—- Ter a.coragem de Se.im-         spor uma, penitência por qualquer falta grave. contrà a.         pureza, v. g. a Via-Sacra, uma esmola; tal privacáo;: "ete,         3: — habituar-se a trazer no pensamento a lembranga: da:         presença de, Deus, do Anjo da Guarda e recorrêr frez         qüentementé as orações jaculatórias.                             > A "a                             | B. + Direcção das almas, atreitas à injtistiga -                             É -objecto de solicitude particular do cónfessor a ih-,         Justiça, porque é ela prejudicialíssima à vida dá gracá;-         tanto mais que se comete muito facilmente e : pov -fnuitos         modos. | VR         2 — A cubiça, (a séde de Erro e de riqueza), ar-,         pista muitos homens para os caminhos da injustiça.,                   O furto pratica-se por muitas formas, às vezês bem .         sabtís : cobrar lucros demasiados no: comércio... «lograr                             no pêso e na qualidade... contraír dividas, - que"-depois                             DIPERÊNTES CATEGORIAS DE PECADORES 157         4 W^ ES a `- x ^ LN | e.                             . a rae oT SX dd | * Ms         se não . poderão solver, sscolôcar-se:ém condições de'as”         "x a —— " a” ~ a ha "1 a" P F M: é Era A dá .         : “não «satisfazer: .+recebér, por^fráudé; salário que nào.Íoi         ,ganhó:.*''aconselhar à injustiça e- participar... .réter- .         yo E? d 2.2: .44 a . e E         “objectos -achados;. "emprestados ou roubados, etc.         ^ n . a ne , T                             2º— À injustiça deve repugnar a toda a alma cristã.                             a) — E' uma falta das de maior risco para a salva- `         “ção, porque .quando instalada na alma, arrasta-a aos peo-         „reg excêssos; ha posse do fruto do seu crime, é dificí-         Srlimo desapossá-la dele e obrigá-la a restituir. |         £ ' "Mostra a experiência que furtos se cometem muitos,         e restituições se fazem poucas, e contudo é certissimo o         axioma: «sem restituição, nào pode haver perdão»; «ne-                   ` que fures regnum Dei possidebunt», diz S. Paulo (I Cor.                   - vi, 10). 2)-— À injustiça é um dos principais fermentos                   » dasdesorganisação social. Favorece o culpado e deprime -         « O: inocente; confia ao crime a distribuição dos bens                   S deste mundo, que bruscamente desloca; é mãe da men-         fíra?;da violência, da ferocidade, outros tantos flagelos, (e.         üg perturbam. o viver social. Quantos crimes não teem. -         como móbil apenas o furto! c) — Entre cristãos, o furto -         desprestigia-a religião. . ., porque, é de notar, o hábito                   “des furtar concilia-se bastante com uma certa religiosi-         dade...; será o senso da probidade corrompido e em-                   =. botadó, que nào faz sentir, como faltas, hábitos que a         «princípio Sé justificou com escusas faceis?.. será o ins-                   : “tânto de .hipocrista, qué pretende “iludir suspeitas ou in-                   'Acrimirfagóes já esboçadas?. . O facto existe e.os efeitos ,                   : »são: descrédito para a religião e certo receio de solida-                   . riedade com os crentes e probos, porque com êstes se         7acotovelam ésses tais frequentemente nos exercícios de                   " piedade, |                   E c p                             : “30 — Para radicar no ánimo do penitente o espirito         de probidade, submeta-o com persuasão, às considerações         “seguintes: — 2) — Deus tem horror à injustiça e palavras         terríveis de reprovação para os que a cometem: «negue                             ^ ae         * E 1         g                             —— » E         5 » 3 - "UT. PONE 7M         f d a ^, 2S f Lu NP À                   " , |         w "]                             758 : T ingoctosi gonsider `s s Ro                             ' $ é         » *                             "fures * eftt Dei Jossibedunt»t ^B — Deus. Vela pelos         . direitas, de cada um; disposição: providencial, sem. a. qual"         * Equilibrio imposible en la sociedad. , Genial, * oh, sin robo.         * enriquece, porque Dios tiene mil formas de hacer:         «Eso: fue-mal adquirido. - c) - E '. la injusticia, después de:.         lujuria. la principal causa de la perdición de los hombres, por:         que sin restitución no puede haber perdón. Ahora, cuando         y cuántos se niegan a reembolsar | - d) - para qué,         fuerte locura ... si tienes la injusticia de retribuir, "¿cómo         ¿Quién se benefició? y cuantos embargos por el efecto.         tuar! l ... si no se restaura, no se guarda, - e) - Las causas "         Los principales para cubrir al otro son: el ihveja, el odio, el         orgullo y ambición. - f) - La injusticia es deshonra e indiscutible.         dignidad para el hombre que se respeta a sí mismo: si la comete,         es wifeza, si abiertamente, es una brecha que abre         en "su" teputación. - g) - ¿Por qué debo hacer a los demás lo que         * No quiero que me hagan a mi ?.         Descubrimiento de la causa o causas de la injusticia, - la cultura         ¿carruaje? a la vanidad? ¿Los celos? ¿la envidia? la intemperanga? ,         ¿Es la pereza? - Lucharán entre sí por los medios que se les opongan.         rtually registraremos en el transcurso de este trabajo. ^ *                             *                             €. - Dirección de las almas dominadas por la irreligión.         y de la         ¿Cómo se reconocen? - por ds al bajo de res-         pecho a Dios, o por ataques directos RE: a Di- `         próximo.         p Nuestro grupo de deberes para con Dios: si está bajo -         “Categorías, en número de ocho; infringir cualquiera, está en.         religión dictum de falta de espíritu.                             1º —— Respeto debido a la Majestad de Dios. Pregúntese '         seriamente en contra de este deber: 4) dedicar tiempo a         despreciable sin pensar en Dios y sin dirigir las oraciones y         debido culto; 4) desnaturalizar las prácticas religiosas, con         verterlos (o mezclarlos) "en prácticas supersticiosas         e ridículas; c) referindo ao demónio relações que só de-         vemos ter com Deus: adivinhação, magia, feitiçatia, sor-                             4         o         '         A a -—                             DIFERENTES CATEGORIAS DE PECADORES “TS                             tilégio, nigromância, etc. d) apoiando com votações os         inimigos de Deus e da religião. |                             2º — Respeito devido ao nome de Deus. — Ha infrac-         ção grave: a) quando se invoca o nome de Deus em         . testemunho da mentira ou como garantia de compro-         missos iníquos (perjúrio e juramento. promissório); 5)         quando se fala desdenhosa ou injuriosamente, de Deus,         dos Santos e coisas sagradas, ou quando se coopera (es-         crevendo ou assinando) com revistas ou produções blas-         “têmas (blasfêmia oral ou escrita).                             3º — Respeito à palavra de Deus.         > Quem duvidar voluntâriamente..., pusér a ridículo,         passagens da Ságrada Escritura... ou tratar com des-         dêm e desprêzo a doutrina revelada, comete falta gráve.                             4º — Respeito às pessoas consagradas a Deus.                   . Falta-se a êste dever a) maltratando-as físicamente,         Ë) violando os votos que as consagram a Deus; c) insul-.         tando-as, ou criticando injuriosamente, d) desprestigiando         o padre pela calúnia... por insinuações malévolas...         pela propalação de escândalos sensacionais... e) atacando         com. afinco, desdém e sistemàticamente as ordens reli- .         “giosas, As                             5.º — Respeito devido às coisas sagradas e institui-         ções divinas. !         5 . Ha falta grave: a) quando alguem se confessa sem         “sinceridade e sem propósito firme; 4) quando sciente-         . mente recebe em pecado mortal a SS.”* Eucaristia; c)         quando recebe indignamente qualquer sacramento; dæ)         quando subtrai em quantidade grave qualquer haver, per-         tenga da igreja ou coopera para isso; <) quando pratica                             tráfico venal com cousas espirituais (simonia). > `                             . 6* — Respeito devido aos lugares sagrados. |         . E' pecado mortal: a) praticar em lugar sagrado                             x 2 EN ST *         ! "s *                             160: 3 DIRECÇÃO. Se SonscieNcia- 4                             - »                             acções gravemente criminosas; =») Iprofatar ÒS. Cémitérioo         com inumações proibidas ; c) violar as leis da clausura                             monástica.                             — Respeito devido aos Domingos e dias santifi-         e                             Ha violação grave: a) trabalhando sem necessidade                             evidente por tempo considerável em obras servís; b) fal-         tando à missa, sem impedimento legítimo, ou estando a         ela voluntariamente sem atenção. -                             ; 8: — Respeito devido às promessas e votos.         E” pecado mortal violá-los quando obrigam sob         pena grave.                             * 1. — Como, dum modo geral, levantar, o senti-         mento religioso de tais penitentes ? |                             Por considerações como as que seguem:                             a) — Os deveres para com Deus são os de maior         importância. Ninguem como Deus tem sobre nós tantos         direitos... Não é contrasenso respeitar os direitos dos         outros e não os de Deus?                   6) — São os deveres mais urgentes. Acatá-los e re-         conhecê-los é corresponder à necessidade mais imperiosa,         . profunda e íntima da nossa natureza. E' um monstro o                             -                             homem irreligioso; um sábio definiu o homem por estas |                             palavras: «o homem é um animal religioso».         j f         C) — São os mais proficuos. Orientando-nos para o         Bem Supremo, necessàriamente encaminham para a Su-         - prema. Beatitude. ..; predispondo em nosso favor a di-         vina Misericórdia, acarretam ao mesmo tempo bençãos         incomparáveis.                             d) — Flagelos tremendos tem descarregado sobre os                             `                             x                             DIFERENTES CATEGORIAS DE PECADORES IĜI                             „povos a. violação dêstes deveres.. Com fomes, estiagens e         mortandades, feriu Deus muitas vezes o seu povo, por se         «Voltar para deuses alheios.         e) — Ai do homem, da família e da sociedade sem         Deus! Em que princípios se hão de fundar para a paz,         ' concórdia e harmonia social? que freio hão-de opôr às         paixões? e onde buscar bálsamo e consolações nas con-         trariedades da vida?...         . .*1.5— Como elucidar e convencer (em especial)         um espírito anti-religioso ? |                             — Procure-se a causa da irreligiáo para a combater e         desarreigar; dissipe-se ignorância e preconceitos; reti-         rem-se ou mneutralizem-se influências más ou perigosas;                   - torne-se simpática, quanto possível, a pessoa do padre.                   E’ claro, que, sendo o homem obra de Deus, a ver-         dadeira religião, que regula as suas relações com o Cria-         dor, há-de com certeza, corresponder às necessidades         mais íntimas da natureza, e, por conseguinte às aspira-         ções tambem de todo o coração bem formado e não de-         pravado. O facto de haver homens realmente adversos à         religião, é apenas efeito da depravação, de deformação                    Tmehtal ou da ignorância. Pelo que, se impõe urgente-         mente a necessidade de extirpar a causa dum tal estado         “de espírito. ?                             a) —Para certos espíritos superficiais e malévolos, os         nossos dogmas não passam de concepções ingénuas, in-         .dígnas de inteligências nobres e que se respeitam; as         prescrições morais são disciplina arbitrária, deprimente e         até anti-natural; as ceremónias da Liturgia, comédia ri-         dícula, superstição, idolatria; os padres uns ociosos, igno-